Revista Ecclesia » Archivada la causa contra el obispo polaco Jan Szkodoń: no consta que cometiera abusos
Archivada la causa contra el obispo polaco Jan Szkodoń: no consta que cometiera abusos
Internacional Última hora

Archivada la causa contra el obispo polaco Jan Szkodoń: no consta que cometiera abusos

La Santa Sede ha finalizado el proceso canónico abierto contra el obispo auxiliar de Cracovia Jan Szkodoń en relación a los presuntos abusos cometidos a una menor. El resultado de la investigación es absolutorio. Así lo ha hecho saber la nunciatura apostólica en Polonia en un comunicado difundido este viernes, 23 de julio, en el que informa de que, en lo que atañe al aspecto canónico, «el caso debe considerarse como concluido y el decreto penal como definitivo».

«Tras un análisis exhaustivo de las pruebas recogidas y después de escuchar a los testigos convocados, no se ha demostrado la culpabilidad del obispo Jan Szkodoń (non constat)», dice la comunicación.

La nota, no obstante, explica que en el transcurso del proceso se comprobó que el prelado, de 74 años, «se comportó de manera imprudente con la menor, al recibirla en un piso privado sin la presencia de sus padres, que conocían al obispo desde hacía años». Por ello, se añade, se le «ha ordenado que haga penitencia, consistente en un retiro cerrado de tres meses dedicado a la reflexión y a la oración».

Dado que está en régimen de aislamiento desde febrero de 2020, «hay que concluir que ya ha cumplido esta penitencia», se indica también. Por último, el comunicado constata que los expedientes de este juicio penal-administrativo han sido transferidos a la Santa Sede y que los interesados han sido debidamente informados de la finalización del proceso canónico.

Investigación al cardenal Dziwisz

El obispo Szkodoń es el último prelado polaco acusado de cometer o encubrir abusos sobre el que se ha pronunciado la Santa Sede. Uno de dictámenes más esperados es el que atañe al exsecretario personal de san Juan Pablo II y arzobispo emérito de Cracovia, cardenal Stanisław Dziwisz. El arzobispo emérito de Génova, cardenal Angelo Bagnasco, estuvo en Polonia del 17 al 26 de junio para verificar, por encargo de la Santa Sede, la fundamentación de las acusaciones vertidas contra él por la gestión de los casos de abusos en su etapa al frente de la archidiócesis (2005-2016). Ayer, el medio digital Onet informó de que la investigación no había encontrado pruebas de negligencia. El resultado de las pesquisas, en cualquier caso, no  ha sido hecho público todavía.

Hace un mes, la Santa Sede sancionó por «negligencia» en el manejo de los casos de abusos a otros dos obispos polacos: Stefan Regmunt, de Zielona Gora y Gorzow, y Stanislaw Napierala, emérito de Kalisz. En junio le fue aceptada la renuncia antes de tiempo al obispo Zbigniew Kiernikowski, de Legnica. En mayo, el sancionado por encubrimiento fue el exobispo de Bielsko-Zywiec, Tadeusz Rakoczy, de 83 años. Y el pasado mes de marzo la Santa Sede adoptó medidas disciplinarias también contra el arzobispo emérito de Gdansk, Slawoj Leszek Glodz, y contra el obispo emérito de Kalisz, Edward Janiak.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa