Firmas

Avilés y la educación diferenciada, por Fidel García Martínez

Avilés y la educación diferenciada, por Fidel García Martínez

Un fantasma educativo recorre algunas Comunidades Autónomas. Según lo políticamente correcto promovido un día sí y otro también, venga o no venga a cuento, se arremete contra la Educación diferenciada tan perfectamente constitucional como la no diferenciada, siempre que los padres, los últimos responsables se la educación de los hijos así los decidan.

Los enemigos de la educación diferenciada se basan en la ideología radical de género que sostienen contra toda lógica y sentido común que los diferencias entre los niños no son naturales, necesarias, sino son fenómenos ideológicos que se pueden cambiar como se quiera y hasta donde se quiera. Algo además de ridículo, sectario. Sin embargo los enemigos de los colegios concertados con educación diferenciada lo presentan como lo más progresista de España, especialmente en Andalucía y Asturias y en todas las ahora gobernadas por conglomerados partidistas: podemitas, comunistas y socialistas. La reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por la que se admite la plena constitucional de la educación diferenciada como es doctrina común en la ONU-UNESCO, deja sin argumentos a todos los que movidos por prejuicios ideológico y políticos discriminatorios atacan la educación diferenciada siempre que la elijan los padres para sus hijos e hijas, elección que los partidarios del estado autoritario e impositivo no respeta.

En un estudio riguroso y serio presentado por Eurydice (Agencia Ejecutivo de la Comisión Europea en el Ámbito Educación) la educación diferenciada proporciona a los chicos y chicas más libertad para elegir materias no asociadas a su sexo, ofrece más espacio a las chicas, contribuye a aumentar la autoestima y fomenta el esfuerza en los chicos en no tener que preocuparse por su imagen como estudiantes.

La educación diferenciada rompe un tópico mantenido sin más fundamento que los prejuicios contra las chicas, al considerar que las carreras de letras son para las chicas y las de ciencias y tecnológicas para los chicos. Lo que es más importante mejora el acceso de las chicas a estudios científicos técnicos: precisamente los estereotipos de género, son los que más provocan la ausencia en las aulas de las chicas para aspirar a las profesiones de éxito.

El gobierno alemán anima a las jóvenes estudiantes a elegir titulaciones del ámbito de las matemáticas, informática, ciencias naturales y técnicas. Otros gobiernos están rompiendo los tabúes de que la enseñanza primaria es un campo reservado a las chicas y han puesto en marcha iniciativas concretas a atraer un número mayores de hombres a la profesión, como han hecho Irlanda, los Países Bajos, Inglaterra, Suecia.

Fidel García Martínez, Catedrático Lengua Literatura Primer Premio “María Zambrano”

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Avilés y la educación diferenciada, por Fidel García Martínez, 9.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email