Revista Ecclesia » El cardenal Filoni de visita dirige a los catequistas, jóvenes y a la Iglesia de Uganda en su visita a Kampala
Internacional

El cardenal Filoni de visita dirige a los catequistas, jóvenes y a la Iglesia de Uganda en su visita a Kampala

El cardenal Filoni a los jóvenes de Kampala (Uganda): “El futuro de la iglesia en Uganda y el de África depende de cada uno de vosotros”

“Debéis encargaros del desarrollo de vuestra Iglesia local y de vuestro país. Recordad siempre que el futuro espiritual, así como otros aspectos de vuestro continente y de esta nación, ya no dependen de los misioneros o de los trabajadores de desarrollo humano de Europa u otros continentes.

¡El futuro de vuestras sociedades locales, el futuro de la Iglesia en Uganda y el de África en general depende de cada uno de vosotros!”. Lo ha dicho el Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, durante su visita pastoral a Kampala, Uganda, para las celebraciones por el Jubileo de la Archidiócesis, al reunirse con los niños y jóvenes esta mañana, 27 de octubre. En la primera reunión en Uganda, el cardenal ha recordado la visita del Papa Francisco, hace dos años, y la razón de su presencia: “en estos tres días estaré en Uganda para celebrar con ustedes y dar las gracias a Dios por las muchas bendiciones que el pueblo de Dios en Kampala ha recibido en los últimos 50 años”.

Además ha recordado a los jóvenes que la Iglesia y la sociedad confían en ellos, y “la historia de la Iglesia en Uganda muestra claramente cómo los jóvenes pueden dar una gran contribución al Reino de Dios y a la transformación de la sociedad. Los Mártires de Uganda eran jóvenes como vosotros. A pesar de su temprana edad, son considerados con razón como ‘piedras fundamentales’ de la Iglesia en Uganda”. La simiente divina traída por los primeros misioneros, que brotó en esos veintidós jóvenes mártires, ha crecido lentamente convirtiéndose en un gran árbol. “Los misioneros y mártires sembraron y alimentaron la semilla del Evangelio con gran esfuerzo y sacrificio”, ha dicho, “pero la mayoría de ellos no vieron los resultados de sus trabajos. Vosotros sois los herederos del trabajo de esos misioneros y mártires. Tenéis el deber sagrado de continuar su trabajo, de ser formadores del presente y del futuro”.

El Cardenal acogió con satisfacción la noticia de que muchos jóvenes participan de diversas maneras en el trabajo de evangelización y de servicio misionero a través de varias asociaciones católicas juveniles, que son un campo excelente para el crecimiento personal en la fe y la fraternidad.

“Para mostrar que la Iglesia se interesa y se preocupa por vosotros, me gustaría recordaros que el próximo año el Sínodo de los Obispos que tendrá lugar en Roma, en torno al Santo Padre, tiene el propósito de orar y reflexionar sobre cómo puede la iglesia de un modo mejor reunirse, acompañar y cuidar de vosotros; sobre cómo puede ayudaros a reconocer y aceptar la llamada de Dios para cada uno. Uno de los temas a discutir es precisamente el discernimiento vocacional”.

Luego ha explicado que la palabra “discernimiento” significa “el proceso de tomar una decisión sobre la propia vida, con la ayuda del Espíritu Santo”. Este es el proceso en el cual una persona toma decisiones muy importantes en la vida, como la decisión de emprender la vida matrimonial, convertirse en sacerdote o abrazar la vida consagrada. Es una cuestión de escuchar la voz de Dios que llama a cada persona para una misión particular y estar preparados para aceptar lo que sea el plan de Dios para nosotros”.

En la parte final de su discurso, el Prefecto del Dicasterio Misionero ha recomendado establecer las prioridades correctas en la vida, ya que “muchos jóvenes hoy en día tienden a pasar gran parte de su tiempo y ha usar la mayoría de sus recursos en cosas que atraen a su sentidos, descuidando aquellas que son objetivamente importantes para sus vidas, especialmente para su futuro”. Sin duda, esto es un desafío, por ello el Cardenal Filoni ha aconsejado a los jóvenes “que pidan siempre a Dios el don de la sabiduría, un regalo que les permitirá discernir correctamente, ver lo que es realmente importante en la vida y fijar las prioridades correctas”. (SL) (Agencia Fides 27/10/2017)

El texto completo del Card. Filoni, en inglés

El cardenal Filoni en Kampala: “Catequistas, fuerza determinante en el trabajo de evangelización”

Kampala (Agencia Fides) – “El papel de los catequistas en Uganda siempre ha sido y sigue siendo una fuerza determinante en el trabajo de evangelización. Sin vuestra generosa dedicación, seguramente el crecimiento de la Iglesia sería mucho menor en este país. Gracias por todo vuestro trabajo, por vuestro sacrificio y el de vuestras familias, por la dedicación para que la gente conozca a Jesucristo”. Así ha iniciado la reunión del Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, con los catequistas y profesores de la Archidiócesis de Kampala, que se han reunido en el Santuario de los Mártires de Uganda (véase Fides 26/10/2017).

El Prefecto del Dicasterio Misionero ha exhortado a que a través de la participación en la celebración del Jubileo se comprometan a “comenzar una nueva era de la Iglesia Católica en Kampala”, una iglesia según el pensamiento de Cristo, su fundador, “una Iglesia cercana a las personas, capaz de abordar eficazmente al menos algunas de los principales desafíos a los que se enfrentan la mayoría de las personas y de las sociedades en el continente africano”.

Invitando a renovar el compromiso de profundizar en la evangelización, comenzando con nuevo entusiasmo ha recordado las principales características de la misión del catequista: “Proclamen el mensaje de Cristo, participen en los esfuerzos para construir la vida comunitaria, guíen a las personas en la oración y el culto, motiven a otros a servir a sus vecinos, eduquen y formen las conciencias, etc. … también el servicio de la caridad es parte integrante de vuestra vocación y misión”.

El Card. Filoni luego ha remarcado la importancia de la coherencia y de la autenticidad de la vida, ya que para muchas personas y comunidades, los catequistas son “los modelos inmediatos y más cercanos de la vida cristiana”. “Su forma de vida habla más fuerte de lo que ellos dices durante las celebraciones del domingo. Por esta razón, antes de predicar la Palabra, deben vivirla. Antes de hacer catequesis, hay que ser catequistas”. La autenticidad de la vida cristiana se manifiesta ante todo en la relación personal con Dios a través de la oración, la meditación de la escritura, la celebración de los sacramentos. Los catequistas casados están llamados a dar testimonio constante de los valores del matrimonio cristiano.

“Uno es catequista porque ha sido llamado a evangelizar; a dar a conocer a Cristo, a hacer que le amen y le sigan quienes aún no lo conocen y también los mismos fieles – ha continuado explicando el cardenal-. De acuerdo con el mandato misionero de nuestro Señor, el Evangelio debe ser proclamado a todas las personas, hombres y mujeres de todos los lugares y edades. Hasta el momento, esta misión en nuestros tiempos todavía está muy lejos de lo que nuestro Señor desea. Esto también se aplica a este país. Todavía hay mucha gente en Uganda que necesita escuchar la Buena Nueva”.

Por último, el Cardenal Prefecto ha recordado que los catequistas y maestros están llamados a ser promotores de unidad: “Eviten todo tipo de separación, tribalismo y sentimientos étnicos para fortalecer la unidad eclesial y nacional. Acoged a todos sin discriminación: ricos y pobres, nativos y extranjeros, católicos y no católicos. No muestren parcialidad. Enseñen a las personas a superar su desconfianza para superar el odio y el resentimiento. La discordia entre los cristianos contradice la voluntad de Cristo, crea un obstáculo y un escándalo en el mundo. Para llevar a cabo su misión lo mejor posible, la Iglesia debe ser una comunidad de personas que reconciliadas con Dios y con los demás”. (SL) (Agencia Fides 28/10/2017)

El texto completo del Card. Filoni, en inglés

El cardenal Filoni: “La iglesia non necesita burócratas sino misioneros entusiastas”

Kampala (Agencia Fides) – El cardenal Fernando Filoni, Prefecto del Dicasterio Misionero, en la segunda cita de la mañana del 27 de octubre en Kampala, donde se encuentra para clausurar las celebraciones del Jubileo de la Archidiócesis, se ha reunido con los sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas en el Seminario Mayor Nacional de Ggaba. Su charla ha tocado tres temas principales: la renovación misionera, la comunión eclesial y la formación permanente.

