Papa Francisco Santa Sede

Cambio de forma en la imposición del palio a los arzobispos metropolitanos

Cambio de forma en la imposición del palio a los arzobispos metropolitanos

En una carta enviada a todas las nunciaturas apostólicas, el maestro de las ceremonias pontificias, Mons. Guido Marini, comunicó la decisión del Papa Francisco de modificar la modalidad de entrega del palio a los nuevos Arzobispos Metropolitanos.

El palio, la franja de lana blanca decorada con cruces negras, simboliza la oveja sobre los hombros de Jesús Buen Pastor y lo usan, además del Papa, los Arzobispos Metropolitanos como signo de comunión con la Iglesia de Roma.

El palio será entregado en forma privada y no más “impuesto” públicamente por el Santo Padre, como tradicionalmente se hacía en la fiesta de los santos Pedro y Pablo, el 29 de junio. Ahora el Papa dispuso que el palio bendecido en esta celebración será entregado al final de la Misa, a los nuevos Arzobispos Metropolitanos que serán invitados a concelebrar con el Papa en la Basílica de San Pedro.

De este modo, la “imposición” del palio a los nuevos Arzobispos Metropolitanos se realizará en sus diócesis de origen por manos de los Nuncios Apostólicos en las respectivas iglesias locales, involucrando no solo a la comunidad diocesana metropolitana, sino también a las comunidades cercanas.

Al respecto, Mons. Marini explica el significado de esta decisión del Papa Francisco al micrófono de Radio Vaticano, con el periodista Paolo Ondarza:

R.- Recientemente, el Santo Padre – después de haber reflexionado – ha decidido realizar un pequeño cambio al tradicional rito de imposición del palio a los Arzobispos Metropolitanos nombrados en el curso del año. El cambio es el siguiente: el palio, generalmente, venía impuesto en ocasión de la solemnidad de los santos Pedro y Pablo por el Santo Padre a los nuevos Metropolitanos. Desde el próximo 29 de junio, en ocasión de la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, los Arzobispos – como es habitual – estarán presentes en Roma, concelebrando con el Santo Padre, participaran en el rito de bendición de los palios, pero no se realizará la imposición: simplemente, recibirán del Santo Padre el palio en forma privada. La imposición, pues, se efectuará en sus diócesis de origen, y por lo tanto en un segundo momento, en presencia de la Iglesia local y con la participación de los Obispos de las diócesis sufragáneas acompañados por sus fieles.

P.- ¿Cuál es el significado de este cambio?

R.- El significado de este cambio es el poner mayor énfasis en la relación de los Arzobispos Metropolitanos – nombrados recientemente – con su Iglesia local, para dar también la posibilidad a más fieles de estar presentes en este rito tan significativo para ellos, y también a los Obispos de las diócesis sufragáneas, que de este modo podrán participar en el momento de la imposición. En este sentido, se mantiene todo el significado de la celebración del 29 de junio, que subraya la relación de comunión y también de comunión jerárquica entre el Santo Padre y los nuevos Arzobispos; al mismo tiempo, a esto se agrega – con un gesto significativo – esta relación con la Iglesia local.

P.- ¿Podemos decir que se trata de un gesto que enriquece y que no vacía el significado de la comunión?

R.- Ciertamente: enriquece este significado, seguramente muy bello, que se agrega al otro que permanece en toda su integridad y profundidad.

(Renato Martínez, Radio Vaticana)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.