Diócesis Iglesia en España

Balance del Año Lebaniego 2017-2018

GRAF9886. POTES, 22/04/2018.- El obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge (c), durante la ceremonia en la que han cerrado la Puerta del Perdón poniendo fin al Año Santo Lebaniego en el que cerca de un millón de peregrinos han pasado por ella, hoy en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en la localidad cántabra de Potes. EFE/Pedro Puente Hoyos ***POOL***

BALANCE DEL AÑO SANTO LEBANIEGO 2017-18 Y EVENTOS ORGANIZADOS EN TORNO A ESTE ACONTECIMIENTO JUBILAR

Alrededor de un millón de peregrinos han pasado este Año Santo Lebaniego por la Puerta del Perdón del monasterio de Santo Toribio de Liébana (Cantabria, España) que se clausura con el cierre de la Puerta del Perdón este domingo 22 de abril, a las 12 horas.

Pero más allá de las cifras, el obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, ha destacado que han sido muchas las personas que han acudido como visitantes y han regresado como peregrinos, “al haber sentido que su corazón había sido tocado por Dios”.

Otra de las características de este Año Santo, que se ha celebrado con el lema, “Nuestra Gloria, Señor, es Tu Cruz” ha sido “su carácter internacional”.

Hasta ahora, los peregrinos que acudían eran mayoritariamente españoles; pero en esta ocasión, han venido a ganar el Jubileo personas procedentes de los más diversos países y lugares.

Así, hasta el monasterio de Santo Toribio han peregrinado personas procedentes de Estados Unido, Japón, Australia, México, así como de países de latino américa (Brasil, Guatemala, Ecuador), Corea del Sur, Sudáfrica, Países de Este y de otros más de Europa.

Pero Mons. Sánchez Monge ha señalado que aunque el Año Sano termina, el monasterio lebaniego continuará custodiado el Lignum Crucis, “símbolo del perdón de Cristo hacia los hombres mediante su muerte en la Cruz”.

Por ello, “éste debe seguir siendo, sobre todo para los cántabros, un lugar de peregrinación anual para adorar el Lignum Crucis y seguir reconciliándonos también con el Señor mediante el sacramento de la confesión, porque a Dios no se le agota su misericordia hacia sus hijos”.

En este sentido, el obispo de la Iglesia cántabra destacó que otra de las características más remarcadas de este último Año Santo Lebaniego han sido “las numerosas confesiones que se han administrado a los peregrinos; algunos de ellos tras muchos años sin haber recibido este sacramento”.

Y es que el enclave montañoso del monasterio a las faldas de los Picos de Europa y la presencia del Lignum Crucis, el mayor fragmento de la Cruz de Cristo que se conserva en el mundo, “han motivo el interior de muchas personas”.

Un año de Jubileo

Esta ha sido el 75 Año Jubilar desde que comenzarán a celebrase hace más de 500 años en el monasterio de Santo Toribio de Liébana.

La apertura de la Puerta del Perdón, se efectuó el domingo 23 de abril del pasado año 2017 por el cardenal cántabro y arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro Sierra, al que acompañaron numerosos obispos entre los que figuró el también cardenal, Blázquez.

Además, este día también se halló la comunidad de los padres franciscanos que custodian el monasterio acompañados de su Padre Provincial, así como de numerosos sacerdotes de la Diócesis de Santander y de otras diócesis.

Igualmente, asistieron los prelados de la Provincia Eclesiástica de Oviedo formada por las diócesis de Santander, León, Astorga y la propia Oviedo, así como el anterior obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez Zamora, actual Arzobispo de Zaragoza.

La celebración contó con el Coro Filarmónico Vaticano dirigido por un obispo nacido en Cantabria, Mons. Pablo Colino. La presencia de este prestigioso coro en Cantabria sirvió para que efectuara en la región varios conciertos.

Asimismo en la apertura del Año Santo Lebaniego estuvo presente la Cofradía de la Vera Cruz que desde el siglo XII viene custodiando el Lignum Crucis y que a lo largo de este año ha contribuido en la atención de los peregrinos.