“La renovación personal y eclesial es uno de los objetivos principales de cada celebración jubilar”, ha dicho el Cardenal, al tiempo que ha destacado: “Ustedes son los herederos de la gran obra de evangelización hecha por los misioneros. Hoy este trabajo está en vuestras manos”. Recordando que en Kampala el Papa Pablo VI pronunció la bien conocida exhortación “africanos, sean los misioneros de ustedes mismos”, el Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos ha dicho: “la Iglesia en África ya ha hecho mucho en este sentido, pero aún puede hacer más. Todavía hay mucho que hacer sobre el espíritu misionero, especialmente hacia los pueblos de África. Algunos sacerdotes estarían dispuestos a ir como misioneros en Europa o Estados Unidos, pero no estarían igualmente listos para ir de misión a lugares difíciles y necesitados en su mismo país de origen o dentro de África”.

También se requiere un verdadero espíritu misionero “en las periferias existenciales que se encuentran dentro de vuestras áreas pastorales”, ha dicho el Cardenal haciendo referencia a que “la evangelización se hace no solo entre los muros de una iglesia o de una escuela, sino también por las calles; debemos ir donde están las personas, llevar el Evangelio a las áreas olvidadas de la vida, a los ‘suburbios existenciales’ de nuestras parroquias y ciudades, a las carreteras y calles de este país, donde tanta gente espera experimentar la Buena Nueva y la misericordia de Dios. La Iglesia no necesita burócratas, sino misioneros entusiastas”.

Reflexionando sobre el tema de la comunión eclesial, el Prefecto del Dicasterio Misionero también ha puesto de relieve que “a nivel práctico, la comunión eclesial se expresa en el apego y la fidelidad al Romano Pontífice, centro de unidad y vínculo de comunión. universal, así como hacia el Obispo, padre y líder de la Iglesia particular. No existe un verdadero ministerio sacerdotal, excepto en la comunión con el Papa y con su obispo diocesano”. Luego ha recordado que la gente de Uganda es conocida por su sentido de respeto a la jerarquía, y “a veces es sorprendente escuchar algunos casos que son una traición total a esta cultura loable”.

Otros factores críticos son la profunda superficialidad y el espíritu mundano, que llevan a algunos sacerdotes y religiosos (hombres y mujeres) a luchar en busca de poder, prestigio, placer y seguridad económica. “Estos casos son una clara señal de que han perdido todo el sentido de la oración, y en su lugar se inventan su propio Evangelio basado en la popularidad, la gratificación inmediata, el dinero, el prestigio de tener amigos en las altas esferas, la popularidad de resistirse a las directivas y decisiones de sus propios obispos que no se ajustan a sus preferencias”.

Un último aspecto que socava la comunión eclesial está basado en los sentimientos étnicos y tribales: “Les invito a recordar, queridos sacerdotes, religiosos y religiosas, que su testimonio de vivir juntos pacíficamente, por encima de las afiliaciones étnicas y tribales, tiene una impacto enorme en su ministerio – ha amonestado el Prefecto -. La gente quiere ver como os amáis y respetáis mutuamente, quiere ver que trabajáis en equipo”.

Por último el Card. Filoni ha reiterado la importancia y lo indispensable que es la formación permanente como medio para la renovación personal, deber para todos los agentes pastorales, pero aún más para todos los sacerdotes, religiosos y religiosas, expresión de fidelidad a la propria vocación y misión, acto de amor por el pueblo de Dios: “Es importante que los fieles puedan encontrar sacerdotes, religiosos y religiosas que sean verdaderamente hombres de Dios, hombres de oración, maduros y bien formados”. (SL) (Agencia Fides 27/10/2017

El texto completo del Card. Filoni, en inglés

Kampala (Agencia Fides, 27-10-2017) –



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada mes, en tu casa

Últimas entradas