Santa Sede

Benedicto XVI incide en la necesidad de respetar y promover la libertad religiosa en un mensaje a los Caballeros de Colón

En una época en que se reduciendo el derecho a la liberad religiosa, el Papa elogia en un mensaje hecho público por la Oficina de Prensa de la Santa Sede y firmado en su nombre por el cardenal secretario de Estado Tarcisio Bertone, el testimonio de fe de los Caballeros de Colón que se reúnen a partir de hoy y hasta el 9 de agosto en California. 

“Proclamar la libertad en todo el país”: sobre este tema se desarrollará el 130° Congreso Supremo anual de los Caballeros de Colón en la localidad estadounidense de Anaheim. Un tema –escribe Benedicto XVI en su mensaje– que evoca “los ideales bíblicos de libertad y justicia”, en la base de la fundación de los Estados Unidos de América, y que llama a las nuevas generaciones a la responsabilidad de “preservar, defender y promover estos grandes ideales”. El Santo Padre pone de manifiesto que “en un época en que las acciones concertadas son puestas en acto para redefinir y disminuir el ejercicio del derecho a la libertad religiosa, los Caballeros de Colón han trabajado sin cesar para ayudar a la comunidad católica a reconocer y a dar respuesta a la gravedad sin precedentes de estas nuevas amenazas contra la libertad de la Iglesia y el testimonio moral público”.

Tras destacar “los derechos de todos los creyentes, como ciudadanos individuales y en las instituciones, trabajando responsablemente en la construcción de una sociedad democrática inspirada en sus creencias, valores y aspiraciones”, el Papa hace un llamamiento al laicado católico, decisivo para el progreso de la misión de la Iglesia y, sobre todo, para afrontar los desafíos del momento presente. Su Santidad escribe asimismo que “los Caballeros de Colón han sido pioneros en el desarrollo del apostolado laico”.

Y recuerda cuanto han dicho, al inicio del año, los Obispos de Estados Unidos durante su Visita ad limina Apostolorum, con respecto a la necesidad de “un laicado católico comprometido, articulado y bien preparado, dotado de un fuerte sentido crítico frente a la cultura dominante y de valor para contrastar un secularismo reductivo que querría deslegitimar la participación de la Iglesia en el debate público sobre las cuestiones que determinarán la futura sociedad estadounidense”.

Ante estas necesidades urgentes, Benedicto XVI anima al Supremo Consejo a proseguir en su actividad de catequesis y en la formación espiritual, que han caracterizado largamente a la Orden. Porque como escribe el Papa, “cada Caballero está llamado a testimoniar su fe en Cristo, su amor por la Iglesia y su empeño” por difundir en el mundo el mensaje de Cristo.

Por último, recordando la inminente apertura del Año de la fe, Benedicto XVI asegura sus oraciones a fin de que cada Caballero de Colón manifieste la fe con su vida. Y concluye manifestando su gratitud por las oraciones que han ofrecido este año, en el 35° aniversario de su ordenación episcopal. “Un acto de solidaridad espiritual –afirma– y un testimonio de amor por el Sucesor de Pedro, un signo de fidelidad, lealtad y apoyo durante estos tiempos difíciles”.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email