Internacional

AIN: un campamento de verano en la parroquia siro-católica de San Efrén

syria-children-pray.jpg

Una sonrisa para los niños de Alepo- Preparado un campamento de verano en una parroquia siro-católica

L’Osservatore Romano, 10-7-2017

30 mil euros han sido asignados por la Fundación pontificia Ayuda a la Iglesia que sufre (AIN) para financiar un campamento de verano en la parroquia siro-católica de San Efrén, situado en el antiguo barrio siriaco de Alepo. Ya desde hace seis meses en la ciudad mártir siria han cesado los combates, y no obstante en algunas áreas periféricas haya todavía enfrentamientos y no obstante la difícil situación económica, mil doscientos entre jóvenes y niños cristianos podrán finalmente empezar a vivir momentos de serenidad.

El campamento de verano tendrá lugar en el llamado Valle de los cristianos (Wadi-al-Nasara), cerca de Homs y en la frontera con Líbano. «Con esta iniciativa nuestra — ha explicado Alessandro Monteduro, director de AIN-Italia — queremos restituir a los pequeños alepinos un poco de su infancia y ofrecerles momentos de despreocupación». Esta no es la única intervención de AIN a favor de los niños de Alepo. Desde hace años, de hecho, la fundación sostiene un proyecto que dona leche en polvo a los niños cristianos de la ciudad. «Para los chavales más jóvenes — ha añadido Monteduro — el campamento de verano representará una ocasión para poder vivir la fe y conocer otros jóvenes correligionarios, en una zona de mayoría cristiana, como Wadi-al-Nasara». Como informa el párroco de San Efrén, don George Sabounji, no pocas veces los jóvenes cristianos tienen dificultades para relacionarse con sus coetáneos de fe islámica. En el campamento de verano participarán también jóvenes y familias de otras confesiones cristianas. «Ninguna de estas familias — afirmó el párroco dando las gracias por la ayuda de AIN, que cubrirá los gastos de viaje, comida y alojamiento — habría podido afrontar los gastos del viaje y además lo necesitan mucho. Son muchos los alepinos que viven en condición de refugiados porque su casa ha sido destruida por la guerra, y muchos de ellos tienen todavía en los ojos el horror de la guerra. Unas breves vacaciones les donará nueva esperanza y les animará a ir adelante. Así no querrán dejar Alepo o incluso Siria».

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.