Revista Ecclesia » Ante el Cónclave Marzo 2013 (45): Biografía del cardenal Leonardo Sandri
cardenal-leonardo-sandri
Especiales Ecclesia

Ante el Cónclave Marzo 2013 (45): Biografía del cardenal Leonardo Sandri

Biografía del cardenal Leonardo Sandri

El cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesia Orientales y gran canciller del Pontificio Instituto Oriental, nació en Buenos Aires (Argentina) el 18 de noviembre de 1943. Sus padres, Antonio Enrico y Nella Righi, emigraron a la Argentina desde Ala, pueblo de la provincia italiana de Trento. La familia Sandri es originaria de la localidad de Lubiera di Caprino Veronese.

Tras cursar estudios humanísticos, filosóficos y teológicos en los Seminarios Menor y Mayor de Buenos Aires, se licenció en Teología en la Universidad Católica Argentina. Ordenado sacerdote el 2 de diciembre de 1967 en la iglesia del Seminario –actual parroquia de la Inmaculada Concepción de Villa Devoto–, fue nombrado vicario parroquial de Nuestra Señora del Carmen, en el barrio de Villa Urquiza.

Tras haber sido secretario particular del a la sazón arzobispo coadjutor y después cardenal arzobispo de Buenos Aires, Juan Carlos Aramburu, en 1970 fue enviado a Roma para completar su preparación. Alumno del Pontificio Colegio Pío Latinoamericano, frecuentó la Facultad de Derecho Canónico de la Pontificia Universidad Gregoriana y se licenció.

En 1971 inició a seguir los cursos de la Academia Pontificia Eclesiástica para la formación de los diplomáticos de la Santa Sede. En 1974 fue nombrado agregado de la Nunciatura Apostólica de Madagascar y Mauritius, que ejercía también funciones de Delegación Apostólica para las Islas Comoras y para la Isla de la Reunión, en el Océano Índico. Sucesivamente, en 1977, fue trasladado a las oficinas de la Secretaría de Estado, donde permaneció durante doce años como secretario de varios sustitutos: Giovanni Benelli –durante un breve período–, y sucesivamente Giuseppe Caprio, Eduardo Martínez Somalo y Edward Idris Cassidy.

En 1989 fue enviado como asesor a la Nunciatura Apostólica en los Estados Unidos de América. Contemporáneamente, en su calidad de observador permanente adjunto de la Santa Sede ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), participó en las Asambleas Generales de dicha organización en Asunción (Paraguay) en 1990 y en Santiago de Chile en 1991.

El 26 de agosto de 1991 fue nombrado regente de la Prefectura de la Casa Pontificia.

El 2 de abril de 1992, Juan Pablo II lo nombró asesor de la Sección de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado.

El 22 de julio de 1997 fue elegido arzobispo titular de Cittanova y nombrado nuncio apostólico en Venezuela. Recibió la ordenación episcopal el 11 de octubre de 1997. Llegado a Venezuela el 1 de noviembre de ese mismo año, el 4 de noviembre presentó sus cartas credenciales al presidente de la República, Rafael Caldera.

El 1 de marzo de 2000, Juan Pablo II lo nombró nuncio apostólico en México, donde permaneció hasta el 16 de septiembre de aquel año, cuando, con ocasión del Jubileo de los representantes pontificios, el Papa lo nombró sustituto para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado. En abril de 2005, Benedicto XVI lo confirmó en dicho cargo.

En su calidad de sustituto de la Secretaría de Estado, anunció en la plaza de San Pedro, en la tarde del 2 de abril de 2005, la muerte de Juan Pablo II.

Durante su servicio como sustituto participó directamente en la preparación de todos los viajes apostólicos a diferentes naciones del mundo, y acompañó personalmente al Papa; particularmente significativos fueron los viajes a Grecia, Siria y Malta; a Ucrania; a Kazajistán y a Armenia;  a Azerbaiyán y a Bulgaria; a Toronto,  para la JMJ; a  Guatemala y a México;  a Polonia, a España, a Croacia, a Bosnia-Herzegovina, a Eslovaquia, a Suiza, y a Lourdes. Acompañó a Benedicto XVI en sus seis primeros viajes apostólicos a Colonia, para la JMJ; a Polonia, a Valencia, a Baviera, a Turquía y a Brasil.

El 9 de junio de 2007, Benedicto XVI lo nombró prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, por lo que es también gran canciller del Pontificio Instituto Oriental.

 

Creado y publicado cardenal por Benedicto XVI en el Consistorio del 24  de noviembre de 2007, con el título de la diaconía de los Santos Blas y Carlos en los Catinari.

 

Es miembro:

 

– de las Congregaciones: para la Doctrina de la Fe; para la Evangelización de los Pueblos; para los Obispos; para la Educación Católica;

– del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica;

– de los Pontificios Consejos: para la Promoción de la Unidad de los Cristianos; para el Diálogo Interreligioso; para los Textos Legislativos;

– de la Pontificia Comisión para América Latina (de la que es consejero);

– de la Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano;

– del Consejo Especial para el Líbano de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos.

 

(Original italiano procedente del archivo informático de la Santa Sede; traducción de ECCLESIA).



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa