Revista Ecclesia » Archivo de Auxi Rueda

AutorAuxi Rueda

Tiempo de caminar Última hora

Engolosinando almas

Sí, es cierto: la vida es inmensamente complicada. Pero también tiene muchísimas bondades, que hacen de cada momento algo único y especial. Saber ver estos detalles es lo que no nos empuja directamente a asaltar en masa las boticas en busca de Prozac. Hace un par de años, desayunando en...

Peligrosos discursos de odio

Ha pasado una semana, y sigue sobrecogiendo lo sucedido en Ceuta. Siguen sobrecogiendo, también las implicaciones ideológicas que subyacen no ya a una crisis de flujos migratorios, sino a un choque...

¿Libertad o libertinaje?

Hace unos meses, en este mismo blog, aposté por salir reforzados de esta crisis, con una redefinición de nuestra escala de valores. No contaba con que el ser humano es el único animal que tropieza...

¿Feliz? Navidad

Hace unos días, viendo con mis hijas (una vez más) las películas de Harry Potter, escuché de boca de uno de los profesores una frase que me ha hecho pensar: “la felicidad puede hallarse también...

Yo pongo el Belén

Me encanta la Navidad. Cuando empiezan a escucharse villancicos, y veo espumillón en las tiendas, me entra un “no sé qué” por el estómago difícil de explicar. Y, aunque por circunstancias de la...

El dar y el compartir

Una de las cosas que más me gusta de llevar a mis hijas a la Misa de niños de la parroquia es la conversación que solemos tener a la salida, antes de llegar a la tienda de chuches (que eso es tan...

La Navidad no necesita ser salvada

“¡Hay que salvar la Navidad!”. He leído y escuchado esta frase varias decenas de veces en las últimas semanas. La amenaza de la COVID es aún una desgraciada realidad y, al igual que pasó...

Esas pequeñas cosas …

En este momento de mi vida sólo quiero abrazos “apretaos”, de esos que dejan sin aliento. Quiero tardes de domingo bajo la manta, viendo apagarse el sol desde la ventana. Sin prisa...

Cuando el mensaje no llega

Esta semana aparecía en televisión una chica de 21 años, a quien entrevistaban en plena calle para que diera su opinión sobre las restricciones nocturnas y las fiestas ilegales. Varias veces repetía...

A veces las piedras también lloran

Quienes me conocen, saben que soy una persona optimista por naturaleza, hasta el punto de obsesionarme con ver hasta el más pequeño detalle de belleza en medio de la oscuridad. Capaz de estar feliz...

Cada semana, en tu casa