Revista Ecclesia » Aumenta el consumo de tranquilizantes e inductores del sueño durante la pandemia
Noticias Última hora

Aumenta el consumo de tranquilizantes e inductores del sueño durante la pandemia

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha emitido un comunicado en el que pone de manifiesto cómo han afectado la expansión del coronavirus y las medidas sanitarias al consumo de drogas. Este informe se ha elaborado con motivo del día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas.

El Observatorio Español de las Drogas y Adicciones (OEDA) ha informado que durante el año 2020 el consumo de drogas descendió en España en todos los rangos de edad y en ambos sexos. Esto fue provocado por la etapa de confinamiento general obligatorio, en el que la limitación de la movilidad ciudadana era extrema y los controles policiales muy frecuentes, algo que imposibilitaba el acceso a drogas ilegales. Juan Carlos Álvarez, trabajador social del Centro de Atención al Drogodependiente San Juan de Dios de Palencia, explica que “el malestar por la abstinencia impulsaba algunas demandas de tratamiento en situaciones ciertamente críticas, emergencias que llegaban al centro específico directamente o por derivación desde servicios sociales y sanitarios”.

A pesar de la complicada situación, la distribución de drogas ilegales se adaptó con mucha agilidad, tal y como señala el Informe Europeo sobre Drogas 2021. En sus declaraciones, Álvarez también expone que “el consumo conjunto también se ha retraído como consecuencia de la prohibición del ocio nocturno en espacios colectivos, que habría hecho caer el interés por el uso de sustancias con propósito recreativo-social”.

Mayor consumo de tranquilizantes e inductores del sueño

A pesar del descenso general del consumo de drogas, aumentó la compra de psicofármacos hipnosedativos sin receta médica. Un dato más que relevante, que explica los estados emocionales por los que mucha gente tuvo que pasar ante una situación tan complicada. La prevalencia de consumo antes de la pandemia era del 1,9%, mientras que durante la pandemia fue del 3,1%.

Los consumidores son población con alto grado de vulnerabilidad

Desde el Centro Asistencial San Juan de Dios de Palencia ponen la alarma en “el fenómeno emergente del envejecimiento y la soledad en los consumidores de drogas de perfil crónico, en los que, a menudo, concurren enfermedades cuyo pronóstico ha podido verse ensombrecido por unas peores pautas de autocuidado y por unos seguimientos y tratamientos insuficientes, condicionados por un entorno sanitario asistencial fuertemente limitado por la pandemia”.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa