Internacional

Bogotá: Crónica del tercer dìa del Congreso de Vida Consagrada de la CLAR

Bogotá: Crónica del tercer dìa del Congreso de Vida Consagrada de la CLAR

Ofrecemos la crónica de la tercera jornada desarrollada durante el Congreso de Vida Consagrada realizado en Bogotá, Colombia. El evento organizado por la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos y Religiosas (CLAR) concluyó el domingo 21.

CRÓNICA DEL CONGRESO DEL DÍA 20

UNA VIDA CONSAGRADA NUEVA –COMPROMISOS-

En este  tercer día del Congreso moderó el P. Ignacio Madera. Nos dio  su saludo recordando que este día estará en función de nuestros compromisos y dio información acerca de los horarios.

Se inició con la oración propuesta la lectura orante del manual: ” Betania: la resurrección de Lázaro “. Invocación al Espíritu Santo. Se compartió en parejas la pregunta: ¿Qué te estoy dando hoy la VC por lo cual me siento agradecido/a?. Se proclamó el evangelio Jn 11,20-27, después de una hermosa y significativa entronización. La reflexión se enfocó en tres énfasis:

-“Quiten la losa”, y ellos la quitaron. Parece queDios no quiere hacer nada por sí mismo, sino que delega lo que puede en sus creaturas.

-“Lázaro, sal fuera”. Lázaro  sale aún vendado.

-“Desátenlo y déjenlo andar”. Jesús pide la cooperación de los presentes para quitarle los vendajes.

Se terminó la oración con un canto dinamizado  por el grupo dirigente de la oración donde toda la asamblea participó.
El moderador, Ignacio  Madera agradeció  esta oración dinamizada por NG y seguidamente tuvo lugar  la exposición del enlace 2 dirigido por Oscar Elizalde sobre lo trabajado el día anterior en los talleres : Nuevos escenarios sujetos emergentes: convicciones. Se presentó la Síntesis interpretativa. Recalcó que el icono de Betania es la fuente de inspiración de estas convicciones.

BLOQUE 1

a. La trinidad inspira:

–       A una animación humanizante y misionera
–       A vivir en la circularidad
–       Al diálogo con las NG

b. Jesús camina a nuestro lado

–       La centralidad de la Palabra
–       La muerte no tiene la última palabra

c. Necesitamos formarnos  para evangelizar y acompañar la VC centrada en Jesús para resignificar los consejos evangélicos, misericordia, humildad, ternura, etc.

d. Somos  creados a imagen y semejanza de Dios que posibilita relaciones igualitarias

e. La VC aporta desde la biótica el respeto por la vida siendo cuidadores del planeta y con sensibilidad al sufrimiento de las demás personas

BLOQUE 2

1.      Nuestra vocación es don de Dios que nos centra en Jesucristo nos impulsa a salir de nosotros e ir al encuentro de los otros para servirles y compartir el evangelio.
2.      Creemos que los pobres son lugar teológico y que nos evangelizan.
3.      Creemos que la fuerza germinal de lo pequeño hace posible la defensa de la vida, sentir el dolor ajeno como propio;  prevenir contra lo que atenta contra la vida.
4.      Cada persona es hijo/a de Dios;  es mi hermano;  tiene derecho a vida plena, justa y feliz. La trata de personas es la herida abierta de Cristo. La indiferencia es un pecado de omisión.
5.      Como comunidad somos rostro de Dios Trinidad que toma la iniciativa en el mor y nos invita a la comunión en la diferencia.
6.      Este amor de Dios Trinidad no se agota en las relaciones comunitarias sino que se transforma en compromiso social.
7.      Somos como VC una semilla que crece en sistemas eclesiales y sociales con los que estamos en relaciones interdependientes.
8.      En la creación entera está la Palabra y el silencio de Dios; hay que escucharla. La tierra es capaz de renovar la VC y se convierte en nueva evangelizadora.
9.      Para que la VC sea signo de reconciliación, el profetismo necesita reconocer el daño a distintos grupos así  como a sus propios hermanos/as  y pedir perdón como expresión de los sentimientos de Jesús.

BLOQUE 3

1.      La caridad y eficacia de la misión se da desde el proyecto de comunión.
2.      Hay vidas que atender en un mundo cambiante al que debemos atender.
3.      La realidad de que 4 millones de seres humanos aun no conocen a Cristo amerita una evangelización Ad Gentes y  una prioridad de la misión universal.
4.      La realidad de hacer comunión:   integración  de la Conferencia Venezolana de Religiosos nace del compartir la suerte del pueblo.
5.      Cultivar una espiritualidad encarnada  insertada en  las espirituales propias de cada pueblo.
6.      Nuestra comunión se fortalece al respetar y acoger y reconocer la contribución de la experiencia comunitaria de los pueblos originarios. Creemos en la comunión en la diversidad.
7.      Los y las religiosos  afro e indígenas desde su riqueza son sujetos de renovación y fuerza transformadora para la VC.
8.      Creemos en la formación permanente  integral que fortalece la identidad.
9.      Creemos en la dimensión de la pastoral inculturada que respeta y valora. Las mujeres consagradas animan y defiende la vida.
10.     Salir de los excesos de la institución para llegar a las periferias es profecía de la VC hoy.

BLOQUE 4:

1.      Permitir que la imagen de la cena de Jesús que nos hable al corazón.
2.      El carisma es un don del espíritu para la iglesia y el mundo.
3.      Una eclesiología de comunión solo se logra en contexto de participación y complementariedad. Inclusión;
4.      Vivir la cultura del encuentro desde lo trinitario;  abiertas/os a recibir y no solo a dar.
5.      Sabernos amados/as por Dios, arraigados en Cristo nos lleva a contemplar la realidad y dar respuesta donde la vida clama: la catequesis mistagógica y acompañamiento sensibilizan frente al clamor de Dios y pueblo.
6.      Urgencia de reafirmar y resignificar la VC por medio de un proceso formativo la identidad laical  y de familias carismáticas.
7.      El celo apostólico vivido en comunión nos anima a ser profetas del Espíritu en lo cotidiano y romper estructuras caducas. El cambio debe ser a través de discernimiento compartido, escuchando los mensajeros  de la vida.
Oscar animó  a seguir este camino y que en cada taller se propongan cinco compromisos en la tarde, para priorizar uno en cada taller y no confundir compromisos con convicciones. Los compromisos nos ayudan a cómo hacer que una VC nueva acontezca. Deben ser  concretos, audaces y que nos revitalicen; pueden ser personales, congregacionales  e intercongregacionales.

Ignacio Madera agradeció los aportes dio paso al Foro representado en las diferentes  organizaciones :   COSMAN, CONFER, (ESPAÑA),  CRC (CANADA), LCWR, UCESM, UISG, USCCB,USG, con el tema : Rostros “la vida consagrada nueva”:

A continuación se dan algunos aportes de estas presentaciones:

1.      P. Pedro Aguado, escolapio. Unión de Superiores Generales (USG)

Sintetizó su aportación centrada en dos reflexiones:  Nos sentimos invitados a despertar al mundo y crecer en comunión.

a.      Estamos llamados/as a construir la comunión para despertar al mundo. esto es una llamada que es fundamental para nosotros como VC ¿Cómo despertar al mundo? Dos claves 1. Autenticidad 2. La plenitud. (integral). Para esto algunas pistas. 1. Vocación de forma plena es esencial para engendrar algo nuevo. De ella surgirá la plenitud de nuestro sí y de la VC que estamos buscando. Cuando disminuye esa plenitud somos incapaces de crear nada nuevo;  2.Profundizar el estar centrados en Jesús. El evangelio vivido diariamente;  3. Recuperar el valor de la pobreza, conscientes de que este voto hay que vivirlo de manera más intensa;  4. Apostar por una VC misionera,  con una espiritualidad de quien sabe que la misión no es suya ni de la congregación sino de Dios. Exige trabajar el  interior para estar disponible. Encarnar el carisma, pues somos portadores sin merecerlo y hay que trasmitirlo;  6. Elevar el nivel, no rebajarlo nunca. Hay que liderar a los hermanos sin bajar el nivel; ser profetas, no jugar el rol;  7. VC capaz de servir, caminando  con nuestro pueblo.

b. Crecer en comunión:  1. Comunión al interior de la VC; trabajar juntos; hacer  análisis comunes, proyectos comunes. Todo lo intercongregracional está incipiente;  2. Comunión con la iglesia. Todos los agentes de comunión ver cómo nos podemos relacionar; 3. Comunión en un mundo necesitado de amor, con los corazones rotos;  más auténtica con los dolores de nuestra gente.

2.      Hna Loiri Lazzarotto, Inmaculada C. de Nossa S. de Lourdes. Consejo Directivo Unión Internacional de Superioras Generales (UISG).

Presentó los  nuevos rostros a partir de las 1800 mujeres que componen la Unión. La reunión acontece cada 3 años. A partir de este universo donde  estas 1800 mujeres están intentarán mostrar 4 o 5 rostros del mundo de la VC..

a.      El primer rostro es que muchas comunidades  se volvieron interculturales igual que acontece con nuestros países. La multiculturalidad se da entre minorías oprimidas. Hermanos de diferentes países dan un testimonio en un mundo más dividido y fragmentado. El ideal de la comunidad de la VC debe permitir  espacios para que cada persona y comunidad interactúe con la cultura. Hay un milagro constante:  el banquete de un Padre misericordioso.  Lo importante es que lo diferente pueda sentarse en la misma mesa.
b.      La VC abierta llamada a  enfrentar las diferencias de cualquier tipo. En nuestras comunidades no somos diferentes pero todas somos pobres, necesitadas de cura e integración. Necesitamos de amor, identidad, cultura. En el pasado, las diferencias fueron ignoradas y silenciadas. Cada uno piensa y actúa para aproximarse a otras personas. En nuestras congregaciones presumimos de nuestras diferencias, no tanto para enriquecernos. Tenemos que trabajar duro;  la verdadera comunión exige enfrentar los conflictos de forma constructiva.
c.      Nuestra pérdida de poder en muchas partes del mundo; nos hemos despojado de instituciones de prestigios y volvemos a las periferias.  Hoy nos vamos a los márgenes, en medio del pueblo, al lado de muchas personas maravillosas que realizan proyectos excelentes. Los religiosos permanecen en lugares difíciles.
d.      La Intercongregacionalidad, es la colaboración que se hace a través de grandes y pequeños proyectos. Los días de la  competición de las congregaciones están terminando. Nuestros proyectos de solidaridad nos une. Un proyecto de 30 religiosas de todos los contenientes colaboran en formación de profesores,  enfermeras, agricultores, personal diocesano, etc. Este proyecto  es muy grande: de muchos países; señal de que los religiosos estamos juntos, respondemos juntos a las necesidades de los países más pobres del mundo. Otra iniciativa  intercongregacional está ligada a la formación de comunidades intercongregacionales, internacionales en Italia que será formada en el segundo semestre y que atenderán a emigrantes que atraviesan el amar buscando una vida mejor. Esto es una gran luz  que está surgiendo a los religiosos en este momento de crisis. Otro proyecto intercongregracional: la VC presenta el rostro ligado a personas que están buscando juntos a través de las  redes para luchar contra la  trata de persona.

Agradeció a Dios la oportunidad que le concede a la vida religiosa hoy especialmente a las mujeres religiosas en todo el mundo. Recordó que  el papa decía los religiosos son llamados a ser expresión de comunión, ¿será que nosotras como VC estamos mostrando ese intentar ser testimonio de comunión, pues solo así podremos mostrar horizontes de humanización y servicio  a la vida.

3. P. Giovanni Peragine CRSP (Chierici Regolari di San Paolo/ Barnabiti), Presidente. Unión de Conferencias Europeas de Superiores Mayores (UCESM).

Expresó que es un gran honor estar en el Congreso como representante de los superiores/as mayores de Europa. Agradeció la invitación para tomar la palabra. Entre sus aportes se rescata los siguiente<.

“Celebramos juntos otro encuentro de la vida consagrada, manifestación de la gracia de Dios en cada ámbito del mundo.  La VC que refleja la propia historia e identidad cultural, en este lugar con dinámica diferente respecto a la europea. Hay dos grandes temas en común. 1.- la identidad del valor de los cristianos en un mundo que cambia.  2.- La actitud de los consagrados a escuchar la voz de Dios en la vida de hoy. En América  y Europa nos encontramos con las mismas problemáticas.

En Europa el tema de la búsqueda de propia identidad y raíces culturales es muy sensible en un continuo cambio. La necesidad de volver a nuestros orígenes es muy recordado por nuestro papa en ocasión de su visita al parlamento europeo en 2014 donde subrayó  que los padres fundadores nos pusieron al centro  la confianza en el hombre, en cuanto persona dotada de dignidad trascendente.

¿Cuál es entonces el rol de los consagrados hoy? ¿Cuál es el rol de la iglesia hoy? Se evidenció en la búsqueda de la propia identidad que las órdenes religiosas pueden contribuir al renacer de la identidad descubriendo en sí su vocación y superando la tentación de estar apegados al pasado. La respuesta a la crisis está en la capacidad de escuchar a quien tenemos a un lado a partir de nuestro co-hermano, redescubrir la belleza del servicio, saliendo de nuestra estructura; abrazar con mayor fuerza la regla del amor.

-En consecuencia la VC en Europa debe hacer surgir su espiritualidad para dar respuesta a las búsquedas de la espiritualidad del hombre moderno, dando un modelo que vaya a lo esencial y que permita poner a Dios al centro, y un diálogo entre  fe-razón según el proyecto de Dios.

Estamos en  una Europa que busca realizar un proyecto común donde muchos países quieren ser parte pagando alto precio y por otra parte, está  el etnocentrismo. La VC experta en comunión debe salir de ella misma para encontrar a cada persona. Escuchar al Señor donde la vida clama significa que debe redescubrir la vocación de hacerse próxima a los heridos de la comunidad. Hay muchos religiosos/as empeñados en zonas de frontera, enfrentando desafíos, seguros del testimonió de la fe. Existen fronteras, sobre todo en las periferias en las cuales solo las comunidades religiosas están dispuestas a ir; allí estaremos presentes últimos entre los últimos.

Finalizó la presentación comentando que los desafíos a enfrentar con base en la propia cultura e historia no deben dejarnos indiferentes. Su aporte quiere dar testimonio entrelazando las reflexiones desde el intercambio entre América Latina  y Europa para una mayor entrega a Cristo.

4.P. Timothy Scott, CSB (Basiliano). Conferencia de Religiosos de Canadá (CRC)

Miembro de la congregación de  san Basilio. Expresó que es un honor estar en el congreso. Entre sus aportes destacó que la VC  en Canadá comparte características con Europa y USA. Hay más mujeres religiosas que hombres; el crecimiento demográfico después  de la segunda guerra  mundial; muchas congregaciones se enfrentan al envejecimiento y fin de la vida de la consagrada. La iglesia en Canadá ha sido afectada por 1. La secularización; 2. la emigración. El retiro de las comunidades religiosas ha contribuido a disminución  de testimonio; disminución de participación de la Eucaristía. Sin embargo, la salida de católicos ha sido contrarrestado por la inmigración. Poblaciones católicas como Filipinas,  de África, Haití y la India. En muchos centros urbanos los que participan en el culto son inmigrantes. Mientras el retiro de las instituciones  ha provocado tristeza, las comunidades femeninas han explorado nuevas formas de servicio, libres para servir en la periferia; más cercano al carisma de sus fundadores. Los horizontes son un resdescubrimiento de lo ya olvidado,  que es la dimensión profética de la VC que nos recuerda el papa.

¿Cómo ser proféticos en Canadá? El papa distingue la profecía religiosa de otras vocaciones cristianas. El profeta recibe de Dios la capacidad de observar la historia donde vive e interpretar los acontecimientos”. El profeta, posee un tipo de distancia existencial, donde puede ver algo más grande, con una visión arraigada en el evangelio, que es horizonte de novedad. El papa Francisco dijo que ser profeta implica hacer ruido, la profecía crea alboroto. Los profetas se adelantan a su tiempo. Incomodan a obispos y cardenales. Francisco parece gozar en el papel del profeta; el profeta discierne, y denuncia porque es libre. Como en el AT el profeta  incomoda a los ricos. La denuncia profética es denuncia poderosa. La sangre de los mártires atestigua a la fe en acción, una fe que no teme en enfrentarse con el mal y la violencia. El profeta está de parte de los pobres e indefenso porque sabe que el Padre está de parte de ellos.

El llamado a la solidaridad con los pobres es un reto importante. El papa dijo que había que repensar las exigencias de repensar la solidaridad, como pensamiento global de todo el sistema; una  búsqueda de caminos para los derechos del hombre. La sociedad canadiense está en proceso de enfrentarse con su historia; muchos niños fueron arrancados de sus padres y puestos en escuelas para asimilarlos a la cultura dominante y estas escuelas eran  dirigidas por religiosas; a pesar de la buena voluntad, los resultados fueron resultados trágicos: ej.  Alcohol, desenfreno, etc,. Hoy se busca un camino por medio de la reconciliación a causa de la Triste historia.  Para los religiosos la solidaridad  se dirige hacia la promoción  de los indígenas.

El papa nos pide ser mejores religiosos. Pero va citando a Benedicto XVI en un discurso  9 días antes de su renuncia nos recordó que no nos unamos  a profetas de desventuras que proclaman el final de la VC, más  bien revistámonos  de Cristo y portemos  las armas de la luz. La iglesia en Canadá necesita profetas de esperanza y oraciones mientras experimentamos  el morir y resucitar con el Señor.

e.       Hna Marcia Allen, Presidenta Electa y Hna. Annmarie Sanders, Directora Asociada de Comunicaciones. Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas (LCWR)

“Estamos muy felices de estar aquí y vernos como consagrados  en América Latina, también agradecidas por la oportunidad de compartir sobre la vida en USA  y sobre la elevación doctrinal en nuestra Conferencia. Enfocamos nuestra presentación sobre esta de la elevación. Ustedes saben que las hnas. de USA han experimentado dos recientes investigaciones:  1.- La visita apostólica a todas las congregaciones. 2.- La elevación de la  doctrina a  la Conferencia.

Desde el principio la conferencia  decidió  situar las discusiones en contexto de oración contemplativa común que implicó el reconocimiento de nuestros sentimientos para escuchar todas las perspectivas y conversar en forma abierta entre todos/as nuestros propios caminos de fe. Ser hermanos/as en comunidad para reflexionar sobre lo escuchado y llevar esos aportes a Dios en oración. Creemos que este enfoque fortaleció la capacidad de escuchar, aclaró las convicciones sobre la misión y a propósito de su conferencia. Los procesos en los que están inmersos como conferencia fue de crecimiento personal para cada una y fortalecerse como religiosas. Su trabajo tuvo lugar con 3 obispos, delegados de la conferencia. Se dio escucha y diálogo con los 3 obispos y se encontraron que el deseo de los obispos era similar. En los largos y difíciles intercambios con los obispos sobre muchas aspectos creen les ayudó  a  adquirir conocimientos sobre las experiencias y perspectivas de los obispos. Y sintieron que sus experiencias fueron escuchadas. La participación y preparación fue larga y a veces difícil. La decisión de permanecer en la mesa y continuar el dialogo fue de suma importancia para ellas como religiosas. Lo que les motivo al  diálogo fue no solo fue el compromiso con la Conferencia y las religiosas sino también  por el compromiso con todos los religiosos del mundo como ustedes y por las personas que luchan por una vida de fe. Miles de personas les comunicaron su percepción de que la investigación fue un intento de suprimir la voz de la Conferencia  vista como una organización  que responsablemente  plantea asuntos de conciencia, fe y justicia. En repetidas ocasiones escucharon que católicos y no católicos de todo el mundo que la conferencia  de obispos y religiosas llevaron los asuntos discutidos con franqueza y libertad. Estamos muy contentas en que el mandato concluyó, creyendo de que la integridad de su conferencia se mantuvo.

La conferencia  puede continuar ejerciendo su función como hasta ahora lo ha hecho. La esperanza es que esto conduzca a la inclusión en otros espacios de la iglesia católica, para reflexionar juntos sobre asuntos críticos. La exploración colectiva del significado y aplicación de conceptos teológicos, sociales y éticos debe ser un esfuerzo continuo para todos nosotros en el mundo actual. Establecer un compromiso y diálogo regular y consistente sobre asuntos importantes que tiene el potencial de dividirnos puede ser un trabajo necesario y transformador para la VC.

Sin importar el gran desafío que estos esfuerzos representa en un mundo marcado por polaridades e intolerancia, en una época de cambios masivos. Creemos que dichos esfuerzos de diálogo son fundamentales y esenciales para el futuro como comunidad global. Esperamos que esto haya sido  una pequeña contribución para este fin.

Esperamos que al compartir esta experiencia de elevación doctrinal proporcionamos en cierto sentido a ustedes en situaciones difíciles en donde no se pueden entender su misión y valores. Que nuestra experiencia ayude a fortalecer sus fuerzas y darles coraje para seguir adelante”.

f.      María Victoria González Castejón, RSCJ (Sagrado Corazón). Conferencia Española de Religiosos (CONFER)

Saludó  y agradeció  por esta invitación. Especialmente a las personas que han organizado el Congreso.

“Hablar de VC nueva es hablar de vida,  de su futuro. El futuro lo sembramos cada día. Los rasgos del nuevo rostro están ya sembrados. Estamos llamados a plantar para ser el despertador que pide el papa Francisco. ¿Es una invitación nueva? Si  lo que nace es una nueva civilización, la VC no puede ser repetición. Lo nuevo no es fruto de una operación de estética. Lo que nace es novedad, que implica muerte y vida, rompe esquemas, desinstala; esta vida está naciendo con la nueva cultura y no lo vemos. El obispo de Tanger, en su homilía el  9 de mayo,   en Barcelona decía que se  preguntó si nosotros no  llevamos demasiado tiempo sin comprender que el Espíritu   nos está cerrando el camino? Se preguntaba  si lo que vivimos no es parte esencial del designio de Dios sobre nuestra vida.

