Acuerdo entre la Santa Sede y la República de China
Santa Sede

Acuerdo entre la Santa Sede y la República de China

Este lunes, ha tenido lugar en el Vaticano y en Taipei el intercambio de notas verbales, con las que la Secretaría de Estado y el Ministerio de Asuntos Exteriores comunican, respectivamente, que la Santa Sede y la República de China han llevado a cabo los procedimientos necesarios para la entrada en vigor del Acuerdo entre la Congregación para la Educación Católica de la Santa Sede y el Ministerio de Educación de la República Popular de China sobre la colaboración en el campo de la educación superior y en el reconocimiento de estudios, títulos, diplomas y grados.

El acuerdo, había sido firmado en Taipei el 2 de diciembre de 2011 por el cardenal Zenon Grocholewski, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, y por el ministro de Educación de la República de China (ROC), Wu Ching -ji. El pasado 20 de noviembre fue aprobado por unanimidad por la Asamblea Parlamentaria (Yuan Legislativo) de la República de China.

 

Se trata de un acuerdo “de carácter cultural y administrativo” firmado en el marco del ConvenioRegional de la UNESCO, sobre el reconocimiento de estudios, títulos y diplomas de educación superior en Asia y el Pacífico, firmado en Tokio el 26 de noviembre 2011 con la participación – entre otros estados – de la República Popular de China y de la Santa Sede. Los sectores regulados son dos: el propiamente académico y administrativo del reconocimiento mutuo de los estudios, títulos, diplomas y grados, y el de la cooperación en el campo de la educación superior, que incluye la presencia de la Iglesia Católica en el ámbito universitario de la zona de lengua china.

 

Con dicho acuerdo la R.O.C., concede a la Santa Sede sea el reconocimiento de títulos de estudio y grados eclesiásticos otorgados en todo el mundo, como el respeto de la normativa canónica sobre la estructura y la gestión de las universidades católicas y facultades eclesiásticas de teología en Taiwan, al igual que la posibilidad de proponer los valores cristianos en ámbito académico, también en las facultades diversas de las de teología. Estas dos últimas garantías están contenidas fundamentalmente en el art. 2, que establece el reconocimiento del carácter único del sistema educativo que es propio de las universidades y facultades eclesiásticas. Este reconocimiento implica el respeto de la legislación académica canónica, la salvaguardia del perfil católico de las instituciones académicas, la competencia exclusiva de la Santa Sede en el contenido, los programas y el nombramiento de los responsables y profesores, así como un compromiso individual escrito ( maestros y personal administrativo) de una conducta moral compatible con la doctrina y la moral católicas. El resto del acuerdo trata, en su mayor parte, de los aspectos técnico-burocráticos del reconocimiento de estudios, calificaciones, títulos y grados; y esto, citando, a menudo, literalmente, las relativos convenios regionales de la UNESCO.

 

El acuerdo también beneficiará a los eclesiásticos (sacerdotes, seminaristas y religiosos), que desde China continental vayan a estudiar a la Universidad Católica Fu Jen en Taipei.

 

Ciudad del Vaticano, 17 diciembre 2012 (VIS).-

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email