Revista Ecclesia » Benigno Blanco, en la clausura de la semana de la Familia Amoris Laetitia: «Somos seres familiares. Compensa hacer familia»
Benigno Blanco, en la clausura de la semana de la Familia Amoris Laetitia: «Somos seres familiares. Compensar hacer familia »
Destacada Iglesia en España Última hora

Benigno Blanco, en la clausura de la semana de la Familia Amoris Laetitia: «Somos seres familiares. Compensa hacer familia»

El amor de verdad: querer querer fue el tema central del abogado y escritor Benigno Blanco, presidente de la Federación Española de Familias Numerosas, con la que el Instituto Berit de la Familia de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) ha clausurado la semana de la Familia Amoris Laetitia 2021.

Con más de 400 participantes de forma virtual, Concepción Albarrán, directora del Instituto Berit de la Familia de la UCAV, se ha mostrado convencida de la «necesidad de reforzar la familia para poder vivir con paz lo mejor posible las situaciones y contratiempos que se nos presenten». Por su parte, la presidenta del Instituto Berit de la Familia de la UCAV, Lydia Jiménez, ha mostrado la «importancia de la familia para que la sociedad aporte valores a los demás».

«La familia es una fuente de felicidad inmensa», ha ratificado Benigno Blanco durante su conferencia que a lo largo de su intervención ha hablado de cómo llegar a la edad adulta queriendo y dejándose querer encuentran más motivos para ser felices.  «Somos seres familiares y compensa hacer familia».

Tras ahondar en algunos aspectos clave de la encíclica Amoris Laetitia, en particular en el capítulo 4, donde Francisco afirma de forma reiterada que el amor matrimonial es algo a cuidar y a crecer (n. 89), un desafío que requiere lucha, reinventarse y empezar de nuevo hasta la muerte (n. 124), que se institucionaliza en el matrimonio para proteger el compromiso mutuo y crecer en solidez (n. 131) y que supera los sentimientos para convertirse en un querer hondo que involucra toda la existencia (n. 163), Benigno Blanco ha abordado el tema central de su conferencia: querer querer.

Esa voluntad firme de querer estar para el otro, de entregarse, está por encima de la volatilidad de los sentimientos y emociones. A su juicio, la falta de vocaciones matrimoniales hoy tiene un antecedente que es la propia experiencia que las parejas han tenido en sus respectivas casas. «No podremos alentar un camino de fidelidad y de entrega recíproca si no estimulamos el crecimiento, la consolidación y la profundización del amor conyugal y familiar», ha señalado Blanco en referencia a las palabras del Papa Francisco en la exhortación apostólica.

Benigno Blanco ha expuesto a su vez que «el matrimonio no es solo la boda, es la vida conyugal, tarea amable para la vida. Y resulta factible en clave cristiana porque es cosa de tres: los que se casan y Dios; y con un socio tan poderoso, es negocio seguro y de éxito. Por eso es vocación a la santidad, proyecto de vida en clave de santidad personal».

Para finalizar, el presidente de la Federación Española de Familias Numerosas ha dejado a los participantes en esta semana de Amoris Laetitia el siguiente decálogo para que el matrimonio funcione:

— Respetar al otro

— Mantenerse amable para el otro

— Querer el contento del otro

— Buscar siempre la concordia

— No dejarse servir

— Crear un “nosotros” compartido

— Querer al otro con sus defectos

— No olvidar que el mal se vence anegándolo en bien

— Afrontar los conatos de crisis cuando empiezan y pedir la ayuda que se necesite

— Cuidar la amistad con Dios a la vez que el amor con el cónyuge



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa