Portada » Iglesia en España » Diócesis » Campaña de Navidad para las cárceles de la provincia de Alicante
Diócesis Iglesia en España

Campaña de Navidad para las cárceles de la provincia de Alicante

  Según el director de pastoral penitenciaria la cárcel, Ignacio Blasco, sigue siendo un almacén de pobres

La Pastoral Penitenciaria y la Universidad CEU Cardenal Herrera aúnan un año más esfuerzos para la reinserción de los presos y la ayuda a sus familias  

Un año más, y de cara a las próximas fiestas navideñas, desde el Secretariado de Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Orihuela-Alicante y la Universidad CEU Cardenal Herrera, se busca de nuevo poner la atención sobre los presos de las cárceles de la provincia de Alicante y las necesidades de sus familias. Ya que, según el Director de Pastoral Penitenciaria, Ignacio Blasco, “la cárcel sigue siendo un almacén de pobres”. “No hay que olvidar que detrás de cada interno hay siempre una familia que sufre esa entrada en prisión y la crisis económica no ayuda demasiado a que esos familiares en general puedan, gracias al trabajo, afrontar las necesidades diarias. Las familias de prisión son, sobre todo, familias pobres” añade Blasco.

 

Por lo que, en este contexto, se pone en marcha la campaña “Navidad, Dios nace en cada hogar. Navidad, 2.700 familias presas”, con la que se apela a la participación y a la colaboración ciudadana para no olvidar que ayudar a los presos y a sus familias es invertir en prevención del delito, en el freno a la marginalidad y en la igualdad de oportunidades. Y es trabajar también para que los niños que ahora tienen a su padre o familiar en prisión, y que sufren la pobreza, no sean los presos del mañana.

 

La realidad es que a día de hoy se sigue contando con unos 2.700 presos repartidos por las tres cárceles alicantinas, Fontcalent, Villena y el Hospital Psiquiátrico Penitenciario. Muchas de sus familias acuden a la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Orihuela-Alicante a pedir orientación, ayuda económica o jurídica ante la impotencia que sienten por no poder hacer nada para mejorar la situación de su familiar preso o porque necesitan hacer frente a las dificultades con las que se encuentran cada día como el pago de recibos de agua o luz, alquileres, ropa, alimentación…

 

“Muchas se ven obligadas a vivir al límite de la legalidad. Otras muchas viven estigmatizadas, señaladas o cuestionadas por tener un hermano, marido o hijo en prisión; otras veces lo ocultarán por el miedo al qué dirán o por miedo a perder un trabajo. Por ellos, desde Pastoral Penitenciaria queremos acompañar a estas familias en sus dificultades y mostrarles el rostro de un Dios que tiene predilección por los más pobres, acogiéndolas, orientándolas e intentando ayudarlas en la medida de nuestras posibilidades” explica Ignacio Blasco.

 

Con esta campaña también se busca la implicación de toda la sociedad alicantina para conseguir medidas concretas como seguir dotando de recursos económicos a las casas de acogida gestionadas, “Pedro Arrupe” y “San Vicente de Paúl”, para la acogida de permisos penitenciarios y libertades para reclusos y exreclusos, así como la acogida de las familias que vienen a visitarlos y que no tienen posibilidades económicas. Se busca también becar a las familias de los presos para ayudas de alimentación, comedor escolar para los niños, libros de texto, pago de medicamentos y otras necesidades urgentes, más evidentes y abundantes, si cabe, en estos tiempos de crisis. Además, se quiere facilitar, a través de ayuda económica, a los internos extranjeros y españoles de las cárceles de Alicante, la comunicación telefónica con la familia o cubrir las necesidades de los familiares extranjeros que tienen a algún familiar preso en las cárceles de nuestra provincia. Y todo ello sin dejar de lado la mediación socio-laboral, a través del programa de inserción laboral, para que aquellos que menos opciones tienen puedan acceder a un futuro puesto de trabajo.

 

 

CON EL APOYO DEL CEU:

 

La Universidad CEU Cardenal Herrera es la principal entidad implicada en esta campaña colaborando desde 2002  con el diseño e impresión de 10.000 dípticos y 500 carteles que sirven para dar a conocer la campaña por todos los rincones de la provincia. Además, el CEU colabora también con la Pastoral Penitenciaria en la maquetación e impresión de los ejemplares de la revista que edita: La Puerta, que sigue siendo un vehículo de comunicación para los presos sirviendo de conexión con el exterior.

 

 

OBJETIVOS CONCRETOS DE LA CAMPAÑA:

 

1.- Ayudar a pagar viajes a las familias para poder ir a ver a su familiar preso, tanto en la provincia como en el resto de España.

 

2.- Pagar paquetes de alimentación y otras necesidades urgentes de estas familias (luz, agua, alquiler, medicinas…).

 

3.- Ayudar a cubrir las necesidades de los familiares extranjeros que tienen a algún familiar preso en las cárceles de nuestra provincia.

 

4.-Facilitar, a través de tarjetas telefónicas, la comunicación de los internos extranjeros con su familia en otros países.

 

5.- Seguir dotando de recursos a las dos casitas de acogida para presos y para cuando sus familias, sin recursos, vienen a visitarles desde lejos.

 

6.-Seguir mediando, a través de la inserción laboral, para que aquellos que menos opciones tienen puedan acceder al mercado laboral y, por lo tanto, a la construcción de una vida desde los valores del trabajo, el esfuerzo y la responsabilidad social.

 

¿CÓMO COLABORAR?

 

1)    Por Transferencia Bancaria en la CAM

Cuenta Obispado Orihuela-Alicante:

Nº: 2090 0001 70 0040252506

Es importante indicar que es “Para Pastoral Penitenciaria”

 

2)    Por Donativo en el Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria.

Obispado de Orihuela-Alicante (C/ Marco Oliver, 5, 03009, Alicante)

Teléfonos: 96 520 48 22 y 96 520 49 09

 

 

 

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email