Internacional

Argentina: estudian la curación “milagrosa” de un niño por intercesión del cardenal Pironio

Argentina: estudian la curación “milagrosa” de un niño por intercesión del cardenal Pironio

El Vaticano estudia la curación “milagrosa” de un niño intoxicado con purpurina en 2008 que puede convertir en beato al cardenal Eduardo Pironio, que falleció en 1998. 
La vicepostuladora de la causa del cardenal Pironio, Beatriz Buzzetti Thomson, confirmó que la Congregación para las Causas de los Santos estudia el caso de la curación sin explicación médica y sin secuelas de un niño de 15 meses que se intoxicó con purpurina en 2008.

La responsable del proceso precisó que tras el accidente, los padres del niño recurrieron a la oración que se encontraba en el reverso de una estampa del cardenal Pironio, que recibieron de regalo.

El niño mejoró y fue dado de alta sin ninguna secuela a pesar de que los médicos les advirtieron que si sobrevivía, el niño presentaría graves daños renales y hepáticos.

La oración dedicada al fallecido purpurado fue aprobada por la Conferencia Episcopal Argentina. La causa de beatificación de Pironio se abrió en junio de 2006 en la diócesis de Roma.

El cardenal Eduardo Pironio nació el 3 de diciembre de 1920 y, tras ser obispo de Mar del Plata entre 1972 y 1975, fue trasladado a Roma para cumplir funciones en la Congregación de los Institutos de Vida Consagrada.

En 1984 fue designado presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, desde cuyo cargo fue uno de los impulsores de las Jornadas Mundiales de la Juventud.

El cardenal Pironio falleció el 5 de febrero de 1998 en Roma, por eso el proceso se inició en la capital italiana, aunque sus restos descansan en la basílica de Nuestra Señora de Luján.

Se requiere de un milagro para que la Iglesia declare beato a una persona y de otro producido después de ser beatificado para que alcance la santidad.

La Iglesia en la Argentina tiene ocho beatos, se trata del Cura Brochero, las monjas Crescencia Pérez, Nazaria Ignacia March Mesa, María Tránsito de Jesús Sacramentado (Madre Cabanillas o Madre Maravilla) y María Ludovica De Angelis, el coadjutor salesiano Artémides Zatti, la laica Laura Vicuña y Ceferino Namuncurá.

La oración para pedir la intercesión del cardenal Pironio es la siguiente:

Oh Dios, Padre nuestro, que has llamado a tu Siervo Eduardo Francisco Pironio a servir a tu Iglesia como sacerdote y obispo, confortado por la materna solicitud de la Virgen María y lo has hecho alegre anunciador de la esperanza y de la cruz, concédenos que, siguiendo su ejemplo, podamos proclamar y testimoniar nuestra fe con un corazón misericordioso y acogedor y, por su intercesión, danos la gracia que confiadamente te pedimos. (Decir la gracia que se solicita) Por Cristo nuestro Señor. Amén.+

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.