Revista Ecclesia » Argüello: El trabajo de las Oficinas diocesanas de abusos «es muy importante, pero discreto»
Iglesia en España Última hora

Argüello: El trabajo de las Oficinas diocesanas de abusos «es muy importante, pero discreto»

«Un trabajo muy importante, discreto y callado». Así es como funcionan las Oficinas diocesanas de protección de menores y prevención de abusos, que se reunieron el 15 de septiembre en la CEE.

El portavoz de los obispos, Luis Argüello, ha explicado en la rueda de prensa final de la Comisión Permanente, que los obispos han sido informados del contenido de esta primera jornada «de carácter técnico» y celebrada «en un ambiente eclesial profundo, de comunión, participación y misión».

Renovar el compromiso de la Iglesia

Argüello ha explicado que uno de los datos que se constataron fue que el número de casos, que es mínimo, «se refieren sobre todo a asuntos pasados, con el deseo de ser escuchados y de exigir a la propia Iglesia caminos de prevención y formación para que la lacra de los abusos no se produzca».

De hecho, en las oficinas se han recepcionado casos de abusos «que no han sido cometidos por clérigos, sino por otros entornos como son los familiares, escolar o deportivo».

Ante esto, el obispo auxiliar de Valladolid ha declarado que «queremos renovar el compromiso de responder de nuestros propias malas acciones y disponernos para el futuro para ofrecer nuestra experiencia de trabajo al resto de la sociedad, instituciones y realidad donde también está presente esta lacra».

Casos concretos

Durante la rueda de prensa, preguntado por los periodistas, el secretario ha puesto de ejemplo el caso de Tarragona, «donde el propio arzobispo pidió que se levantase la prescripción, pese a que civil y canónicamente había prescrito».

Tras la investigación del arzobispado, al sacerdote se le ha impuesto la prohibición de ejercer el ministerio presbiteral y la docencia eclesiástica durante un año, la prohibición durante 15 años de tener voz y voto como canónigo y la prohibición durante 15 años de ejercer ninguna responsabilidad pastoral en una parroquia u organismo diocesano.

No puede darse «una pena de muerte ministerial»

Preguntado a este respecto, Argüello quiso subrayar que «no creo que sea defendible una pena de muerte ministerial. Puede que los delitos justifiquen el expulsar a las personas del ministerio, pero no todas las situaciones son iguales».
Por otro lado, también ha sido preguntado por el marista Cesáreo Gabaráin, conocido compositor, recientemente acusado de abusos. «¿Deben los católicos dejar de cantar sus canciones?», preguntó un periodista.
«Que su obra musical quede contaminada por lo hecho me parece exagerado. Sus canciones, cantadas en asambleas litúrgicas o fuera de ellas, habrá que valorarlas por su calidad musical», ha respondido Argüello.

Terapias de «conversión»

«La Iglesia no se reconoce en las terapias de conversión», ha expresado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española al ser preguntado sobre las terapias de conversión de homosexuales. «No somos médicos. Nosotros hablamos de acompañamiento. En ese sentido, «reivindicamos el derecho a acompañar a cualquier persona que quiera sentirse acompañada».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa