Carta del Obispo Iglesia en España

Arzobispo de Sevilla: “Si no fuera por la acción caritativa de la Iglesia, habría gente que no comería”

asenjo

Arzobispo de Sevilla: “Si no fuera por la acción caritativa de la Iglesia, habría gente que no comería”

Monseñor Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla: “Si no fuera por la acción social de la Iglesia, por la Pastoral de la Caridad y por la acción social ingente de las hermandades y cofradías, aquí habría mucha gente que no comería”

En una entrevista concedida al programa “La Mañana”, de Cope Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo ha hablado, entre otras cosas, de los puntos esenciales del Pontificado del Papa Francisco, de la importancia de la educación, del papel de la nueva Presidenta de la Junta de Andalucía y del Proyecto “Raquel”, que se ha inaugurado en Sevilla.

El arzobispo, que ha manifestado que “el Papa está revolucionando a todos”, ha señalado que, como dice el Pontífice, “el cristiano debe cultivar su propia identidad y, además, tiene que salir a las afueras, a las encrucijadas de los caminos, a las periferias existenciales. Hoy no nos podemos quedar en las sacristías o en los despachos esperando que la gente vuelva en una pastoral que podríamos llamar de conservación. Hemos de salir fuera a buscar a los que se han ido y a los que nunca han estado en la mesa  cálida, ancha y familiar de la Iglesia. En ese sentido, la Nueva Evangelización debe ser una prioridad en nuestros planes pastorales que yo he querido desplegarla en esos cuatro francos: la formación del laicado, la pastoral juvenil, la pastoral de la caridad (en estos momentos cruciales) y la pastoral del matrimonio y de la familia”.

Además, haciendo alusión al Pontificado que está empezando el Santo Padre, ha dicho que “es de una clara tonalidad reformista; todavía no sabemos el alcance, pero hay una catarata de gestos en estos meses que nos dicen que estamos ante un Pontificado nuevo, que se sale de los esquemas tradicionales de la diplomacia vaticana. El Papa, además de querer que se reformen las estructuras, quiere también la reforma de los corazones y de las personas; busca la conversión de los corazones, que es algo más hondo, más difícil y de más futuro que la mera reforma de las estructuras”.

Recordando el conflicto de Siria y la Jornada de Ayuno y Oración que convocó el Santo Padre, no ha querido desmarcarse y ha dicho que “ha sido un gesto hondamente profético, que ha sido captado no solo por los fieles católicos, sino también por otras personas de buena voluntad que se unieron a esas horas de oración, pidiendo a Dios el don de la paz y que aleje de nuestra Iglesia, y del mundo el flagelo de la guerra. Ha sido entendido también por los políticos. A mí no me extrañaría que la apelación del Papa a la paz haya tenido, también, alguna influencia en el pequeño giro que hoy nos dice la prensa que ha dado el mismo Presidente de los Estados Unidos, Obama, que ya abre la puerta a la posible negociación”.

Respecto a la importancia de la educación en los colegios católicos y concertados, y la actuación del poder político en ese ámbito, ha subrayado que la formación va a ser una prioridad: “nadie da lo que no tiene, no podemos dar razón de nuestra fe y de nuestra esperanza si no somos cristianos formados. Es necesaria la instrucción y conocer los misterios fundamentales de nuestra fe. En un país libre y democrático, los padres tienen que tener –como conserva el artículo 29 de la Constitución- la libertad para elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos. El Estado no puede poner cortapisas, tiene que favorecer la libertad de los padres y ayudarles a poder conseguir esos objetivos: buscar la mejor educación para sus hijos. Teniendo en cuanta, además, que la enseñanza concertada ahorra al Estado cada año miles de millones de euros…”

Respecto a la actualidad política, el prelado también ha hablado de Susana Díaz, la nueva Presidenta de la Junta de Andalucía, indicando que “es una buena noticia que la nueva presidenta haya sido catequista; me parece un buen detalle y un buen comienzo jurar el cargo, y yo le deseo lo mejor. Le he escrito una carta felicitándola por la confianza que le han manifestado los parlamentarios andaluces y diciéndole que yo rezo por ella para que el Señor y la Virgen de los Reyes la tutelen, la acompañen, alienten y sostengan en su servicio al auténtico bien común”.

También, Mons. Asenjo ha destacado de la labor de la Iglesia en estos momentos de crisis, destacando que “si no fuera por la acción social de la Iglesia, por la Pastoral de la Caridad -entendiendo por Iglesia nuestras Cáritas Diocesanas, parroquiales, las Obras Sociales de los religiosos y religiosas en los barrios periféricos-, y por la acción social ingente de las hermandades y cofradías, aquí habría mucha gente que no comería. Muchos miles de personas, en Andalucía y en España, no comerían sin ellos. Desde luego, aquí, la Iglesia está siendo un freno para posibles conflictos sociales”. “Pido cada día al Señor que nos ayude a una recuperación efectiva: que ese bienestar llegue a todos, sobre todo a las clases más desfavorecidas”, ha afirmado.

Finalmente, ha hablado del ‘Proyecto Raquel’, que se inaugurará esta tarde en Sevilla, así como de la posible apertura de la ‘Comunidad Cenáculo’ en la ciudad hispalense. Del “Proyecto Raquel” ha expuesto que “es un servicio de la Delegación Diocesana de Familia y Vida que trata de salir al paso, de servir a las personas que han vivido el drama del aborto. Raquel aparece en el libro de Jeremías: ‘una voz se oye en Ramá, llanto y gemido grande, es Raquel, que llama a sus hijos y no puede consolarse porque ya no existen’. Tratamos de restaurar, de recomponer, de ayudar a las mujeres que han abortado para que: primero, se reconcilien con el Señor, con su hijo abortado, consigo mismas. En este proyecto van a colaborar sacerdotes, psiquiatras, médicos y terapeutas psicosociales. Todos ellos voluntarios. A partir de hoy vamos a hacer publicidad, a dar un teléfono, se garantiza la discreción más absoluta y yo estoy seguro que es un proyecto que va a hacer mucho bien”.

De la ‘Comunidad Cenáculo’, Monseñor Asenjo ha reconocido haber viajado recientemente a los Alpes italianos para conocer la ‘Comunidad Cenáculo’: “es, hoy día, la realidad terapéutica con más éxito en la sanación, no solo de los drogadictos y de los muchachos alcohólicos, sino también de muchachos que han perdido en sus vidas; chicos desesperados como consecuencia de la desestructuración familiar, del desamor”. Ha querido poner de manifiesto que este proyecto terapéutico, que se llama Comunidad Cenáculo y fue fundado por la Madre Elvira, una monja italiana, le gustaría que se instalara en Sevilla: “estamos buscando un lugar muy modesto; yo les he ofrecido el Seminario de Pilas, que se nos queda vacio, pero les ha parecido demasiado lujoso, demasiado hecho… Necesitan un sitio medio en ruinas para que los jóvenes trabajen y saquen a flote una huerta, un edificio, etc.”

“La terapia consiste, sobre todo, en trabajar y rezar. La oración y el trabajo: que se ha demostrado que es el camino más corto para la recuperación de estos jóvenes”, ha concluido el arzobispo de Sevilla.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email