TOPSHOT - Iraqi refugees who fled Mosul, the last major Iraqi city under the control of the Islamic State (IS) group, due the Iraqi government forces offensive to retake the city, arrive in the desert area of Rajam al-Saliba on the Iraq-Syria border south of al-Hol in Syria's Hassakeh province on October 22, 2016. / AFP / DELIL SOULEIMAN
Internacional

Avanzan los combatientes curdos mientras los yihadistas oponen una dura y cruel resistencia – Batalla feroz por Mosul

Avanzan los combatientes curdos mientras los yihadistas oponen una dura y cruel resistencia – Batalla feroz por MosulL ’Osservatore Romano (24-10-2016)

Continúa la batalla por la reconquista de Mosul, la ciudad del norte de Irak, baluarte desde hace dos años del IS. La ofensiva se inició el lunes pasado, con el apoyo de Estados Unidos, y ve alinearse en primera línea al ejército regular iraquí, las milicias aliadas y los combatientes curdos pashmerga.

La emisora curda Rudaw refiere esta mañana, de nuevo, combates entre los peshmerga y los yihadistas en las inmediaciones de Bashiqa, después de que ayer un portavoz de los combatienets curdos anunciara que la localidad está bajo su «total control». Los peshmerga curdos avanzan desde el este, las tropas iraquíes desde el sur, y el IS ordenó a los suyos prepararse para la batalla final en la ciudad donde fue proclamado el nacimiento del así llamado Estado islámico. Los yihaditas –sobre la base de las pocas noticias que se filtran– han excavado trincheras que después llenaron de petroleo; quieren un «muro de fuego» para parar el avance de los curdo-iraquíes. Peor aún: diversas sustancias químicas tóxicas fueron utilizadas para ensamblar artefactos hechos a mano y trampas antipersonales. Y los milicianos no dudan desde hace días en obligar a los niños y mujeres a permancer sobre los techos de las casas transformadas en bunker para evitar los ataques aéreos de la coalición. No es posible verificar en manera independiente este tipo de informaciones, el riesgo es que las confirmaciones llegarán cuando sonará la hora de la batalla final.

El jefe del Pentágono, Ash Carter, después de la etapa del sábado en Bagdad, voló ayer hacia Erbil, donde se reunió con el presidente del Kurdistán iraquí, Massud Barzani. Oficialmente los dos hablaron sólo de los avances en el campo. Sin embargo, los coloquios, que llegaron después del no del primer ministro iraquí Haydar Abadi, sobre la participación de las tropas de Ankara en la ofensiva de Mosul, se dieron después de la intervención de la artillería turca que apoyó el avance de los curdos. Los peshmerga «pidieron el apoyo de nuestros soldados en la base de Bashiqua» y ahora «los tanques y la artillería turca les están ayudando», anunció ayer el primer ministro Binali Yildirim. Bagdad considera la presencia de tropas turcas sobre su territorio una violación de su soberanidad y pidió repetidamente su retiro, hasta ahora sin éxito.

Avanzan los combatientes curdos mientras los yihadistas oponen una dura y cruel resistencia – Batalla feroz por Mosul

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.