Diócesis Noticias

Bilbao: Varias parroquias elaboran un plan de desarrollo económico y social

Las parroquias de Bilbao presentan un plan de desarrollo económico y social

La Iglesia está donde se le necesita. Y proponiendo soluciones a los problemas de hoy. Concretamente, en la diócesis de Bilbao las parroquias de la Unidad Pastoral de Karrantza-Lanestosa, formada por unas 3.000 personas que habitan en núcleos dispersos, han puesto en marcha un plan de desarrollo económico y social «que anticipe los escenarios futuros e implique a los agentes para la ejecución de las acciones precisas». Ante la celebración de la festividad de la Virgen del Suceso, numerosas personas que se acercan a esta celebración puede conocer la iniciativa de primera mano.

El párroco, Miguel Ángel Esnaola, señala que han colocado un stand informativo para dar a conocer este plan que se ha gestado por la situación «de declive» que se vive en el entorno. Es una zona rural donde «desde hace algún tiempo» vienen experimentando «que se está generando un círculo vicioso» que dificulta la actividad económica, el empleo, la mejora de infraestructuras y dotaciones y el establecimiento permanente de las personas en el área.

Esta comarca está caracterizada por un amplio y rico patrimonio natural, cultural e histórico, pero «se está deteriorando paulatinamente» a causa de los altos costes de conservación y «el menor uso que tiene en comparación con épocas pasadas». Conscientes de la situación y «en continuidad con una tradición eclesial de implicación con la realidad social más cercana», las parroquias de esta unidad pastoral quieren impulsar un plan en el que se abra un diálogo con los consistorios, la Diputación y demás agentes responsables.

La metodología del proceso, acompañado por una empresa de asesoría, consistirá en crear grupos de trabajo “que impliquen a particulares y empresas existentes” para poder impulsar y ejecutar “nuevas ideas de negocio” y ejecutar los proyectos seleccionados. Los trabajos de elaboración de este plan de desarrollo económico y social durarán cuatro meses.

Print Friendly, PDF & Email