Revista Ecclesia » Cardenal Parolin en COPE: «El Papa cuida mucho la relación y la cercanía con la gente»
Destacada Santa Sede Última hora

Cardenal Parolin en COPE: «El Papa cuida mucho la relación y la cercanía con la gente»

José Luis Restán, director editorial de COPE, ha entrevistado esta mañana en El Espejo al cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, quien ha confesado que «cuando uno se acerca al Papa se da cuenta de es un hombre sencillo sin protocolo». «Cuida mucho la relación y la cercanía con la gente. Su deseo es hacer la Iglesia más creíble en el anuncio del Evangelio», ha asegurado.

Además, el cardenal ha indicado que su vocación fundamental es la sacerdotal, aunque se le encomendó la tarea de ser el responsable de la diplomacia vaticana. «Sigo sintiéndome llamado a ser un sacerdote, un ministro del Señor que trabaja en la Iglesia en favor de las almas. Hay maneras diferentes de ejercer el sacerdocio, y una de ellas es la diplomacia eclesiástica que la Iglesia considera hoy todavía como una manera de ejercer su misión, por eso yo no encontré nunca contradicción entre ser sacerdote y diplomático», ha indicado.

Estrechar lazos

Por otra parte, ha expresado que desde su posición «estrechamos los lazos entre la Santa Sede y las iglesias locales. Estamos al servicio de la comunión y también de la defensa de la libertad de la Iglesia y de la libertad religiosa. Esa es mi manera de considerar la diplomacia».

El cardenal lleva ocho años acompañando al Santo Padre como secretario de Estado de la Santa Sede, un servicio que según señala aceptó con mucho gusto: «Es cierto que el Papa y yo somos muy diferentes, pero eso es una ventaja. De nuestras diferencias conseguimos que sea una riqueza para el mundo. Cada uno tiene su punto de vista, su sensibilidad, su preparación… pero al final eso no puede crear un conflicto, al contrario, surge una colaboración. Es un poco el espíritu con el que vivo este servicio».

La Iglesia como una comunión de todos

El cardenal ha explicado en El Espejo de COPE que tanto el Santo Padre como él coinciden en que no se puede entender la Iglesia como una asamblea democrática con mayorías y minorías, sino como una comunión de todos. Insiste en que «Cristo rezó por la unidad de la Iglesia, pero ahora hay motivos para la preocupación. Pensaba que probablemente el problema era que el Papa hace mucho hincapié en la reforma de la Iglesia y hay mucha confusión sobre este tema. La estructura de la Iglesia es el depósito de la fe, los sacramentos y el ministerio apostólico, y eso no se puede cambiar, pero hay toda una vida de la Iglesia que puede ser renovada, pero siempre según el espíritu del Evangelio».

Sobre China

Respecto a los acuerdos con China, en los que el cardenal ha estado directamente comprometido, y sobre el futuro de la Iglesia en el país, apunta que «la Iglesia en China es una parte fundamental de la Iglesia católica y todo lo que se ha intentado y se intenta hacer es para asegurar una vida normal en la Iglesia del país, conseguir espacios de libertad religiosa y de comunión, porque no se puede vivir en la iglesia católica sin la comunión con el sucesor de Pedro, con el Papa».

Sobre Irak

En cuanto al histórico viaje del pontífice a Irak, un país en el que la minoría cristiana sigue diezmada por los conflictos, Pietro Parolin reconoce que para él «fue un viaje muy emotivo. La Iglesia ha sufrido porque los cristianos, desgraciadamente, han sido perseguidos por todos los conflictos y por todas las fuerzas que quieren desarraigar la fe cristiana en aquel país. De allí podemos sacar una gran lección de los cristianos iraquíes». Además, el cardenal espera que desde la Iglesia europea «haya más solidaridad, más cercanía y más maneras de manifestar nuestro apoyo y ayudar a seguir adelante. Ellos nos enseñan esta capacidad de ser fiel a pesar de todas las dificultades».

Ley de Eutanasia

El cardenal también se ha manifestado sobre las nuevas legislaciones que surgen en Europa, como la Ley de la Eutanasia en España. Para Parolin «esto es un gran problema. Siento mucho la pérdida de la fe en nuestra cultura, en nuestros países. Estos cambios hacen que pierda la identidad de la persona humana, de la fe, y de la razón». En este sentido, apunta que el papa explica que «por ejemplo, la cuestión del aborto no es una cuestión religiosa. Lo es ciertamente también para nosotros como cristianos, pero es un argumento de la razón. Hoy en día no se puede imponer nada sino ofrecer testimonios coherentes».

Testimoniar el Evangelio

Por último, Pietro Parolin ha pedido en este Lunes de Pascua que «nos unamos todos en la oración para que el Señor nos ayude a ser fieles a nuestra misión, cada uno en su lugar, pero a ser fieles en la misión de testimoniar el Evangelio. La Pascua nos da también este sentimiento de esperanza y de optimismo porque sabemos que la última palabra es la palabra de Jesús resucitado».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa