Iglesia en España Última hora

Bernardito Auza pide «defender la vida hasta su ocaso»

Esta tarde el nuncio Durante la inauguración también ha intervenido el nuncio del Vaticano en España, Bernardito Auza, ha intervenido en la inauguración del 22 Congreso Católicos y Vida Pública lamentando que España «corre el riesgo de libertad de expresión en la educación», como se está viendo, y que hay expresiones culturales que presentan obstáculos para la vida y la familia». Además de hablar de la reforma del aborto como una «salida fácil« para la mujer, que al final acaba abandonada, el nuncio ha indicado que «nosotros no dudamos del valor de la belleza de la vida, no dudamos de que, incluso en situaciones difíciles, la vida sigue siendo un don».

Tras el aborto, otro tema: la eutanasia. Monseñor Auza pidió «trabajar con mayor compromiso para defender la vida hasta su ocaso, porque no somos dueños de la propia vida, y mucho menos de la de los demás (…). Animo a todos a que, unidos a los pastores de la Iglesia que peregrina en España, aúnen sus esfuerzos para preservar el don sagrado de la vida». Por último, el nuncio ha transmitido a los asistentes la bendición apostólica del Papa Francisco.

Cómo recuperar la cultura de la vida

Durante esta jornada inaugural del Congreso, organizado por la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU y que, por primera vez se ha celebrado íntegramente online a través de la página del Congreso, el presidente de la ACdP y del CEU, Alfonso Bullón de Mendoza, ha destacado que «en este Congreso no se trata solo de expresar nuestro rechazo a toda legitimación de una cultura de la muerte, del aborto, el infanticidio o la eutanasia, que por supuesto. Es mucho más. Lo que se pretende es encontrar una sabiduría profunda que nos explique por qué se ha perdido una cultura de la vida y cómo es posible recuperarla […] Una recuperación del gusto y del sabor por la vida en todas sus manifestaciones, formas y estados».

Acompañando a estas palabras, el consiliario nacional de la Asociación Católica de Propagandistas, Fidel Herráez, ha señalado que «la vida, que es el don más maravilloso que hemos recibido, presenta una dimensión terriblemente frágil y débil, que requiere la defensa y la protección por parte de todos». Por su parte, el director del Congreso Católicos y Vida Pública, Rafael Sánchez Saus, ha precisado de «una renovación de nuestro proceso evangelizador; una defensa de la vida, con pandemia o sin ella, como tarea de nuestro tiempo». Además, ha asegurado que «existe una pretensión medio satánica medio infantil de la total autonomía del hombre en la construcción no ya solo de su destino, también de su identidad y de su propio cuerpo», arremetiendo contra «los falsos dioses de ateos y paganos no sirven en tiempos de calamidad», representados en «la previsión de que el Gobierno de Pedro Sánchez atacara el derecho fundamental a la vida».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME