Santa Sede Última hora

Benedicto XVI hace vida normal

Lo dice su secretario personal, Georg Gänswein, en una entrevista con el semanario italiano Oggi publicada el 4 de noviembre. Benedicto XVI reza, recibe visitas, lee, estudia… y reanuda sus paseos por los Jardines Vaticanos. Desde hace unas semanas circula por las redes una cadena de oración que difunde un falso rumor del mal estado del papa emérito. Para monseñor Gänswein son «fake news». «Benedicto XVI es como una persona de 93 años», explica su secretario alemán. «Tiene fragilidad física, su voz es muy débil, pero su mente está lúcida. Concelebra la Misa todos los días, reza, todavía recibe algunas visitas, lee, estudia, escucha música, se ocupa de su correspondencia. Ciertamente con un ritmo muy tranquilo».

Además, según añade, «descansa más a menudo porque sus fuerzas disminuyen, pero está de buen humor y sereno. Por utilizar la imagen de un automóvil: ha pasado de la tercera a la primera marcha». «Después de una pausa de casi tres meses, ha empezado a caminar por los Jardines Vaticanos de nuevo, si el tiempo lo permite, usando su andador». Así, Benedicto XVI “se recuperó del cansancio de su viaje a Ratisbona, Alemania”, donde viajó el pasado junio a visitar a su hermano Georg, fallecido el 1 de julio, y de la culebrilla (herpes zoster) que había contraído a principios del verano, «un virus que le causó grandes dolores».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME