Se trata del quinto año que se pone en marcha esta iniciativa, que cada vez tiene más apoyo desde todos los puntos de España, con la que queremos animar a todos aquellos que lo deseen suban las fotos de sus Nacimientos a Facebook y Twitter con la etiqueta #YoPongoElBelén. En este tiempo de Adviento, pretendemos mostrar la alegría y la fe del pueblo cristiano que mantiene arraigadas sus tradiciones navideñas. Ellas forman parte del patrimonio de nuestra fe y de nuestra cultura. Fomentarlas significa mantener vivo el espíritu de los momentos iniciales de una bella historia de vida y salvación: la que nos ofrece Jesús desde su humilde pesebre.

La campaña de este año es más especial aún, si cabe, pues coincide con la reciente publicación de la Carta Apostólica “Admirabile signum”, en la que el Papa Francisco reflexiona sobre el significado y el valor del pesebre: “Con esta Carta quisiera alentar la hermosa tradición de nuestras familias que en los días previos a la Navidad preparan el belén, como también la costumbre de ponerlo en los lugares de trabajo, en las escuelas, en los hospitales, en las cárceles, en las plazas… Es realmente un ejercicio de fantasía creativa, que utiliza los materiales más dispares para crear pequeñas obras maestras llenas de belleza. Se aprende desde niños: cuando papá y mamá, junto a los abuelos, transmiten esta alegre tradición, que contiene en sí una rica espiritualidad popular. Espero que esta práctica nunca se debilite; es más, confío en que, allí donde hubiera caído en desuso, sea descubierta de nuevo y revitalizada”.

Todas las imágenes serán compartidas asimismo desde las cuentas oficiales de la diócesis en Twitter, en nuestra página de Facebook, y en nuestro perfil de Instagram. En la campaña de 2018, se consiguieron más de 3000 imágenes y sólo en Twitter se alcanzaron los 4 millones de impactos.