Revista Ecclesia » Archivo de José Antonio Rosado » Página 2

AutorJosé Antonio Rosado

Estados Unidos y los católicos

El pasado 3 de noviembre, los estadounidenses votaron para elegir presidente de Estados Unidos. La situación en ese país nos afecta a todos, queramos o no, por muchos motivos y me gustaría detenerme...

Dudas que refuerzan la fe

Hoy hemos tenido en Vitoria la visita de una referencia en la teología y la sociología actual, para muchos además, un amigo en redes sociales a quien leerle le llena su mente y su alma de calma y de...

Salvar la Navidad

Estamos escuchando estos días muchas teorías de si nos deben confinar o no en nuestras casas. Que algo han de hacer para que podamos celebrar la Navidad. Por un momento me alegré de oír a la gente y...

Hacia un relevo misionero

Es hora de impulsar con fervor evangélico y decidida valentía la vertiente misionera de la Iglesia. La situación en el mundo es muy delicada y solo nos llegan noticias de nuestro país, de Europa y de...

Chile, año 2020.

Nadie puede dejar de horrorizarse con las imágenes de Chile de estos pasados días. Una turba de encapuchados asaltaron varias iglesias en Santiago de Chile y quemaron dos de ellas, reduciéndolas a...

La importancia de cuidarnos

Todos los días entro a mi trabajo y siempre es lo mismo. Pero no se asusten, es bueno de lo que les voy a hablar. Se trata de una bonita rutina y que quiero compartir. En la portería, todos los días...

Jóvenes y fe

Leía hace unas semanas una viñeta que me llamó la atención. Decía algo así: “Joven, si quieres ser reaccionario hoy, ve a misa, cásate y forma una familia”. Lo que antes era lo normal, lo...

La salud es también espiritual

¿Qué es estar sano? ¿Tener bien los resultados de una analítica de sangre? Sí, eso sin duda es síntoma de que el cuerpo está funcionando bien. Pero, ¿qué pasa si pese a tener bien el azúcar, el...

Los pobres hoy, son ellos

San Mateo nos dejó estas palabras de Jesús en su Evangelio: “Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y...

Cada semana, en tu casa