Internacional

Cardenal Ezzati: “la sociedad entera tiene el derecho de gozar de la seguridad y de la tranquilidad para vivir sin amenazas”

Cardenal Ezzati: “la sociedad entera tiene el derecho de gozar de la seguridad y de la tranquilidad para vivir sin amenazas”

La mañana del sábado, en la Escuela de Investigaciones Policiales de Chile, el cardenal Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago, acompañado por el capellán de la institución, padre Jorge Murillo, presidió la ceremonia de exequias fúnebres del subcomisario Franco Collao Ramírez, quien fue asesinado al intentar repeler un asalto el pasado 17 de diciembre en Santiago Centro.
Sabado 19 de Diciembre del 2015

En su homilía, el arzobispo hizo un sentido y enérgico llamado a terminar con la violencia y los asesinatos: “Queremos levantar nuestra voz para decir que la vida de todo hombre, la vida de toda mujer, es sagrada, que nadie puede arrogarse el derecho de eliminarla, que nadie puede quitar la vida de un hermano o una hermana”.

La ceremonia se realizó en presencia de su esposa, hijos, familiares, amigos y algunas de las principales autoridades del país, encabezadas por la presidenta de la República, Michelle Bachelet. Cerca de 2.000 personas acompañaron la despedida. El pastor de la Iglesia de Santiago agregó:

“Queremos decir muy fuerte que una esposa tiene derecho a tener a su lado al esposo amado con el cual ha constituido una familia, que el hijo pequeño tiene derecho a tener a su lado al padre que lo ha engendrado (…) y que la sociedad entera tiene el derecho de gozar de la seguridad y de la tranquilidad para vivir sin amenazas en una ciudad y en un país donde no haya Caínes fraticidas”.

“No podemos acostumbrarnos a que esto sea algo que suceda de vez en cuando, no podemos acostumbrarnos a pensar que estas situaciones de injusticia formen parte de la vida de una sociedad que entre todos vamos construyendo desde la responsabilidad de cada uno. No podemos responder como Caín: -¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano?”.

En sus palabras también hizo un llamado a reflexionar sobre “Cuál es la responsabilidad que nos cabe a cada uno de nosotros para construir una sociedad fraterna donde no sucedan más estos hechos, o donde estos hechos sean condenados desde lo más profundo de la conciencia humana”.

“El sacrificio de nuestro hermano Franco, que ha dejado la existencia a joven edad, cuando estaba construyendo un proyecto de vida, cuando estaba colaborando con una institución de bien para el servicio del país, el dolor de su esposa, de sus familiares, lleva a la admiración de todos nosotros hacia una persona que fue capaz de entregar su vida para defender a los demás. Que su ejemplo nos aliente a construir en nuestra sociedad la cultura del don, de la solidaridad, de la paz y del amor”.

Al concluir la misa de exequias, en entrevista con algunos medios de prensa, el cardenal Ezzati reiteró su preocupación porque: “Hechos semejantes puedan ser desterrados de una manera muy radical de nuestra convivencia (…) Franco ha sido un imitador de Jesucristo que ha entregado su vida para que otros tengan vida, y por ello veneramos la memoria de este hombre. He visto la serenidad de sus esposa y familia y he quedado impresionado, y ella me ha pedido que la acompañe con la oración para pedirle a Dios que la fortaleza y la acompañe en toda su vida, especialmente en esta etapa que esperan a un hijo que está en su vientre (…) Creo que hay un mensaje para todos nosotros en el país, que es que custodiemos la vida para construir de verdad una sociedad más justa y más fraterna”.

Fuente: Comunicaciones Santiago de Chile

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email