Revista Ecclesia » Cardenal Cañizares: ¡Vivamos la Semana Santa!
Iglesia en España Última hora

Cardenal Cañizares: ¡Vivamos la Semana Santa!

El cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia ha animado a conmemorar los acontecimientos centrales de nuestra fe y de la historia de la humanidad y ha pedido «encarecidamente» que «¡vivamos la Semana Santa!».

En un mensaje en el que recuerda que este año una vez más, no podrán celebrarse las procesiones por razones de prudencia y de caridad ante la pandemia de la covid-19 «todo cobra especial viveza y singular intensidad en las celebraciones de estos días santos de la gran Semana del año en los que la Cruz y la Resurrección de Jesús iluminan todos los caminos de la vida». De esa misma forma, alcanza «todos de la historia y cada uno de los corazones de los hombres pecadores, redimidos ya por el amor de Dios entregado en su Hijo hemos sido salvados y rescatados, para hacer de nosotros hombre y mujeres nuevos, todos hermanos que juntos caminan en esperanza hacia una misma meta» .

Los que creemos y amamos a Jesucristo, «rebosantes de agradecimiento y compungidos por nuestros pecados, miramos a la Cruz redentora para contemplar y adorar al que cuelga de ella», y en la cima de la noche que culmina y cierra esta Semana por excelencia Santa, «alboreando ya el nuevo día de un nuevo tiempo, de una nueva semana, de una nueva Creación, nos abrimos a la esperanza firme que brota del hecho de que Cristo ha resucitado».

«Y habrá futuro»

Esto celebramos los cristianos en la Semana Santa, por eso es preciso, ha dicho el cardenal, «que los cristianos vivamos estos días con especial intensidad religiosa y de fe cristiana. Es preciso que vivamos desde esta fe, hondamente, los acontecimientos de la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y lo comuniquemos a los demás haciéndolo incluso perceptible en actitudes y gestos». Hay que escuchar y meditar los pasajes de la Sagrada Escritura «que nos hablan de estos hechos que han marcado definitivamente la historia». Además, invita a dedicar tiempo, en estos días, «a la oración y a la contemplación personal y en el seno de las familias, en las casas y en los templos. Participar intensa y religiosamente en las celebraciones litúrgicas; participar como familias. Habría que acercarse al sacramento de la Reconciliación y de la Penitencia para tomar parte y gozar del perdón que proviene del madero de la Cruz. Comamos el Cuerpo y bebamos la Sangre del Cordero de Dios, inmolado para que tengamos vida eterna y adorémosle con sencillez, alegría y esperanza

Tomemos parte, concluye el purpurado,«en los actos religiosos y de piedad de las manifestaciones populares de la fe. No olvidemos que en el centro de la Semana Santa está el amor fraterno, que es el amor de Dios derramado en nuestros corazones para amar como Él, en y por su Hijo, que nos ha amado hasta el extremo como palpamos estos días santos. Sin ningún miedo ni temor vivamos la semana Santa. Y habrá un futuro».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa