Firmas

Año Vocacional, por José-Román Flecha Andrés en Diario de León (30-9-2017)

 

Año Vocacional, por José-Román Flecha Andrés en Diario de León (30-9-2017)

En el decreto sobre la formación sacerdotal, ya el Concilio Vaticano II decía que “el deber de fomentar las vocaciones afecta a toda la comunidad cristiana, la cual ha de procurarlo ante todo con una vida plenamente cristiana” (OT, 2).
Seguramente, también en nuestros días el Señor sigue llamando a muchos cristianos al seguimiento de sus pasos. Pero esa llamada no siempre es escuchada. En los países de antigua tradición cristiana es evidente la alarmante disminución de creyentes que optan por el sacerdocio ministerial.
Sin duda son muchas las causas de la llamada escasez de vocaciones. Por una parte, padecemos en Europa el invierno demográfico, debido a la baja natalidad, al enorme número de abortos y al envejecimiento progresivo de la población.

Además, la pérdida o el olvido de las raíces cristianas de nuestro continente y otros factores bien conocidos han motivado el deterioro de la imagen del clero y, en general, de las personas consagradas.

No se pueden olvidar los motivos que afectan al sentido de la vida. La búsqueda de la libertad ha generado un deseo más o menos consciente de liberarse no sólo de la fe cristiana, vista como un peso, sino aún de los valores morales. Con razón ha escrito Karl Menninger que uno de los signos de este tiempo es la irresponsabilidad colectiva.
Pues bien, la comunidad cristiana no puede ni debe resignarse pasivamente a este descenso del número de personas que optan por el sacerdocio y por la vida consagrada.
Un dato digno de ser mencionado es la decisión del obispo de León, monseñor Julián López Martín, de proponer en su diócesis la celebración de un “Año pastoral diocesano vocacional”.

La iniciativa pretende fomentar la oración insistente por las vocaciones. Una tarea siempre necesaria, que en nuestro tiempo se ha convertido en un deber grave y urgente. Pero además de orar es preciso crear una nueva conciencia eclesial. Sin el ministerio presbiteral no sólo se pierde el acceso a los sacramentos, sino que se dificulta el anuncio de la palabra de Dios y la orientación cristiana de los fieles.

Citando el discurso que el Papa Francisco pronunciaba el 5 de enero de este año 2017, escribe el obispo de León que “entre todos hemos de lograr una nueva y verdadera cultura vocacional, que sea capaz de leer con coraje la realidad tal como es, con sus fatigas y resistencias”.

Seguramente, iniciativas como esta existen ya en otros muchos lugares del mundo. Sería bueno que se comunicaran las experiencias y los métodos seguidos para el fomento y seguimiento de las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

Y que la oración de toda la comunidad, implorando a Dios el don de esas vocaciones, vaya acompañada por la generación de esa renovada cultura vocacional. No solo saldrá beneficiada la Iglesia, sino también la familia y aun el cuerpo de la sociedad civil.

José-Román Flecha Andrés

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Año Vocacional, por José-Román Flecha Andrés en Diario de León (30-9-2017), 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor José Román Flecha Andrés

José Román Flecha Andrés, sacerdote, catedrático de Teología Moral, especializado en Bioética,

José Román Flecha Andrés

José Román Flecha Andrés, sacerdote, catedrático de Teología Moral, especializado en Bioética,

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.