Afghan security personnel arrive at the site of twin blasts near the Afghan parliament in Kabul on January 10, 2017. Twin Taliban blasts struck near the Afghan parliament in Kabul January 10, killing at least 30 people and wounding 80 in a rush-hour attack that shattered a relative lull in violence in the capital. The bombings came just hours after a Taliban suicide bomber killed seven people in Lashkar Gah, the capital of the volatile southern province of Helmand, as the militants ramp up attacks. / AFP / WAKIL KOHSAR
Internacional

Asesinados en un ataque en Kandahar cinco diplomáticos de los Emiratos Árabes Unidos

Baño de sangre en Kabul – Asesinados en un ataque en Kandahar cinco diplomáticos de los Emiratos Árabes Unidos

Nueva jornada de sangre ayer en Kabul y en el resto de Afganistán donde los rebeldes han precedentemente atacado con violencia, primero en la provincia de Helmand, después en la capital y por lo tanto en Kandahar City, realizando una masacre de civiles, hombres de los servicios secretos y miembros de las fuerzas de seguridad. El balance de las tres acciones terroristas es de al menos 80 muertos.

Mohibullah Zeer, funcionario del ministerio de salud, dijo ayer por la tarde, que solamente el doble atentado terrorista (un terrorista suicida y un camión bomba) desencadenado –contra el personal del parlamento afgano– en la capital en la zona de Darul Aman, acabó con la vida de 38 personas, hiriendo a otras 72. Esta mañana, sin embargo, la emisora Tolo TV afirmó que las víctimas son al menos 51 a causa de la muerte de muchos que han sido heridos gravemente. En la reivindicación de la masacre los talibanes sostienen que las víctimas «son miembros de los servicios secretos y de las fuerzas de seguridad». Pero el ministerio de relaciones internas habló en un comunicado de «muchos muertos civiles, entre ellas cuatro mujeres».

L’Osservatore Romano, 11-1-2017

 

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.