Santa Sede

Benedicto XVI, tras casi meses, deja la residencia estival de Castelgandolfo y regresa al Vaticano

Al final de su estancia veraniega, Benedicto XVI saludó esta mañana a la comunidad de Castel Gandolfo, donde el Papa ha transcurrido un periodo de estudio, oración y reposo y donde ha podido apreciar la solicitud y premura de todas las personas que a su alrededor le han brindado asistencia y hospitalidad, tanto a él como a sus colaboradores. 

El Santo Padre ha saludado con gratitud al obispo de Albano Mons. Marcello Semeraro, al párroco de Castelgandolfo, a las comunidades religiosas y laicales, masculinas y femeninas, presentes en el territorio. Un cordial saludo, también lo ha dirigido el Pontífice al alcalde y a las autoridades civiles de Castelgandolfo. Al Cuerpo de la gendarmería; a la floristería; a los servicios técnicos y sanitarios; a la Guardia suiza pontificia; a los funcionarios y a las fuerzas del orden; así como a los oficiales de la fuerza aérea militar italiana.
Queridos hermanos y hermanas, os agradezco vuestra presencia hoy a este encuentro. El mejor modo para recordarnos es el de la oración: yo no dejaré de rezar por vosotros y por vuestras intenciones y confío que vosotros haréis lo mismo. A la Virgen María, que veneramos en el mes de octubre como Reina del santo Rosario, confío a cada uno de vosotros, a vuestros familiares y amigos. Sea siempre ella, con su mirada amorosa, la que acompañe y sostenga nuestros pasos en el camino de la justicia y la verdad. (ER – RV)

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.