Revista Ecclesia » Benedicto XVI, molesto por las críticas a su renuncia
Benedicto-XVI-renuncia
Santa Sede

Benedicto XVI, molesto por las críticas a su renuncia

Benedicto XVI, molesto por las críticas a su renuncia

Un intercambio epistolar (de noviembre de 2017) entre Benedicto XVI y un «cardenal alemán». El que publicó algunos fragmentos de la carta del Papa emérito (a menudo citado por quienes supuestamente lo apoyan en operaciones nostálgicas) fue el periódico popular alemán “Bild”, según el cual el purpurado en cuestión, cuyo nombre no se indica en el periódico (pero que con toda probabilidad es Walter Brandmüller), en una entrevista criticó a Joseph Ratzinger por la decisión sin precedentes de renunciar al Pontificado, abandonando a una Iglesia en crisis. 

«Puedo comprender el profundo dolor que usted y muchos habrán sentido con el fin de mi Pontificado», es una de las frases de la carta de Benedicto XVI publicada por “Bild”, «pero el dolor, en algunos (así me parece) y en usted, se ha convertido en una rabia que no solo tiene que ver con la renuncia, sino que se extiende cada vez más hacia mi persona y mi Pontificado en su conjunto». Continúa: «Si usted conoce una manera mejor (que la renuncia, ndr.) y cree poder condenar la que elegí, le ruego que me lo diga». Y las últimas frases de la carta de Ratzinger citada por el periódico son: «mejor recemos, como hizo al final de su Carta, para que el Señor venga a ayudar a Su Iglesia. Con mi apostólica bendición, suyo, Benedicto XVI».

Una carta que el secretario particular de Benedicto XVI, monseñor Georg Gänswein, no quiso comentar con “Bild”. El periódico alemán recuerda como sea la reciente intervención sobre los abusos sexuales estadounidenses, en la que el mismo Gänswein los compraró con el 11 de septiembre de la Iglesia.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa