Revista Ecclesia » Archivo de Vicente Niño » Página 2

AutorVicente Niño

La estupidez es pecado

Cada año cuando llega el 28 de enero, festividad de santo Tomás de Aquino, me da por recordar una obrita de hace unos años que publicó la Editorial San Esteban de los Dominicos de Salamanca sobre el...

Nieves de hermosura

Esta nevada histórica – ¿qué no es histórico? ¿no es acaso histórico todo, porque sucede en la historia todo lo que nos ocurre? pero vaya, se entiende su uso para algo extraordinario y poco...

Mañana de Reyes

Por más que sean figuras teológicas del evangelio, los Reyes Magos llevan consigo una fascinante carga cultural que se ha convertido en símbolo de la Europa más hermosa de las leyendas cristianas...

2021

Pues en esta última columna del año tengo que contarles que había preparado un texto negro como el año que termina. Es como si lo hubiera ido rumiando con los humores terribles de estos meses...

En la ciudad de Belén nace el Salvador

1. No sé si la idea de salvación tiene buena prensa hoy en día. El hombre de hoy está tan dormido o tan anestesiado, tan vanagloriado de sí, tan autónoma o autómatamente impotente, que no concibe ni...

Navidades áridas

No es extraño que en estas fechas se presente una cierta aridez de espíritu. Tiene que ver con la nostalgia, los recuerdos de las navidades pasadas, de lo que fue y ya no será –Dickens irrenunciable...

¿Ubi sunt?

Supongo que a estas alturas estarán al tanto que en las redes sociales hay un fantástico hilo de discusión colectiva en torno a la presencia de los intelectuales cristianos en el debate público...

Todavía no es Navidad

Nuestro mundo es una pura y absoluta contradicción. En esta situación de extraordinariedad pandémica que nos envuelve es más que comprensible que se extreme y absolutice un rasgo muy de nuestro...

Milagros

Lo primero que me salta al recuerdo es su sonrisa. Socarrona, inteligente, tierna, compasiva y comprensiva a la vez. Te miraba como si leyera tu mente, como si supiera lo que pensabas y lo que ibas a...

Bares

Somos mediterráneos. Y como tales estamos acostumbrados a hacer vida en la calle con todo lo que significa de trasiego, ruido, constante novedad, cruzar de vidas y gentes, ciudades bulliciosas y...

Cada semana, en tu casa