Revista Ecclesia » Arturo Ros, obispo auxiliar de Valencia: «Es nuestro deseo revolucionar al laicado en nuestra diócesis»
Destacada Iglesia en España Última hora

Arturo Ros, obispo auxiliar de Valencia: «Es nuestro deseo revolucionar al laicado en nuestra diócesis»

La archidiócesis de Valencia prepara para el próximo mes de noviembre un Congreso diocesano de Laicos, bajo el lema Caminando juntos hacia un renovado Pentecostés. «Revolucionar el laicado» en la Iglesia y en la sociedad, es el objetivo de este nuevo encuentro seglar, tal y como expresa el obispo auxiliar de Valencia, Arturo Ros, responsable de la vicaría para el Laicado y la Acción Caritativa y Social del arzobispado, y la comisión coordinadora del Congreso.
Esta iniciativa, que surge como fruto del Sínodo Diocesano, clausurado el pasado mes de mayo en Valencia, tras dos años de trabajos, y como continuidad al Congreso nacional de Laicos Pueblo de Dios en Salida, celebrado en febrero de 2020 en Madrid, ha sido ya presentada al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que ha mostrado su total apoyo y ánimo para que avancen los trabajos.
Según Arturto Ros, que tomó parte en la presentación al Arzobispo junto a los representantes de la comisión coordinadora del Congreso, «tenemos mucho ánimo y una gran expectativa» respecto al Congreso de Laicos, porque «es nuestro deseo revolucionar al laicado en nuestra diócesis, y eso nos da mucha esperanza y muchas ganas de entregarnos por esta causa».
El Congreso diocesano de Laicos, que se celebrará en Valencia los días 27 y 28 de noviembre de este año, abordará cuatro grandes áreas pastorales: familia, catequesis, enseñanza y caridad, junto a la presencia en la vida pública.
En principio, está previsto que se impartan cuatro grandes ponencias y, fruto de ellas, cuatro recorridos o talleres propios de esas realidades pastorales para dar pie a los congresistas al diálogo y a hacer sus aportaciones.

Congreso para «motivar al laicado en los compromisos pastorales»

Asimismo, conforme apunta el obispo auxiliar, «era conveniente una celebración especial para animar y motivar al laicado en los distintos compromisos pastorales en la vida diocesana en Valencia». Al mismo tiempo, «hemos vivido en nuestra diócesis el proceso del Sínodo, que también hace una llamada muy clara y específica al compromiso».
El objetivo principal «es que los laicos, mujeres y hombres de la archidiócesis, gente extraordinaria y admirable, tiren del carro y vivan esa corresponsabilidad eclesial a la que están llamados».

Las parroquias, asociaciones y movimientos recibirán próximamente un documento para la reflexión

Desde la comisión coordinadora del Congreso de Laicos, formada por laicos, se ha elaborado un documento de reflexión, que llegará a partir de la semana que viene a todas las parroquias, agentes de pastoral, movimientos y asociaciones,  para abordar las «áreas que pensamos que en este momento son las principales: catequesis, familia, enseñanza y caridad», según apuntan sus dos coordinadores, el matrimonio formado por Guillermo Prado e Inmaculada Ros. «Una vez nos devuelvan esas reflexiones y aportaciones, sobre esos cuatro temas y sobre las necesidades y el sentir del laicado, realizaremos una síntesis, para llevarlas al congreso». «Estamos muy ilusionados y muy esperanzados, para que haya respuesta y buena acogida”, expresa Inmaculada Ros y, por eso, «animamos a todos los laicos a que participen y a los párrocos y vicarios para que animen a sus comunidades para que el laico tenga voz».

La finalidad es que «la voz del laico se haga presente en nuestra diócesis, que seamos  un altavoz en este momento histórico»

Igualmente, Guillermo Prado afirma que «estamos ahora en un momento muy importante que es el lanzamiento de es documento de reflexión». La finalidad «es que la voz del laico se haga presente en nuestra diócesis, que seamos  un altavoz en un momento histórico en el que el laico tiene que ser presencia viva dentro de nuestras comunidades tanto en la parroquia como en los movimientos y en las asociaciones. Es la hora del laico», apunta. Por eso, el Congreso está enfocado en abordar de manera «profunda, seria y real. La situación en la que el laico está viviendo y desde ahí lanzarlo a nuestros pastores sin miedo, con claridad, con sinodalidad porque al final aquí estamos todos caminando juntos».
«Todo comenzó con el congreso de Laicos de Madrid de 2020, al que asistimos cerca de 40 personas de la diócesis de Valencia y aquello nos entusiasmó y teníamos muy claro que teníamos que hacerlo nuestro», subraya. Aunque la pandemia, «lo paralizó todo y a todos, ese sentimiento estaba intacto» y desde el último trimestre del año pasado el Consejo Diocesano de Laicos asumió «con ilusión» el proyecto de un Congreso diocesano de Laicos, «con el total apoyo del propio Cardenal», concluyen.
El proyecto del Congreso de Laicos de Valencia se expondrá también en los próximos días en el Consejo Diocesano de Pastoral y en la Asamblea General de la delegación diocesana de Laicos del Arzobispado que tendrá lugar el próximo 18 de junio. Posteriormente se irá informando sobre esta iniciativa a las distintas Vicarías territoriales de la diócesis.


O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa