Iglesia en España Última hora

Alfonso Carrasco ordena dos nuevos diáconos en Lugo: «Sois servidores de la caridad y el amor»

«Todos estamos enraizados en la historia de la salvación. Una historia nueva, una familia nueva y una Casa en la que Dios vuelve a ser el Padre. De esta manera, puede hacer que los hijos crezcan y sean santos». Con estas palabras ha comenzado su homilía el obispo de Lugo, Alfonso Carrasco Rouco, que ha ordenado dos nuevos diáconos para la diócesis en la mañana del 5 de diciembre en la catedral.  Rubén Ponce Díaz, del seminario diocesano Conciliar y Guillermo Antonio Carrillo Vargas, del seminario diocesano y misionero Redemptoris Mater.

«Vosotros dos, estáis llamados a cumplir esta misión diaconal, a seguir el método por el que el Señor construye en el mundo, de la comunión, de la casa y de la familia. De esta forma, cuidando de los hermanos haréis verdadera esa realidad que se anuncia», les ha dicho durante la homilía. «Diáconos quiere decir servidores, servimos y atendemos la vida que Dios da. Sin Él no hay unidad ni Comunión. Sois servidores por definición, servís en la caridad, en el amor. ¿Qué hay más bonito que dar la vida por los hermanos?».

Tras la celebración, los nuevos diáconos han querido agradecer el acompañamiento de familiares y amigos que han podido asistir, aunque por motivos de seguridad sanitarias se han cumplido estrictamente las restricciones de aforo establecidas.

¿Qué es el diaconado?

El diaconado es el tercer grado del sacramento del Orden, y en el proceso de formación sacerdotal constituye un paso decisivo hacia el presbiterado. Durante el rito de la Ordenación realizan la promesa de obediencia al Obispo y, otras relacionadas con lo específico de su ministerio, también la del celibato.

Es oficio propio del diácono administrar solemnemente el bautismo, reservar y distribuir la Eucaristía, asistir al matrimonio y bendecirlo en nombre de la Iglesia, llevar el viático a los moribundos, leer la Sagrada Escritura a los fieles, instruir y exhortar al pueblo, presidir el culto y oración de los fieles, administrar los sacramentales, presidir el rito de los funerales y sepultura.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME