Firmas

Cardenal electo Arborelius: “Si pierdes el sentido de Dios, pierdes el sentido del hombre”. V Centenario de Lutero (V)

sdr

Cardenal electo Arborelius: “Si pierdes el sentido de Dios, pierdes el sentido del hombre”. V Centenario de Lutero (V)

 

    Jordi Picazo con el obispo y cardenal electo Anders Arbolerius, en su catedral de san Eric, Estocolmo

Acaba mi conversación con el obispo Anders Arborelius en Estocolmo, Suecia, cardenal electo que será nombrado el próximo 28 de junio por el Papa Francisco, y hablamos del sinsentido del hombre sin Dios, de la antropología y qué es el hombre, y de la búsqueda de sentido especialmente de los jóvenes en la religión en un país híper secularizado como Suecia. Su ser cardenal lo ve como signo de esperanza para la Iglesia de Cristo en Suecia y los países escandinavos, y continuación en su rendimiento a lo que quiera el Señor de su vida.

Jordi Picazo, en Estocolmo

Hechos Imago Dei, a imagen de Dios

JP -Parece que Sor Lucia de Fátima escribió una carta al Cardenal Cafarra, en la que le contaba que la última batalla de la humanidad sería la del diablo contra el matrimonio y la familia. Hablando con uno de los exorcistas más activos en Italia, el padre capuchino di Filippis, me comentaba que “queda por hacer un trabajo ímprobo por elaborar una verdadera y profunda antropología de la mujer”. Ya no antropología humana sino de la mujer en concreto, en nuestra sociedad que ataca a la mujer y la familia, para destruir el sentido trascendental del hombre.

Vivimos inmersos todavía en algunos dualismos que nos bloquean, como el dualismo entre ser y poder ser, dos conceptos que no se saben unir: el de qué soy y el de qué debo y puedo ser para ser ontológicamente completo. Pero san Agustín nos daba una pista, en su oración al Señor Dios: “tu has hecho mi corazón a tu medida y no descansará hasta que descanse en ti”…

AA -“Es porque el hombre fue hecho a imagen y semblanza de Dios que, si no creemos en Dios de alguna forma se hace muy difícil saber qué cosa es el ser humano. Y de alguna forma, cómo te lo puedo decir… ‘¡quién soy!’ es un clamor que a menudo oímos: quien soy, soy un hombre, soy una mujer, ¿soy hombre o soy una cosa diferente?

“Así, cuando perdemos a Dios, de alguna forma también perdemos nuestra humanidad real y pienso claramente que algunas personas han empezado a descubrir que cuando no hay Dios todo es válido: el hombre puede ser manipulado, el hombre puede convertirse en algo totalmente diferente. Y al mismo tiempo hay un anhelo profundo por una humanidad real. Cuando hablo con la gente joven, hay tantos que me dicen ‘queremos tener una familia, queremos estar juntos siempre’”.

 

Los jóvenes han perdido su estabilidad psicológica

AA -“Los jóvenes han perdido su estabilidad psicológica que les permita cumplir estos propósitos. Hay tantos jóvenes fantásticos que quieren, que desean pero que de alguna forma, no reciben la ayuda, el acompañamiento, la posibilidad de vivir su larga unión con otra persona. Y ese es uno de los retos fundamentales para la Iglesia y la humanidad como tal, que de alguna manera tenemos que re descubrir a Dios para re descubrir qué es la naturaleza humana”.

 

Re descubrir a Dios para re descubrir la naturaleza humana

Domingo de Corpus 2017, regreso al interior de la catedral tras la procesión por las calles del centro de Estocolmo -Foto de Jordi Picazo

 

 

AA -“Si no nos damos cuenta que estamos hechos a imagen de Dios, estaremos hechos a imagen de… el consumismo, el hedonismo y de otros animales. En Suecia mucha gente cree que los animales y el ser humano tienen el mismo valor. Hay así una total pérdida de la identidad de lo que es ser humano, de lo que es ser un hombre, o una mujer, o un niño. De ahí la importancia de evangelizar a estas personas, decirles que si no crees en Dios, si no entras en relación con Él perderás tu identidad, el sentido de la vida: todo quedará confuso, perderás tu estabilidad. Esa es la tragedia que puedes ver aquí y ahora a menudo”.

