Big-Bang: de Georges Lemaitre a Stephen Hawking, por Fidel García Martínez
Firmas

Big-Bang: de Georges Lemaitre a Stephen Hawking, por Fidel García Martínez

Big-Bang: de Georges Lemaitre a Stephen Hawking, por Fidel García Martínez

La muerte del astrofísico S. HAWKING ha sido sentida y aireada de forma especial en la medios de comunicación, muy especialmente en las Redes Sociales, en donde se pueden leer todo tipo de opiniones desde las más entusiastas y laudatorias, a algunas más críticas por sus posturas no de gran astrofísico, uno de los más relevantes, sino por sus opiniones sobre cuestiones teológicas de gran calado sobre el misterio de Dios fundamento último de todo lo existente. Lo que realmente pensaba el autor- sin duda un gran divulgador de teorías astrofísicas- de la Historia de Tiempo, sobre la creación del mundo, nunca se sabrá, es un secreto que se llevó a la eternidad, los medios con frecuencia repiten sus ocurrencias irónicas sobre el misterio de Dios así como su agnosticismo confeso. La postura de Hawking sobre algunas cuestiones teológicas está siendo resumida por algo tan irrelevante como que ser Dios era muy aburrido, no se refería a él mismo por razones evidentes fácilmente perceptibles.

George Lamaitre fue un sacerdote católico muy popular en su tiempo. Unía en su persona el saber teológico con la cosmología, la astrofísica y la música, llegó a ser en su tiempo un referente para los investigadores. En 1927 publicó una de sus investigaciones más importantes en las que demostraba que las ecuaciones de Einstein admiten una solución donde un universo de masa constante se haya en continua expansión, postulado que según Hawking parece evidente, pero que aquel tiempo (1927) fue recibido con desprecio y escepticismo. Para algunos astrofísicos aquello suponía el concepto Creación, lo cual pensaba que incompatible con la ciencia astrofísica. Pero Lemaitre tenía la libertad del hombre de fe que aspiraba a entender cómo el universo es verdadero, sabiendo que sea cual el modelo escogido por Dios, éste (el universo) es bueno y compatible con la fe revelada. Con el tiempo las ideas del sacerdote católico fueron aceptadas incluso por Einstein. Desde la hipótesis de la gran explosión inicial (big-bang). G. Lemaitre realizó importantes estudios sobre los rayos cósmicos. En cosmología llegó a resultados teóricos que facilitaron la predicción de los agujeros negros ( S. Hawking). Como decía el gran cosmólogo y astrofísico: “la ciencia es bella, merece ser amada por ella misma, pues es reflejo del pensamiento Creador”. Resultan sorprendentes las actitudes de algunos científicos hoy, siguen las mismas posturas que algunos clérigos en tiempo de Galileo, rechazaban los conocimientos científicos en nombre de nombre de una presunta ciencia teológica, mientras que hoy son las científicos los que desacreditan la ciencia teológica en nombre de presuntas teorías científicas.

Fidel García Martínez, Catedrático Lengua Literatura, Licenciado en Ciencias Teológicas

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Big-Bang: de Georges Lemaitre a Stephen Hawking, por Fidel García Martínez, 5.5 out of 10 based on 2 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Fidel García Martínez

Catedrático Lengua Literatura, Doctor Filología Románica, Licenciado en Ciencias Eclesiásticas . Tesis Doctoral sobre San Juan de la Cruz (Prosa Retórica) Tesis de Licenciatura (Santa Teresa) Premio investigación "María Zambrano (MEC) Colaborador prensa de Asturias y en otros diarios nacionales digitales. Revista brasileña (Hispanista) Participante en los Cursos de Verano de La Granda (Avilés)
Secretario Ateneo Jovellanos de Gijón. Ex-Concejal de Ayuntamiento de Avilés

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.