Iglesia en España Nacional

Begoña Ibarrola en el Congreso Educar OP 2016, de la Familia Dominicana

“El cerebro humano percibe las necesidades sociales como garantía de supervivencia”

Begoña Ibarrola, psicóloga músico-terapeuta, apuesta por las inteligencias emocional y social para lograr un desarrollo integral de la persona

La jornada de la mañana del martes 5 de julio, del Congreso Educar OP 2016, de la Familia Dominicana, ha profundizado en el papel de las diferentes inteligencias para la Sabiduría.

     Begoña Ibarrola, psicóloga músico-terapeuta, ha abogado por desarrollar la inteligencia emocional desde antes de nacer -”sentimos en el útero de la madre”- en relación con la inteligencia social como “habilidad para dirigir los propios sentimientos y los de los demás”. Ha destacado la importancia de esta inteligencia ya que “somos personas sociales pero tenemos que desarrollar esta capacidad” y nuestro cerebro “percibe las necesidades sociales como garantía de supervivencia”. En este sentido, ha valorado la importancia de trabajarla desde la familia y la escuela ya que determinará la convivencia en el futuro. “La inteligencia social genera apegos, cooperación y evita los conflictos”, ha añadido.

     Tras ella, la maestra filósofa y escritora Carmen Guaita, ha centrado su intervención en la importancia del papel del profesor como “un referente ético y humano para los demás” que “está llamado a pensar”. “La profesión docente es la más ética porque tenemos que ser y parecer”, ha argumentado, ya que “el maestro es capaz de transformar la vida de otras personas”.

     La tarde anterior, los asistentes al Congreso habían explorado las funciones de la mente y del espíritu en la búsqueda de la sabiduría. Las palabras entusiastas del profesor Francisco Mora, doctor en Medicina y Neureociencia, abrieron una ventana “a los nuevos tiempos revolucionarios” que está impulsando la neurociencia. “Estamos en una transición hacia un nuevo pensamiento crítico, analítico y creativo -ha afirmado-, y el pivote de todo esto es la educación, la neuroeducación: la unión de ambas”.

     Francisco Mora ha defendido la unión de la razón y la emoción en el aprendizaje: “el binomio emoción-congnición es indisoluble. No hay pensamiento sin el fuego emocional que le da significado. Las ideas tienen un contenido emocional para cada persona”, activan el sistema límbico de nuestro cerebro. Y ha destacado la curiosidad como “la emoción que impulsa el aprendizaje y abre las puertas de la atención y el conocimiento”. “Sólo se puede aprender aquello que se ama, aquello que nos hace decir: ¡¡guau!!”, ha señalado. Para reivindicar la necesidad del refuerzo emocional positivo para estimular el aprendizaje: “la letra sólo entra con alegría, con placer, no con sangre”. Concluyó su intervención defendiendo el valor de los profesores en estos nuevos tiempos: “el maestro debería ser la joya de la corona de un país”.

     Posteriormente, Francesc Torralba, doctor en Filosofía y Teología, presentó el papel de la inteligencia espiritual para buscar la sabiduría, que “nos faculta para tres operaciones: interrogarse por el sentido, desarrollar la capacidad de maravillarse y estimular la potencialidad de la trascendencia, de ir más allá y elevarse”.

     El profesor Torralba empezó aclarando qué es la espiritualidad, “inherente a todo ser humano”, a la que definió como la “dimensión humana que nos faculta para meditar, orar y abrir horizontes”. Luego, la diferenció de la religiosidad, que “crea una relación con una realidad que no soy yo y con la que se establece un vínculo”, y de la confesionalidad, que conlleva un “sentido de pertenencia a una comunidad que comparte ritos, textos sagrados una historia de salvación”. “El primer error está en confundir estos círculos”, sentenció.

     Defendiendo el desarrollo de esta inteligencia espiritual en la educación -“todo niño tiene derecho a una educación integral”, dijo recordando la Declaración de Derechos del Niño de las Naciones Unidas-, Francesc Torralba propuso tres canales para educar la interioridad: el silencio, la música y la palabra. Los maestros “estamos para activar algunas capacidades como aprender a hacerse preguntas y a tomar distancia”.

     La jornada terminará con las intervenciones de Sebastián Álvaro, periodista, escritor, creador y director de la serie de televisión “Al filo de lo imposible”; de Ignacio Yepes, compositor y director de orquesta; y con la representación teatral de “El Ingenioso Hidalgo” del grupo de teatro del colegio San Francisco Coll de Albacete.

El Congreso puede seguirse en directo desde las webs: www.dominicos.org y www.educarop2016.es o a través de Twitter en @educarOP800 (#educarop800).

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email