Iglesia en España Nacional

Arranca la campaña de Infancia Misionera

Arranca la campaña de Infancia Misionera

Más de 200.000 niños en todo el mundo recibieron ayuda de Infancia Misionera España en 2014

El próximo 25 de enero se celebra la Jornada de Infancia Misionera, una institución de la Iglesia Universal que promueve la ayuda recíproca entre los niños del mundo. Gracias a la generosidad de los niños españoles, Obras Misionales Pontificias (OMP) envió el año pasado 2.001.192,15? para financiar proyectos de formación y desarrollo integral de la infancia en el mundo. Con este dinero se ayudó a 218.975 niños de 40 países, con proyectos de salud, educación y evangelización.

Los niños ayudan a los niños. Este es la idea fuerza que ha movido a Infancia Misionera desde que su creación en el siglo XIX. En esta iniciativa, los más pequeños son absolutos protagonistas: son  los agentes de solidaridad y los beneficiarios de las ayudas. Infancia Misionera educa a los niños en la vida misionera, y les da una visión universalista de la Humanidad.

Cada año, Infancia Misionera-una de las Obras de OMP-, emprende nuevas iniciativas para conseguirlo. En esta edición, que se celebra bajo el lema «Yo soy uno de ellos», Infancia Misionera España ha convocado un concurso de cuentos para niños de 6 a 12 años. El próximo martes 13 de enero, un jurado experto presidido por José Luis Olaizola Serrá, premio Planeta 1983, elegirá el mejor relato de entre los 65 finalistas diocesanos. El fallo se hará público al día siguiente, en la rueda de prensa de presentación de la Jornada.

Esta iniciativa, junto con otras similares que se realizan durante todo el año en todo el mundo, hacen posible que los niños se sientan miembros de una misma familia, y ofrezcan sus donativos para ayudar a sus semejantes en todo el mundo. En total, los niños del mundo aportaron 15.665.532,98? al Fondo Universal de Solidaridad de Infancia Misionera. De esta «hucha común» se financiaron 2.868 proyectos educativos, pastorales y de salud. Los niños españoles aportaron a este fondo 2.001.192,15?, que ha hecho posible ayudar a más de 200.000 pequeños en 40 países del mundo.

La Obra Pontificia de Infancia Misionera nació en Francia en 1843, por iniciativa del obispo francés monseñor Forbin-Janson, que invitó a los niños de su diócesis a colaborar con los niños de China. En 1922, el Papa Pío XI asumió esta iniciativa como suya, y dio a esta Obra el carácter de «Pontificia». La Obra Pontificia de Infancia Misionera se instauró en España en 1852, con el apoyo de la Reina Isabel II. La primera niña registrada fue su hija mayor, la Princesa de Asturias. Es pionera en la defensa de la Infancia. Se adelantó 80 años a laPrimera Declaración de los Derechos del Niño -la Declaración de Ginebra- y más de 100 años al nacimiento del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

 

Primera convocatoria de rueda de prensa Infancia Misionera 2015 

LUGAR:                    Sede Nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP)

c/ Fray Juan Gil, 5 28002 Madrid

FECHA:                     Miércoles 14 de enero

HORA:                      11.00h

ASISTENTES:          Anastasio Gil García, director Nacional de las OMP España

Alberto Cisneros Izquierdo, misionero en Nicaragua

Marlon Eduardo González,  joven de la Casa Hogar Nuestros     Pequeños Hermanos

Obras Misionales Pontificias tiene el placer de invitarle a la rueda de prensa de presentación de la Jornada de Infancia Misionera, que este año lleva por lema «Yo soy uno de ellos»

Los ponentes explicarán las líneas generales de la Jornada, junto con los datos económicos. Se ofrecerá asimismo el testimonio misionero de un sacerdote que trabaja con niños, y el de uno de los pequeños que se ha beneficiado de su ayuda. Por último, se hará público el fallo del Jurado del Concurso de Cuentos de Infancia Misionera. 

Alberto Cisneros Izquierdo es un sacerdote de Soria de 43 años misionero en Nicaragua desde 2011. Está trabajando activamente por la Infancia desprotegida en la Fundación Casa Hogar Nuestros Pequeños Hermanos, dedicada al cuidado de huérfanos, abandonados, en situación de riesgo o extrema pobreza. Cisneros es también vicario de la parroquia de santa Ana de Nandaime, encargada de 33 comunidades rurales. 

Marlon Eduardo González es un joven de 23 años que ha crecido en la casa Hogar donde trabaja Alberto Cisneros. Cuando su madre falleció de cáncer y su padre se volvió a casar, le enviaron a la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos. Ya de mayor, movido por el agradecimiento, ha ofrecido dos años de su vida al servicio de esta Casa Hogar, mientras que termina sus estudios en Ingeniería Informática. Es una muestra del lema «Yo soy uno de ellos» 

Foto: Alberto Cisneros, misionero en Nicaragua, que estará presente en la ruda de prensa de Infancia Misionera

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.