Internacional

Alerta en Costa Rica y Nicaragua por Huracán Otto, cercanía de los obispos con los afectados

Alerta en Costa Rica y Nicaragua por Huracán Otto, cercanía de los obispos con los afectados

Durante su paso por Panamá, el huracán Otto dejó al menos la muerte de cuatro personas y estragos en algunos pueblos por la crecida de ríos, deslizamientos de tierra y caída de árboles. Costa Rica y Nicaragua se encuentran en alerta máxima a causa del huracán Otto.

Los Obispos de ambos países a través de sus conferencias episcopales han expresado su cercanía con las personas afectada, al mismo tiempo que han recomendado prestar mucha atención a las informaciones de las autoridades para «prevenir, mitigar y responder a los daños que pueda provocar» este huracán.
El domingo, Otto aún se clasificaba como depresión tropical. Sin embargo, al paso de los días tomó fuerza, por lo que autoridades de los tres países del sur advirtieron sobre la peligrosidad del mar por el fuerte oleaje. En zonas montañosas, el riesgo son los derrumbes de tierra.

Ante los estragos posibles por Otto, el Secretariado Ejecutivo de Pastoral Social-Cáritas Costa Rica emitió un comunicado en el cual emite algunas recomendaciones para la respuesta de la Iglesia Costarricense a la emergencia.

Orientar a la población, establecimiento de albergues, coordinación eclesial y planeación para una posible colecta nacional son las propuestas que presenta el documento del Secretariado de Costa Rica.
Reportes del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EUA informaron que Otto regresó a ser una tormenta tropical, pero pronostican que el jueves pueda convertirse de nuevo en huracán. Hasta ahora, se aproxima lentamente a los países centroamericanos con vientos máximos sostenidos de 110 k/hr y lluvias torrenciales.

Entregamos los comunicados difundidos por la Conferencia Episcopal de Nicaragua y la Conferencia Episcopal de Costa Rica.

COMUNICADO CONFERENCIA EPISCOPAL DE NICARAGUA

«Nuestra cercanía a las familias de las zonas afectadas por la tormenta Otto»

Los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, seguimos con atención el avance del Huracán Otto que se desplaza hacia la costa Caribe Sur de Nicaragua. Manifestamos nuestra cercanía y oración a las familias de las zonas afectadas. Les exhortamos a atender las orientaciones que indiquen las autoridades nacionales y regionales, de forma que garanticen su seguridad para prevenir los posibles daños colaterales de este fenómeno.

Invitamos a todo el pueblo nicaraguense a unirse en oración por las personas, familias y comunidades en el àrea de la trayectoria de este huracán, así como también por el personal de los organismos de servicio y socorro que están prestando ayuda a la población.

A las puertas del novenario de la Madre del Señor, invitamos a invocar su maternal protección. «Escuchad on tierna madre de tus hijos el clamor, te pedimos nos protejas con tu mano salvador».

Dado en la Ciudad de Guatemala, 23 de Noviembre de 2016. Asamblea Anual del SEDAC.

Cardenal Leopoldo José Brenes
Presidente
Conferencia Episcopal de Nicaragua

Monseñor Jorge Solòrzano Pérez
Secretario General
Conferencia Episcopal de Nicaragua

COMUNICADO DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE COSTA RICA

Los Obispos de Costa Rica, ante los serios daños causados por las intensas lluvias en los días anteriores, así como frente a la alerta roja declarada por el Gobierno de la República para varias zonas del país ante la inminencia del ingreso al país huracán Otto, solicita a todos los sacerdotes y fieles de la Iglesia lo siguiente:

1) Estar muy atentos a las informaciones provenientes del Gobierno de la República, en general, y la Comisión Nacional de Emergencias, en particular, así como a acatar sus disposiciones para prevenir, mitigar y responder a los daños que pueda provocar el huracán Otto.

2) Tener toda la disposición para colaborar con las autoridades públicas en las medidas de mitigación y de respuesta ante el fenómeno hidrometeorológico que nos afecta. Pongamos todo nuestro empeño en salvar vidas. Asimismo, tengamos disponibilidad para facilitar nuestras instalaciones eclesiales para el posible albergue de personas que deban ser evacuadas.

3) Dado que muchas familias en situación de vulnerabilidad socioeconómica han experimentado en los días pasados la pérdida de bienes, el deterioro de sus viviendas y el daño o la pérdida de sus cultivos, y que muchas otras posiblemente enfrenten en los próximos días situaciones parecidas, preparémonos para tenderles la mano en su recuperación de estas situaciones dolorosas. En su momento haremos un llamado a todo el Pueblo de Dios para concretar esta solidaridad.
Unidos en la oración y la confianza en el Dios que nutre nuestra solidaridad con las personas más vulnerables, en nombre de todos los Obispos de Costa Rica,

San José, 22 de noviembre del 2016.
Mons. Óscar Fernández Guillén
Obispo diocesano de Puntarenas
Presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica

Mons. Ángel San Casimiro FernándezObispo diocesano de Alajuela
Secretario de la Conferencia Episcopal de Costa Rica

Fuente: Conferencia Episcopales, Caritas América Latina y El Caribe

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.