Carta Pastoral Obispo Santander

El padre franciscano, Iñaki Beristain, ha sido el diseñador del cartel de este Año Santo Lebaniego, que lleva por lema, “Nuestra Gloria, Señor, es tu Cruz”, lema que ha servido para titular una Carta Pastoral del Obispo de Santander en la que desarrollaba el sentido, carácter e importancia de un Año Santo Lebaniego con lo que supone la presencia del Lignum Crucis, símbolo de la redención de Cristo, de su perdón y de su misericordia como como ejes de este escrito.

Fechas especiales

Además de la Navidad y del Triduo pascual de Semana Santa, hay que destacar el 2 de mayo, día en que se celebró la procesión de la Virgen de la Luz, patrona de Liébana y que realizó un recorrido entre Aniezo y el monasterio de Santo Toribio. Este tramo discurre a través de un precioso paraje natural y es una de las procesiones más largas de España.

El 15 de mayo se celebró la solemnidad de Pentecostés, con la tradicional bajada a Potes, y el 14 de septiembre tuvo lugar una de las jornadas más importantes, la Exaltación de la Santa Cruz, que es la fiesta principal del monasterio.

A diario, se ha celebrado, a las 12,00 horas la Misa del Peregrino en el monasterio de Santo Toribio de Liébana que se iniciaba con la acogida y de la oración jubilar ante la Puerta del Perdón.

La Misa del perdón, siempre con la presencia de confesores, también se ofició a las 19,30 horas entre los meses de julio y agosto y en iguales meses, los sábados y domingos se celebraron a las 10,30 horas, 12,00 y 13,00 h.

Grabación de un CD para este Año Santo

Uno de los rasgos más relevantes del Año Santo fue la grabación de un CD con música del sacerdote diocesano y organista, Juan Jáuregui Castelo e interpretado por la Coral Solvay Ensemble, que fue editado con el folleto de las partituras.

Desgraciadamente, su autor, Juan Jaúregui, falleció durante el pasado año, no sin haber dejado una colección de CDs de música eucarística muy variada, incluso con composiciones para los niños.

El disco ha servido para que en las parroquias se ensayen, aprendan y se usen estas composiciones a lo largo de todo este Año Santo Lebaniego

Actividades complementarias

Para la difusión de este Año Santo, se editó un vídeo realizado por la televisión diocesana, Popular Televisión Cantabria; además, el día de la apertura de la Puerta del Perdón, Canal 13 retransmitió en directo la misa para toda España, al igual que Radio María.

Asimismo, se han celebrado a lo largo del año ciclos de conferencias sobre la Cruz organizadas por la Diócesis de Santander. Entre ellas figuró la titulada, “El Misterio de la Cruz en Editht Stein”, a cargo del padre Francisco Javier Sancho.

Igualmente el doctor en teología, Eduardo de la Hera, intervino con la conferencia, “La Cruz y la Luz: el Amor hasta la muerte”.

Albergues

De otro lado, con motivo del Año Santo Lebaniego, y dentro de la ruta del Camino de Santiago, se inauguró un albergue diocesano de peregrinos en Santillana del Mar.

Este albergue, cumple también una función de inserción laboral, ya que es atendido por personas a las que se las prepara con este fin y que se encargan de la acogida y acompañamiento de las personas que peregrinan.

La idea de su apertura fue del obispo de Santander, con motivo del Año de la Misericordia, por esto el albergue lleva el nombre de “Eleos”, que en griego significa amor misericordioso.

Igualmente, se ha realizado la reapertura de un albergue de peregrinos situado junto al propio monasterio de Santo Toribio.

Además, han sido múltiples las peregrinaciones de fieles de parroquias, de jóvenes, de grupos de distinta índole. Entre las que más sobresalió fue la peregrinación nacional de Enfermos donde se vivieron momentos entrañables por la presencia del Lignum Crucis.

En la jornada del 19 de julio del pasado año, el monasterio recibió la visita de SS. MM. Los Reyes de España, que recibieron explicaciones de la historia de este monasterio y contemplaron diferentes documentos. En su visita vieron de cerca el Lignum Crucis de manos del Guardián del monasterio, Juan Manuel Núñez Cid.

(Santander, ABRIL-2018) .-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email