Señaló algunos rasgos que la civilización retan a la VC :
a.      La sed de espiritualidad que no siempre busca saciarse en lo institucional. Sed  de mística, de silencio, de sentido, sed de encuentro con uno mismo; junto a esta sed crece indiferencia, religiosidades que atraen. Esta sed,  nos pide como Jesús a la samaritana dame de beber. Es una sed que nos pide una seria formación. Sed que confronta nuestra vida espiritual. Elías nos enseña que  nuestros rasgos expresan esa brisa suave. Elías tuvo que salir.
b.      La sed de la fraternidad y solidaridad. Sembrar semillas que maten los prejuicios. El mundo es plural y multicultural; lo que nos mantendrá unidos será una relación sencilla. La pluralidad puede llevarnos a encerrarnos. Esta sed pide a la VC experimentarla en sí misma primero. ¿No será esta sed un antídoto profético que anuncia que la fraternidad universal es posible?
c.      Fe compartida: congregacional y con laicos. Dejaremos de ver la escasez cuando veamos la abundancia que nos rodea. Un misión en colaboración que tiene como rasgos la muerte a lo mío para pasar a lo nuestro. Pasar de una VC muy institucional y unicarismática a una más co-carismática. ¿Dónde nos situamos con relación a esta sed? ¿estamos dispuestos a dejarnos evangelizar por la cultura naciente y a dejarnos interpelar por la Ruah donde la vida clama?.
d.      ¿Descubrimos en la minoridad su rasgo evangélico? Gedeón nos da un ejemplo de cómo Dios  le reduce el ejército; de 20000  los redujo a 300 y ganaron la batalla. La VC tendrá un rostro nuevo, no de mayoría sino de minorías; este rostro tiene que transparentarse en todo: ancianos, jóvenes, testimonio.

7.(Monseñor Eusebio de la Luz Elizondo, MSpS (Misioneros del Espíritu Santo). P. Juan José Molina, OSST (Trinitario) Subcomité De Obispos para la Iglesia en América Latina (USCCB)

Compartiendo desde su experiencia comentó que “El ruido no hace bien, y el bien no hace ruido”. Agradeció a los religiosos/as por no hacer ruido. Pablo VI en su encíclica EN nos dio tres pautas para la nueva evangelización: Nuevo ardor, nuevos métodos y nuevas expresiones. Jesús a pesar de mi mismo está convencido de que puede hacer llegar su amor al mundo. Muchas congregaciones han desaparecido, pero los que seguimos se han mantenido por generar métodos para seguir el camino. Comentó que lleva en USA 30 años buscando a Jesús. La VC va creciendo  lentamente y los emigrantes han enriquecido con su fe católica también a la VC.  Estamos aquí porque nuestro corazón llegó primero, el cuerpo se irá ajustando a las nuevas situaciones donde vivimos, pero con nuevos métodos para que nuestro cuerpo sea expresión de ello. Todos debemos seguir encontrando nuevas expresiones. Nuestra consagración es buscar siempre al Señor, pero tenemos que revisarnos continuamente. Si tenemos revisión. Lo intercultural nos hace estar atentos para incluir a todos. Estar atentos a no imponer una cultura sino dejarnos enriquecer por los aportes de los demás. El tamaño de nuestra VC es más pequeño. Amerita una relación más personal. Tenemos que seguir buscando esas expresiones nuevas, nuevo ardor en todos los lados del mundo. En síntesis: toda comunidad religiosa tiene que tener como primera inspiración la fidelidad al evangelio.  Para seguir refundando hay que tener apertura arriesgada a lo nuevo, desde nuestros carismas y tener una escucha para dar respuesta a los pobres, necesitados y especialmente a nuestra casa común.

Seguidamente se hace el espacio para preguntas para ser respondidas por los ponentes del Foro. Entre las respuestas que se dieron se pueden destacar las siguientes:

-Sobre la identidad. El papel del religioso debe ser de tal manera que de su vivencia  los demás entiendan su pasión por Cristo (De Arrupe). Ser religioso es transmitir a Jesucristo desde su propia identidad.
-Hablando de la crisis de identidad, hay miedo de una nueva institucionalización. La periferia no es una institución, sino una nueva forma de VC con los pobres.
-Todas las teologías nos vav ayudar, pero la base tiene que ser el evangelio. Mons. Romero siempre predicaba sobre lo que el evangelio decía ese día. Lo demás son herramientas que no pueden reemplazar al evangelio.
– ¿Qué estructuras hay que cambiar y con qué criterios?
-Estamos en una crisis de autenticidad; no tanto una crisis de identidad.

Posteriomente se dio paso al receso y al regreso del mismo el moderador Ignacio Madera hizo la presentación Panel: Vida Consagrada nueva: Intuiciones;  y los panelistas se agruparon según los aportes de las NG y la ETAP

DE NUEVAS GENERACIONES
1.      Pedro Juan Becerra Alba, misionero Espíritu Santo (Mx)
2.      Hna. Paola Verónica Zapata, carmelita misionera teresiana (Uruguay)

Su presentación la hicieron en base a 4 pilares. Parten de lo que NG ya tienen; desde el eje “nosotros”. En este camino de reciprocidad se juega la fidelidad al evangelio y creatividad propia de cada etapa. En este encuentro no es derribar posturas sino transformarnos. Los Pilares que expusieron lo resumieron en lo siguiente:

PILAR 1: INTUICIONES: DIÁLOGO Y DISCERNIMIENTO

1.      Diálogo integeneracional: todos contamos con comunidades intergeneracionales, pluralidad de presencia, edades, estilos. En los estilos surge la formación, que es una riqueza. No se trata de juzgar. Cada espacio formativo ha sido respuesta a una etapa concreta. Hay que unificar la sabiduría que traemos todos, con la que contamos pero hay que poner en común. el dialogo: lugar de revelación, en el cual se comprende que cuando otra persona  nos comparte algo distinto, nuestra conciencia se crece. Es el lugar donde experimentamos consensos y disensos, acuerdos y desacuerdos. Pero en el diálogo intuimos que a través de la paz, se viva. Que podamos llegar a consenso o no, pero con paz, ceder con paz, hacer fuerza, pero con paz. Diálogo que implica un constante aprendizaje de escuchar-hablar. Como NG ya empezamos a aprender a escuchar y a hablar; con  aprendizajes y con errores. Este camino es recíproco, construyendo el nosotros, como comunidad;  esto es difícil en una cultura de yo y tu; hay que llegar al nosotros que hemos ido construyendo con Dios, yo y nosotros.
2.      Discernimiento comunitario: muy importante y muy repetido. Cómo enseñar métodos de discernimiento desde las primeras etapas de formación y seguirlas en la formación permanente. Aquí se juega la vida, los votos, la misión. Es una vida compartida en comunidad. Que rompa el individualismo; es buscar ser testimonio desde nuestras comunidades. Que este discernimiento pueda ayudarnos a dejar de pontificarnos; es hacernos tontos/as; dejar de simular qué soy. Ser lo que soy más bien.
Actualmente el papa dice que dejamos a los ancianos por un lado y jóvenes por otro. Tenemos como VC esta  oportunidad.

2.PILAR:  LA FORMACION

Nuestra formación ha estado marcada por su tiempo propio. El desafío es hacer síntesis entre lo que viene a nivel cabeza y lo que viene a nivel experiencia. Gestionar una formación permanente, que requiere un reto: la comunidad  formativa, no solo un formador/a. Es posible si todos damos el paso. Nos surge también reconocer las nuevas tecnologías. La clave sería ¿Por qué prefiero estar conectada y no comunicada? Los tics están involucrados en todos y en todas; hay que mirarlos  como una herramienta y no como algo que nos invade.

3.      PILAR: LA MISION

En la misión contamos con dones específicos ¿Esos talentos son solo para nosotros?  Desde mi don cómo hacer para ponerlo al servicio?. Misión entendida como misión que congrega. Es el envío que tenemos por haber sido llamados por Dios. Consagrados para la misión. Reconocer que todos estamos en esta misión global de cuerpo y corresponsables de ello. Ya no queremos percibirla como “mi misión”. Es el sentimiento y la conciencia de que es un trabajo compartido. Es una misión compartida y la construimos todos.
Esta misión es un espacio donde la VC se rehace, recrea, reencuentra, sana sus heridas en la medida en que salimos de nosotros mismos/as.
Esto nos ha llevado a estar atentos, a no desviarnos de nuestras prioridades. Muchas veces nuestra misión es seguir juntando dinero, mantener estructuras y modelos de apostolado.

4.      PILAR: LA IDENTIDAD

NG entiende como identidad un modo de ser. La VC  de NG va más allá de los votos perpetuos. Es un paradigma. ¿Quién teniendo a la Ruah, en sí mismo, puede no ser NG?. Nuestra identidad es ser cristiformes, ser memoria y reflejo. Mirar al hermano  como un regalo. El otro es una posibilidad de relación de sujeto a sujeto. Potenciar lugares comunes, abrir el corazón, compartir humanidad. Tenemos que saber estar con el otro y volver a nuestra opción fundacional. Recuperar la profecía como trabajo en la iglesia, reconociendo  que Dios parte desde el amor. Dios nos conquistó con su amor, de aquí hay que partir para construir nuestras comunidades.

DE ETAP
1.      P. Guillermo Campuzano, CM (Padres Vicentinos)
2.      P. Sergio Montes, SJ. (Padres Jesuítas)

En nombre de todo el ETAP. Destacan dos intuiciones.
1. Intuiciones desde la realidad 2. Intuiciones generadoras de vida.
Creemos que una VC todavía es posible. Se lee jn 12,35. En el primer bloque desde la realidad tenemos una intuición: El anhelo de camino de la VC de la CLAR y las propuestas de Francisco se van encontrando y nos están abriendo a nuevos rumbos, con significado especial a nosotros y a la iglesia. Son invitación a quitar la piedra, a salir fuera y ser capaces de desatar las ataduras. En estos días de Congreso hemos visto con claridad los elementos que nos hacen permanecer en la tumba; como seducidos en la tumba: nuestros miedos, desconcierto ante este tiempo axial, desconcierto teológico, consagración,  nuestra incerteza e inseguridad, que nos hacen tener miedo de empezar procesos nuevos y suscitar nuevas iniciativas. En estos días está claro el grito de nosotros. Queremos pero no sabemos cómo. Encontramos desde la Ruah la manera de desarrollar esta posibilidad. La Ruah está aquí acompañando nuestros anhelos y es tarea nuestra percibir sus susurros que suscitan desafíos; para ello tres puntos a tener en cuenta.

