Iglesia en España

Cádiz renueva el voto con su patrona, la Virgen del Rosario

“El Rosario nos hace integrar la vida de Cristo en la nuestra”

El obispo de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, presidió la Función del Voto a la Virgen del Rosario. Una ceremonia que por primera vez en la historia no contó con miembros del equipo de gobierno municipal.

En la mañana del 7 de octubre la ciudad de Cádiz renovó, un año más en la iglesia del Convento de Santo Domingo, el voto con su Patrona y Alcaldesa Perpetua, la Virgen del Rosario, en una ceremonia presidida por el obispo de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, y en presencia de los dos cabildos de la ciudad, el municipal y el catedralicio, aunque este año con la peculiaridad de la no asistencia de miembros del equipo de gobierno. Una circunstancia que nunca se había producido desde los inicios de esta tradición, allá por el año 1730.

Así, ante la incomparecencia de representantes del grupo de alcaldía, el encargado de renovar el voto en representación de la ciudadanía gaditana recayó en el cabildo catedralicio, concretamente en su deán, Guillermo Domínguez Leonsegui.

El deán de la Catedral de Cádiz inició su discurso a la virgen manifestando que “en nombre de todos tus hijos, los gaditanos, sin ningún tipo de distinción, vengo a cumplir aquel voto que hicieran nuestros mayores en 1730, para darte gracias por todo lo que has hecho por nosotros”. De esta manera, Domínguez Leonsegui pidió por todos los que sufren, “en estas tierras que con tanta dignidad y entereza saben llevar sus penas y sufrimientos con la esperanza de un futuro mejor, que se resiste a llegar”.

Por su parte, el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Mons. Rafael Zornoza Boy, hizo un breve repaso de la historia de Nuestra Señora del Rosario, recordando que “hasta el día de hoy los fieles no dejan de invocarla y recurren a su protección, como acudimos hoy. Ante nosotros tenemos los grandes retos de la vida a los que el Señor nos llama hoy”. En este sentido, el obispo diocesano afirmó que “nuestra Madre, la Virgen María, que es Madre de Misericordia, nos acompaña y hará que volvamos a obtener, con el rezo del Rosario y nuestro amor a Ella, una nueva victoria”.

De otro lado, Mons. Zornoza aseguró que “el mundo de hoy, amenazado continuamente con tantos peligros, nos exige vivir, proclamar y llevar a los demás el amor compasivo de Dios, revelado en Cristo. Nuestra misión es salir al encuentro de todos, anunciando este corazón palpitante del Evangelio, que es la misericordia de Dios, en un renovado anuncio del Evangelio”.

Por último, el obispo de Cádiz y Ceuta expresó que en esta festividad “no venimos sólo a pedir por nuestras necesidades a la Virgen. Queremos asistir a la escuela de María, que nos lleva siempre a Cristo, que es la misericordia encarnada”.

Tras la ceremonia llegó el momento de la ofrenda floral de la ciudad de Cádiz. A las 18.30 horas tendrá lugar la procesión de la Virgen del Rosario por las calles de la ciudad. Este año el itinerario será: Santo Domingo, Plocia, plaza de San Juan de Dios, avenida Ramón de Carranza, Cristóbal Colón, Cobos, Pelota, Plaza de San Juan de Dios, Sopranis y Compás de Santo Domingo.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.