Revista Ecclesia » Así fue la celebración de los 25 años de la JMJ 1989 Santiago
XXV aniversario jmj santiago 89
Iglesia en España

Así fue la celebración de los 25 años de la JMJ 1989 Santiago

Así fue la celebración de los 25 años de la JMJ 1989 Santiago. La misa central de la efeméride, presidida por el cardenal Rouco, fue participada por más de dos mil jóvenes

Han transcurrido 25 años. Un cuarto de siglo desde que más de medio millón de jóvenes se dieron cita en el Monte del Gozo de Santiago de Compostela para recibir al  Papa Juan Pablo II y participar en la Jornadas Mundial de la Juventus. Un largo período de tiempo que se ha  querido recordar con una serie de actos que tuvieron como meta final la ciudad de Compostela: peregrinaciones de varios miles de jóvenes desde distintos puntos de España;  vigilia de oración; eucaristía y acto religioso de confirmación del  europeísmo que representaban los jóvenes de hace  cuarto de siglo

En su bienvenida el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio insistió en que “es la Iglesia que camina en la historia y en el mundo. Animó a los jóvenes seguir la peregrinación desde la entrega libre “a lo que os pida el Señor”. ”Esta Iglesia”, añadió,  “que camina en la historia y en el mundo os necesita y precisa de vuestro coraje, de vuestro empuje, de vuestro entusiasmo, de vuestra generosidad”.

Entre la exposición y los recuerdos

El báculo, la casulla y el sillón utilizados por el papa Juan Pablo II durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebró en Compostela en 1989 fueron algunos de los objetos que se pudieron contemplar en la exposición conmemorativa del XXV Aniversario de la Jornada Mundial de la Juventud. También se presentaron fotografía, objetos  y recuerdos conservados en el Archivo Histórico Diocesano (AHD) usados en aquellos días de agosto de hace ahora veinticinco años.

En peregrinación llegaron a Compostela varios  millares de jóvenes que desde l Monte del Gozo fueron acompañados por monseñor Rouco Varela, como ocurriera hace un cuarto de siglo

Un acto académico sirvió para analizar el significado del encuentro  y las vivencias. El arzobispo de Santiago, monseñor Barrio, que actuó de anfitrión, recordó que “los jóvenes son los centinelas del despertar de la cristiandad”.

En su intervención  el cardenal-arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, alabó la organización llevada a cabo durante la JMJ 1989, señalando que fue la iniciadora de las que se celebraron después. El  profesor Aldo Geranzani, de la Diócesis de Milán; insistió en que fueron ellos de los primeros en traer a jóvenes en peregrinación hasta Santiago. Por  su parte Víctor Cortizo, que fuera coordinador en el año 1989 de los Voluntarios de Animación y Servicio (VAS), se refirió al trabajo de preparación llevado a cabo durante los días de la visita por los miles de voluntarios que colaboraron con la organización, y Salvador Domato Búa, coordinador general de la visita del papa , habló del gran esfuerzo desarrollado para poder coordinar, en colaboración con distintas administraciones e instituciones, a los mis miles de jóvenes que se dieron cita en Compostela.

Una peregrinación desde el Monte do Gozo, después de rezar una oración en el monumento a Juan Pablo II, llegó hasta la catedral , donde se ofició una misa, Participaron en la peregrinación más de dos mil jóvenes de todas las diócesis gallegas y de otras zonas de España, destacando las de Madrid, Barcelona y Sevilla. El cardenal de Madrid, monseñor Rouco Varela, que les acompañó en el peregrinar desde el Monte del Gozo, presidió la Eucaristía. Durante su homilía al dirigirse a los jóvenes les recordó que eran “los sucesores e esa riada de peregrinos que llegaron a los pies del apóstol en la JMJ de 1989”. El acto religioso concluyó  con la plegaria del Papa Juan Pablo II al Apóstol  Santiago.

La vigilia de oración, celebrada en San Martín Pinario, fue dirigida  el arzobispo compostelano, monseñor Barrio, teniendo como lema central el mismo que en la JMJ de 1989: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.

Con la clausura de la exposición conmemorativa, que fue visita por varios miles de personas, concluyeron los actos oficiales con los que se recodaron unas jornadas memorables de afirmación  y unión  de los jóvenes  con el Papa Juan Pablo II en el año 1989.

M. García (Galicia)

 

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa