Iglesia en España Nacional

Cardenal Schönborn en el KAICIID: “No se puede imaginar la religión sin responsabilidad”

Christoph Schönborn, O. P.

Cardenal Schönborn en el KAICIID: “No se puede imaginar la religión sin responsabilidad”

El Cardenal Christoph Schönborn, O.P., Arzobispo de Viena, explicó en el Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) el potencial del diálogo interreligioso para alcanzar la paz. “En muchas religiones creemos que, tras esta vida terrenal, debemos rendir cuentas por nuestras vidas, que seremos juzgados por lo que hemos hecho. No se puede imaginar la religión sin responsabilidad, una responsabilidad común por el bien común.”

“Creo que no seremos juzgados por nuestra religión, sino por la pregunta: ¿Qué has hecho por la justicia en el mundo? ¿Por los hambrientos? ¿Por los refugiados? ¿Por los pobres, los necesitados? ¿Qué has hecho por las necesidades ecológicas de nuestro planeta? Existe una responsabilidad común, y sobre esta responsabilidad común no solo tenemos que hablar, sino que tenemos que trabajar juntos.”

El Cardenal Schönborn pronunció el discurso de apertura del coloquio “Nostra Aetate en nuestro tiempo: Las relaciones interreligiosas 50 años después del Concilio Vaticano II”, que se celebró el 19 de noviembre y reunió a representantes de comunidades religiosas de Austria y a la Junta Directiva del KAICIID en el Centro Internacional de Diálogo. Durante el acto, el Cardenal también hizo referencia a los recientes ataques en París, Beirut, África y Asia. “Ese no es el camino”, afirmó. “La humanidad es una gran familia. Esa es la simple y principal razón por la que es necesario el diálogo, porque siendo vecinos, tenemos que hablarnos”.

Su Eminencia expuso también tres argumentos de la Declaración Nostra Aetate para ilustrar la necesidad del diálogo interreligioso: todos vivimos en un mismo mundo y la humanidad constituye una familia; la chispa de lo divino vive en todos nosotros, y compartimos la responsabilidad del bien común. Explicó que estas tres razones “son suficientes para apoyar los esfuerzos del KAICIID a favor del diálogo interreligioso e intercultural”.

El Secretario General del KAICIID, Faisal Bin Muaammar, se refirió a esta Declaración como un hito que redefinió la relación de la Iglesia Católica con otras religiones. Reconoció que «fue un logro que merece ser reconocido, porque el diálogo interreligioso puede dar respuesta a algunos de los grandes retos que el mundo afronta hoy día».

“Nuestro diálogo global no está completo sin los líderes religiosos y las comunidades. Necesitamos incluir la sabiduría de las personas religiosas para promover el diálogo como medio para consolidar la paz”, dijo el Secretario General. Explicó también cómo el Centro debe su fundación a la visión de dos líderes religiosos: el difunto Custodio de las dos Sagradas Mezquitas, el Rey Abdallah bin Abdul Aziz, y Su Santidad el Papa Benedicto XVI.

“El Rey Abdallah tenía la visión de implementar el diálogo interreligioso e intercultural entre creyentes de diferentes religiones y tradiciones para mejorar la convivencia pacífica. Siguiendo esa visión, con el apoyo de nuestros Estados miembros y la Santa Sede como el Observador Fundador, el KAICIID está tratando de tender puentes alrededor del mundo”.

Durante el simposio, los oradores debatieron las perspectivas ecuménicas de la Declaración, su impacto sobre las religiones abrahámicas y el futuro del diálogo interreligioso. Entre los oradores de este acto multirreligioso estuvieron los miembros de la Junta Directiva del KAICIID: el Padre Miguel AyusoSwami AgniveshS.E. el Metropolitano Emmanuel, el Dr. Seyyed Ata’ollah Mohajerani, la Reverenda Kosho Niwano, el Reverendo Mark Poulson, el Gran Rabino David Rosen y elDr. Mohammad Sammak. A ellos se unieron Bhai Sahib Mohinder, Singh mukhi-Sewadar del Guru Nanak Nishkam Sewak, la Profesora Ingeborg Gabriel, directora del Instituto de Ética Social de la Universidad de Viena, y la Profesora Susanne Heine, del Instituto de Teología Práctica y Psicología de las Religiones de la Universidad de Viena.

Los participantes coincidieron en la relevancia de Nostra Aetate como una declaración innovadora para el diálogo interreligioso.  Resaltaron la necesidad de continuar promoviendo el diálogo y la colaboración entre los seguidores de diferentes religiones, con el objetivo de dar respuesta a los retos de un mundo cada vez más diverso y cambiando rápidamente. Hicieron énfasis en el potencial que tiene el diálogo interreligioso para consolidar la paz, en el contexto del uso cada vez mayor de la violencia en nombre de la religión.

La Junta Directiva del KAICIID hizo recientemente un llamamiento a la solidaridad después de los ataques terroristas de la noche del pasado viernes en París.

Sobre el KAICIID

El Centro Internacional de Diálogo es una organización intergubernamental que utiliza el diálogo para consolidar la paz en áreas en conflicto. Los estados fundadores del Centro son Austria, Arabia Saudí y España. La Santa Sede es el Observador Fundador. Nueve destacados representantes de las cinco principales religiones del mundo conforman su Junta Directiva. La Junta diseña y supervisa los programas del Centro.

Sobre Nostra Aetate
Nostra Aetate («En Nuestro Tiempo», en latín) es la Declaración sobre las Relaciones de la Iglesia con otras religiones, proclamada por Su Santidad el Papa Pablo VI el 28 de octubre de 1965. Fue aprobada por la asamblea de obispos durante el Concilio Vaticano II, que se celebró entre 1962 y 1965 y abordó el cambiante papel de la Iglesia Católica en el mundo moderno. Tuvo un gran impacto en la promoción del diálogo entre el judaísmo y la Iglesia Católica, y, en menor media, entre el Vaticano y otras religiones.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.