Ordenaciones en Sevilla / Foto: Archidiócesis de Sevilla
Iglesia en España Última hora

Asenjo en las ordenaciones de Sevilla: «Santo es el sustantivo, y sacerdote el adjetivo»

Esta mañana, la catedral de Sevilla acogió la ordenación de siete sacerdotes. Fue el arzobispo Juan José Asenjo quien presidió esta celebración. «Sois llamados para ser sacerdotes santos. Aunque parezca extraño, santo es el sustantivo, sacerdote es el adjetivo», les ha dicho, recordándoles que «La Iglesia necesita sacerdotes santos».

En sus palabras, Asenjo ha agradecido a Dios la vocación sacerdotal de los siete candidatos que, «no es solamente una opción personal, menos aún una ocurrencia que nos llega inesperadamente», sino que es, ante todo, «un don y una llamada de Dios». Si bien, ha apuntado el arzobispo de Sevilla ,que este don «es preciso cuidarlo, cultivarlos, acompañarlo y prudentemente discernirlo».

Al respecto, ha recordado que «en la administración de los sacramentos, y sobre todo en la presidencia de la Eucaristía, vais a tocar con vuestras manos la santidad de Dios. Ello pide de vosotros una vida santa, inspirada en el radicalismo evangélico». Y, a continuación, ha especificado en qué consiste: «Exigirá que seáis hombres de oración, que cultivéis una relación personal, diaria, íntima y amorosa con el Señor, lo único que asegurará una entrega absoluta y totalizadora a Jesucristo». Precisamente, ha asegurado Asenjo, «solo el amor a Jesucristo os mantendrá enteros en vuestro ministerio y os salvará de la secularización».

Los nuevos sacerdotes

Los presbíteros recién ordenados para la archidiócesis de Sevilla son Francisco Trigo, Javier de Lara, Juan Shongshang Du, Luis María Jiménez, Pedro Elena, Rubén Pérez y Francisco J. López. Una vez ordenados, antes de concluir la ceremonia, el Arzobispo ha felicitado a los nuevos presbíteros por su «ministerio naciente». Asimismo, ha dado su enhorabuena a las familias de los recién ordenados y al Seminario y sus formadores, «porque hoy ven recompensados tantos esfuerzos en la preparación y acompañamiento de estos siete jóvenes».

Finalmente, don Juan José ha exhortado a los nuevos sacerdotes a celebrar sus Primeras Misas de forma «discreta, austera y sencilla, si no -ha apuntado- sería un un insulto para los pobres».

Print Friendly, PDF & Email