Bienventuranzas familia cristiana misionera, Carlos Osoro
Carta del Obispo Iglesia en España

Bienventuranzas de la familia cristiana misionera, al hilo de una carta del arzobispo de Valencia, Carlos Osoro

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, Sacerdote-periodista

El arzobispo de Valencia, Carlos Osoro Sierra propone en su última carta pastoral las “bienaventuranzas de la familia”.

“Este tiempo de Adviento que estamos viviendo, señala el arzobispo valenciano,  es propicio para caer una vez más en la cuenta que el ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios para amar, y que solamente se realiza plenamente cuando hace una entrega de sí mismo a los demás. Precisamente, la mejor manera de descubrir esto es en la familia cristiana, el ámbito más privilegiado para que cada persona aprenda a dar y recibir amor”

Indica posteriormente que “los desafíos de nuestra cultura hacen que sean necesarias redes de apoyo y cercanía a la familia. La Sagrada Familia, que presenta la Iglesia como icono de la familia, debe ser para todos los cristianos una apuesta de servicio a nuestra sociedad, haciendo presente el Amor de Dios, tal y como Ella lo hizo en este mundo, a través de las iglesias domésticas que son las familias cristianas”.

Después de subrayar el proyecto “familia misionera” tan necesario en nuestra sociedad y en nuestra cultura donde se dan tantos desarraigos y tantas emergencias subraya que “entre esos desarraigos, el más grande es el que tiene su origen en la ruptura que el ser humano vive en lo más profundo cuando retira a Dios de su vida y lo margina, cuando comienza a padecer esa enfermedad que es la incomunicación con Dios, cuando no tiene experiencia del Amor verdadero que es el que se nos ha manifestado en Jesucristo. La familia, en general, es el lugar del arraigo afectivo de las personas: el ser humano necesita ser amado y amar”, pone a la Sagrada Familia como modelo de familia cristiana.

“La Sagrada Familia, dice el arzobispo valenciano, formada por Jesús, María y José, sigue siendo un lugar privilegiado para mirarse las familias cristianas. Cuando hoy se da una disgregación grande de la familia y un empobrecimiento del amor en una cultura que genera egoísmo, ¡qué valor más significativo tiene la familia cristiana! Son verdaderos signos de evangelización”.

Concluye su carta pastoral monseñor Carlos Osoro con las “bienaventuranzas de la familia misionera”

1. Bienaventurada la familia cristiana que, como iglesia doméstica que es, no deja de anunciar en medio de este mundo que el matrimonio y la familia son insustituibles y no hay otras alternativas.

2. Bienaventurada la familia cristiana que sabe que ha recibido la misión de custodiar, revelar y comunicar el amor, siendo reflejo del amor de Dios por los hombres y constructora de la paz en el mundo.

3. Bienaventurada la familia cristiana que sabe que sólo la fe en Cristo y la participación en la fe de la Iglesia la salva, y que tiene una vocación profética de manifestar el amor de Cristo.

4. Bienaventurada la familia cristiana que cree, firmemente, que ella es el ámbito privilegiado donde la persona aprende a dar y recibir amor.

5. Bienaventurada la familia cristiana que sabe que, en la medida que viva con más identidad cristiana, mejor expresará su vocación de anuncio de la Buena Nueva a este mundo, pues reflejará mejor lo que es: un bien necesario y fundamento indispensable para la sociedad.

6. Bienaventurada la familia cristiana que cree y se construye con lo que Cristo ha revelado: “Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que quien da la vida por sus amigos” .

7. Bienaventurada la familia cristiana que sabe, vive y asume que la misión entre los suyos pasa por ser cauce de transmisión de la fe y del amor del Señor, y también por formar personas libres y responsables.

8. Bienaventurada la familia cristiana en la que todos sus miembros realizan el compromiso de buscar tiempos para comunicarse entre ellos, para orar juntos y escuchar la Palabra de Dios, para celebrar juntos la Eucaristía dominical, para dar testimonio público de su fe.

9. Bienaventurada la familia cristiana que encuentra en la Sagrada Familia de Nazaret su prototipo, porque, unida en el sacramento del matrimonio, alimentada por la Palabra y la Eucaristía, está llamada a vivir su vocación y misión como célula viva de la sociedad y de la Iglesia e instrumento de unidad para todo el género humano.”

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Bienventuranzas de la familia cristiana misionera, al hilo de una carta del arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email

Antonio Díaz Tortajada

Antonio Díaz Tortajada nació en 1947 en Castielfabib (Valencia). Sacerdote diocesano desde 1973. Miembro del Instituto Secular Jesús Sacerdote. Licenciado en Teologia, Ciencias de la Información y Diplomado en Psicología. Fundador de la emisora católica "Radio Luz de Valencia". Actualmente Consiliario de la Junta Diocesana de Hermandades y Cofradías. Columnista habitual en los diarios locales valencianos. Autor, entre otros libros, de: "Evangelización, lenguaje y cultura" (1983), "Llamados para anunciar el Evangelio de Dios" (1984), "Me encanta mi heredad" (1989), "Juan Pablo cree en los jóvenes"(1990), "El camino de la Cruz" (1991), "Arriesgar la palabra"(1993), "Plegarias" (1994), "El silencio de Dios" (1994), "Vivir lo que esperamos" (1997), "Viacrucis del Hombre Dios" (2000), "Háblame de Jesús" (2001) y "Variaciones sobre el Génesis" (2005)

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.