Diócesis Iglesia en España

Antonio Gómez Cantero, elegido administrador diocesano de la diócesis de Palencia

El Rvdo. Sr. D. Antonio Gómez Cantero ha sido elegido Administrador Diocesano de la Diócesis de Palencia

 

Conforme a lo que regula el Código de Derecho Canónico, en la mañana de hoy 8 de mayo de 2015, reunido el Colegio de Consultores de la Diócesis de Palencia se ha elegido al RVDO. SR. D. ANTONIO GÓMEZ CANTERO Administrador Diocesano para el periodo de Sede Vacante que comenzó ayer, 7 de mayo de 2015 a las 12.00, tras conocerse el nombramiento de Mons. Esteban Escudero como como Obispo titular de la antigua Diócesis de Dénia y Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de Valencia.

 

Rvdo. Sr. D. Antonio Gómez Cantero

Nació en Quijas (Cantabria) el 31 de mayo de 1956

Estudios de Bachillerato en el Seminario Menor de Carrión de los Condes

Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de San José de Palencia

Ordenado Sacerdote el 17 de mayo de 1981

Licenciatura en Teología Sistemática-Bíblica, en el Instituto Católico de París 1995

 

Trayectoria Pastoral:

22/11/1982: Vicario Parroquial de San Lázaro de Palencia

Vocal del Consejo Presbiteral por Consiliarios

29/11/1982: Consiliario diocesano del Movimiento Junior A.C.

Coordinador de Consiliarios de Castilla y León y miembro del Equipo Nacional

19/05/1983: Delegado diocesano de Pastoral Juvenil y Vocacional

1984: Párroco solidario de San Lázaro

30/06/1985: Formador del Seminario Mayor de Palencia

02/10/1986: Delegado para acompañamiento vocacional para el presbiterado

30/04/1990: Miembro del Consejo de Consultores

30/06/1990: Delegado de Pastoral Juvenil-Vocacional

22/06/1992 al 1995: Consiliario Internacional del MIDADEN (Acción Católica de Niños) en París

05/07/1995: Vice-Rector y Profesor del Seminario Menor en Palencia

23/09/1996: Rector del Seminario Menor de Palencia

26/09/1996: Delegado diocesano de Pastoral de Vocaciones

20/08/1998 al 2004: Rector del Seminario Mayor

10/07/2000: Miembro del Consejo de Consultores

16/11/2000: Profesor extraordinario del Instituto Teológico del Seminario Mayor de Palencia

27/09/2001: Administrador del Seminario Mayor y de la Casa Sacerdotal

12/09/2004: hasta la actualidad Párroco de San Lázaro de Palencia

06/11/2008: Miembro del Colegio de Consultores

14/05/2008 hasta el 7 de mayo de 2015: Vicario General de la Diócesis y Moderador de la Curia.

Desde el 8/05/2015: Administrador Diocesano de la Diócesis de Palencia

 

 

8 de mayo de 2015

Oficina de Comunicación de la Diócesis de Palencia

 


EL ADMINISTRADOR DIOCESANO

EN EL CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO

 

 

421. § 1. El Administrador diocesano, es decir, el que ha de regir temporalmente la diócesis, debe ser elegido por el colegio de consultores antes de ocho días a partir del momento en que éste reciba noticia de la vacante de la sede, sin perjuicio de lo que prescribe el c. 502 §3.

 

§ 2. Si, por cualquier motivo, el Administrador diocesano no fuera legítimamente elegido dentro del plazo establecido, su designación pasa al Metropolitano, y, en caso de que la sede vacante sea precisamente la metropolitana, o la metropolitana a la vez que una sufragánea, al Obispo sufragáneo más antiguo según el orden de promoción.

   
422. El Obispo auxiliar y, en su defecto, el colegio de consultores, informe cuanto antes a la Sede Apostólica del fallecimiento del Obispo; y lo mismo ha de hacer respecto a su nombramiento, quien haya sido elegido Administrador diocesano.
 
423. §1. Quedando reprobada cualquier costumbre contraria, ha de designarse un solo Administrador diocesano; en caso contrario, la elección es nula.

 

§2. El Administrador diocesano no debe ser a la vez ecónomo; por tanto, si el ecónomo es designado Administrador, el consejo de asuntos económicos elegirá provisionalmente otro ecónomo.

   
424. El Administrador diocesano ha de elegirse de acuerdo con la norma de los cc. 165-178.
 
425. § 1. Para el cargo de Administrador diocesano sólo puede ser designado válidamente un sacerdote que tenga cumplidos treinta y cinco años y no haya sido elegido, nombrado o presentado para la misma sede vacante.

 

§ 2. Debe elegirse como Administrador diocesano un sacerdote que destaque por su doctrina y prudencia.

 

§ 3. Si no se hubieran respetado las condiciones establecidas en el § 1, el Metropolitano, o el sufragáneo más antiguo según el orden de promoción cuando se trate de la Iglesia metropolitana, designará por esa vez el Administrador, después de comprobar los hechos; los actos realizados por quien hubiera sido elegido contra lo que prescribe el § 1 son nulos en virtud del derecho mismo.

   
426. Mientras esté vacante la sede, quien rige la diócesis, antes de que se designe Administrador diocesano, tiene la potestad que el derecho atribuye al Vicario general.
 
427. § 1. El Administrador diocesano tiene los deberes y goza de la potestad del Obispo diocesano, con exclusión de todo aquello que por su misma naturaleza o por el derecho mismo esté exceptuado.

 

§ 2. El Administrador diocesano adquiere su potestad por el hecho mismo de haber aceptado su elección, y no se requiere confirmación de nadie, quedando firme la obligación que prescribe el c. 833, 4.

   
428. § 1. Vacante la sede nada debe innovarse.

 

§ 2. Se prohíbe a quienes se hacen cargo interinamente del régimen de la diócesis realizar cualquier acto que pueda causar perjuicio a la diócesis o a los derechos episcopales; concretamente, se prohíbe tanto a ellos como a otros cualesquiera, personalmente o por medio de otros, sustraer, destruir o alterar algún documento de la curia diocesana.

   
429. El Administrador diocesano está obligado a residir en la diócesis y a aplicar la Misa por el pueblo conforme a la norma del c. 388.
 
430.

 

§ 1. El Administrador diocesano cesa en su cargo cuando el nuevo Obispo toma posesión de la diócesis.

 

§ 2. Se reserva a la Santa Sede la remoción del Administrador diocesano; la renuncia, en su caso, debe presentarse en forma auténtica al colegio competente para su elección, pero no necesita la aceptación de éste; en caso de remoción o de renuncia del Administrador diocesano, o si éste fallece, se elegirá otro Administrador diocesano, de acuerdo con la norma del c. 421.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email