a-      Dado que somos instituciones, tenemos que lanzarnos al desafío de abandonar, (deconstruir, ser capaces de cuestionar todo para quedarnos con lo bueno, de desaprender para aprender de nuevo). A potenciar los elementos de vida que están entre nosotros. Tenemos que potenciar los signos del Espíritu. También ser capaces de crear con audacia lo nuevo, asumiendo nuestra capacidad histórica en comunión.  Esto supone una conversión a la que la iglesia ha sido invitada desde el Concilio y documentos;  conversión a los signos de la historia, dejando los  miedos, superando la tentación de no vivirnos  con radicalidad lo que somos. LaVC  perfecta e ideal no existe, solo existe una VC;  ésta que nosotros nos hemos atrevido a encarnar en la medida en que la hemos encarnado; y  esto es un proceso de conversión. Liberados nos arriesgaremos a amar.
La realidad no está dividida entre blanco y negro. Hay una gama cromática que configuran y hacen realidad el abrazar una vida real y concreta, la que tenemos. Invitamos a superar la lógica excluyente que quiere enfrentar una cosa frente a otra. Algunos pensadores hablan de un mundo poscolonial, en este mundo que camina hacia la descolonización. Entre nosotras percibimos elementos de colonianismo interno que perduran en las estructuras caducas, y  esto mata la vida.
b. Intuiciones generadoras de vida.

1. Compartir la vida, misión y Espíritu con los laicos ya que esto generara cambio de estructuras internas. Nos va a ayudar a ver estructuras y convicciones que ya no funcionan  y pueden llevarnos  a una resignificación de nuestra propia identidad

2. constatamos que hay 3 lugares propios a todos los carismas. Son los lugares donde la vida está clamando, las culturas, la ecología, y la humanización de la humanidad. Si queremos ser parte activa en la preservación de nuestra casa común debemos hacernos presentes con valor y audacia .

3.Hay otro lugar es la VC consagrada misma que hoy fragilizada se ha convertido ella misma en lugar de misión.

Para que funcionen refundación, restructuración, revitalización tenemos que abrir los ojos, abrir la visión, y ensanchar la vista. Necesitamos una visión más planetaria. No basta con que vivamos en comunidades interculturales sino llegar a tener una visión mas holística y planetaria para comprender esta realidad.

Nos hemos preguntado cómo. Hay una clave antropológica  y teológica que nos puede ayudar a ver nuestro cómo darle a Dios. Es el cómo relacional. Ej. Federico Carrasquilla y todos los demás. La clave es la que viene de la vida y por ello pertenece al corazón del evangelio, porque éste asume lo humano sin miedo; es el que nosotros configuremos todo lo que somos y hacemos desde el horizonte relacional, esta es la mística y profecía que se nos pide en un mundo roto donde la crisis puede ser leída como crisis de co-existencial humana teniendo lo que de nosotros es propio: La Trinidad, en comunidad y participación.

Es esta lógica de la Trinidad comunitaria y al mirar nos preguntamos qué signos somos o qué signos dejamos de ser. Sentimos el clamor del desafío de resignificarnos como un pueblo unido más allá de loa carismas individuales. El desafío al que estamos llamados hoy no se trata de mejorar mi casa, mi carisma sino de que todos seamos capaces de sentirnos un cuerpo dentro de la iglesia que quiere ser signo para la humanidad de aquello que profundamente le habita.

En este momento histórico, tiempo axial, en que nos encontramos, las NG están urgidas por el Espíritu  y portan lo nuevo. A nosotros/as nos toca discernir lo nuevo contemplándolas a ellas  desde esta VC que nosotros/as soñamos. No tengamos miedo de contemplar desde nuestros sueños dejándoles a ellos/as ser. Hagamos la experiencia de los primeros  creyentes: levantar las tiendas, ser itinerantes.

Este congreso es un Kairós si sabemos aprovecharlo. Pero además es un congreso de la VC de América Latina y del Caribe que puede ser voz profética para la vida consagrada del mundo. Que sintamos que lo que estamos haciendo aquí es un eco para la VC del mundo. El Espíritu nos está animando a que lo que sentimos como clamor se encarne en nuestros compromisos. La experiencia de Pentecostés fue también la de hombres con miedo pero capaces de creer algo distinto y cambiar un mundo. Aquí somos más de 1330 ¿Qué mundo vamos a cambiar? ¿cuando?

Para cerrar este bloque retomamos las palabras de Mercedes Casas:” Vida consagrada el momento y el lugar es aquí y ahora, hay que  hacer que la vida consagrada acontezca”. Nos toca a nosotros para que esta VC se haga Kairós, para nosotros/as  y para la iglesia, no queremos ser inferiores a este momento histórico que nos ocupa.
A continuación, Ignacio Madera agradeció a los panelistas y dio la palabra a 4 intervenciones de la asamblea para ser respondidas por los panelistas.

De las respuestas se pueden destacar lo siguiente:

-En la iglesia y nosotros en la VC hemos caído en la tentación del esnobismo, la búsqueda de lo nuevo por lo nuevo y no la búsqueda de vivir la novedad de lo permanentemente nuevo. El evangelio es nuevo hasta el fin de los tiempos que es capaz de hacernos nuevos a nosotros. Esto es importante que lo  tengamos claro para no caer en la moda. Tenemos que volver al Reino y a los valores permanentes del Reino, que son inmudables, incuestionables así como los vivió la persona de Jesús.
-Cuando de veras estamos llenos de lo que somos, de humanidad,  se nota y lo podemos ver; y si nos ha dado un carisma, miles de carismas que a través de una persona se han compartido a familias religiosas, sabemos que si ese carisma no se pone en práctica, se pierde  el don  para el servicio del otro, si no, no es. No me va a santificar a mí, si no es para el otro.
-Creo en una VC en constante encuentro con Jesús. El encuentro y la consagración pasan por el día a día, y si no es así se vuelve vacía. Tenemos  que volver a las fuentes permanentemente en el día a día, donde se renueva nuestra consagración. De aquí parte nuestra espiritualidad. Santa Teresa diría: “saber estar con aquel que nos ama”.
-Todos los días vamos a misa, rezamos, nos vinculamos con Dios, Jesús, E.S, la Virgen; y  ¿qué efectivamente, es distinto y nuevo? Nos saludamos mejor cada día? ¿Nos decimos que nos queremos mejor? No hay recetas. El evangelio no es una receta sino una propuesta de un mundo nuevo según el amor de Dios. El riesgo de este congreso es encontrarnos con el otro y que nada haya cambiado, porque no nos hemos dejado interpelar por el grito de Jesús que nos dice: ¡sal fuera!.El desafío es el de salir…la fruta está madura y nos toca actuar; si de aquí no estamos dispuestos a salir para actuar, entonces,  todo habrá sido muy bonito pero que no tocan el corazón ni las entrañas.
-¿Será que la VC joven se están adhiriendo a lo viejo? O no nos atrevemos a lo nuevo, a salir adelante? ¿cuánto nos acomodamos? ¿Cuando nos atrevemos salir?

Ignacio Madera  cierra la jornada de la mañana con unos avisos.

Se reaunudó la jornada de la tarde, mientras en el auditorio Mercedes Casas presentaba el tema a los congresistas de jornadas alternativas, los congresistas se dirigieron a los talleres respectivos.

Posteriormente, a las 16.30 todos los congresistas se dirigieron al palacio de los Deportes, cerca del colegio donde se celebró la Eucaristía y posteriormente se continuó con un concierto sacro y folklórico.

La Eucaristía fue presidida por el Cardenal Rubén Salazar Gómez, Arz. De Bogotá; de la Vicaría de Religiosos de Bogotá.

Su homilía transmitió un mensaje profundo y sencillo del cual se puede rescatar lo siguiente:

“La palabra que acabamos de escuchar ilumina el sentido de la VC en estos días de Congreso. Esta Eucaristía se convierte en una Eucaristía de envío. Cada consagrado es un  discípulo del Señor Jesús.  Hemos seguido y seguimos al Señor. Hemos escuchado su llamada, así como los apóstoles, también nosotros hemos respondido dejándolo todo y siguiéndolo a Él. Pero hoy el Señor nos pide algo especial que podemos concretar en unos puntos:

1.      En el texto Jesús les dice a los discípulos: ¡vamos a la otra orilla! ¿Qué orilla? Era la Galilea de los paganos, en esta invitación nos dice que salgamos. ¡Iglesia en salida…vayamos al mundo!; nos quiere consagrados pero consagrados para el mundo, así como Él vino consagrado por el Padre para la redención del mundo. El mundo de hoy necesita de esas personas que se entreguen totalmente por amor del Señor. En un mundo egoísta, hedonista, que invita a las personas a encerrarse en sí, fragmentado, en donde difícilmente se hace comunidad. Este mundo es la otra orilla. ¡Salgamos!. El mundo necesita hoy de los discípulos del Señor, de sus consagrados.
2.      Ir a la otra orilla nos expone a la tempestad. Los apóstoles iban con el Señor en la barca y se levantó la tempestad. A nosotros nos pasará lo mismo. En la medida que vayamos al mundo se levantará el mal que quiere destruirnos, el mal que es el pecado. El pecado es una presencia clara que no podemos ignorar: Injusticia, violencia con todas sus implicaciones.  Pero nosotros sabemos, porque lo acabamos de escuchar, que Cristo muerto y resucitado ha vencido definitivamente el pecado. Podemos sentir angustia, y podemos gritarle al Señor:¿No te importa que perezcamos? Sentimos a veces que la barca del Pedro pereciera hundirse y sin embargo el Señor ha vencido el mal y por tanto unidos al Señor siempre podremos vencer. No con la victoria del mundo sino la que da Jesús,  la victoria de la cruz, del despojarnos de nosotros mismos, de  nuestros intereses personales o comunitarios para entregarnos al servicio del Señor. Esto significará también que el mundo va siendo llenado del amor y la misericordia de Dios, porque el amor de Cristo es el que nos mueve (Corintios) y no nos permite quedarnos tranquilos. Ese amor es el único que verdaderamente puede transformar el mundo y dar fortaleza en la debilidad; por eso seguimos a Cristo urgidos por su presencia. Es  la presencia victoriosa de Cristo que se hace presente de forma especial por medio de la VC. Desde la riqueza de los carismas nos injertamos en el corazón de la sociedad: niños, ancianos, desamparados, que el mundo discrimina. Con nuestra presencia de amor podemos hacer presente la victoria del amor de Dios.
3.      Damos gracias a Dios por todo lo que hacemos en todo el mundo. Gracias porque nos ha llamado, elegido para ser sus testigos en medio del  mundo. Le pedimos al Señor que nunca falte la VC en la  iglesia; que siga llamando y mostrando las orillas a las que tenemos que ir y cómo unidos a Él podremos vencer los embates del mal  y del pecado y cómo ese testimonio es la fuerza que va a transformar el mundo en que vivimos.

Después de finalizada esta hermosa  Eucaristía con una bendición solemne. Agradeciendo a Dios tantos dones recibidos terminamos la jornada con un concierto sacro y folklórico donde hubo mucha alegría y entusiasmo.

Fuente: Comisión de Comunicaciones Congreso de Vida Consagrada – CLAR

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.