 

Signos de Esperanza

El obispo Arbolerius, al final de la Bendición con el Santísimo Sacramento, Corpus Chrsti 2017 -Foto de Jordi Picazo

 

JP -Muchos acuden al convento que ustedes los Carmelitas tienen en el sur de Suecia, en busca de silencio y paz y respuestas, pasando unos días con los religiosos en oración. Incluso no católicos y no creyentes

AA -“Tanta gente se siente confundida porque no ven a Dios en su vida, y no saben quién son o por qué viven buscan gratificaciones inmediatas materiales en el sexo a menudo y las cosas materiales y no logran encontrar la paz o la felicidad en la vida. Te encuentras como consecuencia casos como uno de los mejores amigos del Rey que comete suicidio; y la gente quiere tenerlo todo pero no tienen en realidad; nada.

“Pero quiero decirte también que hay signos de esperanza: la gente tiene deseos de cosas mejores. Hemos tenido aquí… una sociedad secularizada ¡durante tanto tiempo ya! Y la gente siente que eso no le satisface ya y ahora buscan algo distinto, yo no sé qué es exactamente pero ciertamente muchos lo buscan en la religión. Y digo que estas semillas de esperanza se ven”.

JPEsperanza es la palabra favorita del Papa Francisco incluso diría yo más que Misericordia. Y Teresa de Lisieux, su “mentora” podría decirse, decía al Señor que “tantos años luchando por descubrir mi vocación y al final la he descubierto. Mi vocación es el amor”.

Padre, ¿qué le pide a Dios Nuestro Señor para su cardenalato; y cómo cree que influenciará en su misión y a la iglesia en Suecia?

 

“Doy mi vida por el Señor como signo de mi amor por la iglesia”

AA -“Yo diría que en el plan de Dios hay una continuidad. Cuando llegué a ordenarme obispo solía decir que en el convento [como carmelita] yo intentaba hacer la voluntad de Dios. Ahora como obispo debo hacerla, y aun más como cardenal. Debo hacer la voluntad de Dios y tratar con determinación de hacer que Jesús sea conocido, amado y adorado y puede que haya más posibilidades siendo cardenal. Todavía no lo sé pero tengo la impresión que hay puertas que se abren incluso en una sociedad secular como Suecia: los suecos son muy nacionalistas e incluso sin conocen al cardenal están un poco ilusionados y conmovidos que se haya elegido a un sueco como cardenal, como lo están cuando un sueco gana el premio nobel o cuando un sueco gana la carrera de velocidad de los 100 m en una competición mundial… Podemos así decir que es posible que se abran puertas que permitan que se pueda hablar más de la fe, hablar de Dios, hablar de Cristo, hablar de la Iglesia.

AA -“Así que creo que esto es algo que comenzó en mi cuando me hice católico, continuó cuando después me hice carmelita obispo, y ahora como cardenal. Primero había pensado que podría llevar una vida oculta de oración. He dado mi vida a Dios como signo de mi amor por la Iglesia pero cada vez más es una especie de apostolado activo como obispo, como cardenal hay más posibilidades de llegar a la gente. No sé exactamente cuántas y de que naturaleza pero aun así creo que el señor me ayudará a hacerlo y a encontrar las palabras adecuadas.

“En Suecia la gente es un poco alérgica al lenguaje religioso y debes encontrar la manera nueva de expresar tu fe incluso cuando el mensaje sea el mismo. Ese es el motivo por que la gente se vuelve a la fe católica porque dicen ‘tenéis una forma diferente de hablar de dios una manera diferente de vivir vuestra fe que nos parece auténtica en esta realidad nuestra’”.

 

“Soy una persona con esperanza”

Así que no sé. Soy una persona con esperanza.

Le pido su mail personal, para mandarle lo que vaya publicando. Le pido su bendición de sacerdote y nos despedimos prometiéndole volver a visitarle. Y voy a hacerlo. Por Jorge.

Para saber más:

A lo que va a Suecia el Papa Francisco, en un viaje histórico por Jesús de las Heras

El futuro cardenal Arborelius y la arzobispo luterana sueca Jackelén regalan al Papa un icono de san Francisco de Asís por Jordi Picazo

De la persecución a la tolerancia en Suecia: conversaciones con Anders Arborelius. V Centenario de Lutero por Jordi Picazo

Arborelius, el obispo converso y el escollo de la Inter comunión. V Centenario de Lutero (III), por Jordi Picazo

María Madre de Jesús, cada vez más popular en Suecia. V Centenario de Lutero (IV), por Jordi Picazo

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Cardenal electo Arborelius: “Si pierdes el sentido de Dios, pierdes el sentido del hombre”. V Centenario de Lutero (V), 10.0 out of 10 based on 2 ratings
Print Friendly, PDF & Email