Revista Ecclesia » Armas o escolta: el riesgo de ser misionero o sacerdote en Mindanao, Filipinas
misiones
Internacional

Armas o escolta: el riesgo de ser misionero o sacerdote en Mindanao, Filipinas

OMPRESS-FILIPINAS (07-6-13) Los obispos de Filipinas han criticado la nueva ley del gobierno, aprobada el 29 de mayo, sobre armas y municiones, que autoriza que sacerdotes y religiosos, sobre todo en zonas de alto riesgo, puedan llevar armas. Para los obispos, “llevar armas, aunque sea en legítima defensa, es incompatible con la fe cristiana”.

El obispo de Cubao, Mons. Honesto Ongtioco, afirma que “como sacerdotes, nuestra vocación y nuestro papel en la transformación de la sociedad son distintos del de los activistas laicos. Debemos preocuparnos de nuestra misión entre los fieles, no de nuestra seguridad”.

La “Firearms and Ammunition Regulation Act” permite que lleven armas los activistas, periodistas, médicos y líderes religiosos, que suelen ser víctimas de secuestros, asesinatos y robos por parte de grupos terroristas y criminales. El decreto sólo es válido en algunas zonas del archipiélago filipino, como las provincias de Sulu y Basilan, en Mindanao, controladas en gran parte por los extremistas islámicos de Abu-Sayyaf.

Según informa AsiaNews, desde Mindanao se subraya que la ley “busca sobre todo regular el tráfico ilegal de armas, que tiene en esta isla uno de sus centros neurálgicos”. Incluir a los religiosos en la lista es una forma de invitar a todos los que trabajan en estas zonas que viajen con prudencia. Además es un signo del clima de inseguridad que sufren algunas zonas del país, donde ni siquiera personas de paz como los sacerdotes y los misioneros están a salvo de la violencia de las organizaciones criminales.

Desde hace años las autoridades de Mindanao han intentado imponer escoltas a obispos y misioneros extranjeros que sufren amenazas de grupos extremistas y criminales. Aún así el mensaje de los obispos filipinos, según señala AsiaNews, es que: “Viajar con militares armados limita el testimonio entre la población que tiene que convivir cada día con tales peligros fruto de más de 40 años de enfrentamiento entre el ejército filipino y los rebeldes islámicos”. El homicidio más reciente ha sido el del padre Fausto Tentorio, misionero italiano del Pontificio Instituto de Misiones Extrajeras, asesinado en el Arakan Valley, en Mindanao.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa