Coronavirus Iglesia en España Última hora

Acto de homenaje a los fallecidos por COVID-19 en el Hospital Infanta Elena de Valdemoro

Al cumplirse el pasado 1 de junio, tres meses del inicio de la epidemia por coronavirus en el Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, las autoridades médicas del mismo y el responsable de pastoral —el capellán Antonio Medina— han realizado un emotivo acto de homenaje, recuerdo y despedida a todos fallecidos, a los que fueron sus pacientes y muy especialmente a los familiares del personal del centro. La directora médico del hospital, Marta Sánchez Menan, fue quien coordinó y presentó el acto. Al introducirlo expresó: “En estos meses, nuestra sociedad, nuestro país, ha sufrido grandes cambios. Hemos tenido que adaptarnos a una enfermedad que exigía de todos: colaboración, entrega y altruismo… Al ser una crisis causada por una enfermedad al sector sanitario nos ha tocado muy de cerca”.
“Además, como todos sabéis Valdemoro ha sido uno de los epicentros, uno de los municipios donde se manifestó en inicio la enfermedad y donde antes tuvimos que tomar medidas extraordinarias y hacernos cargo de la situación. Cada miembro del hospital ha respondido con una profesionalidad y entrega increíbles; me siento muy orgullosa de todos y os lo agradezco” subrayó Sánchez.

Recuerdo a familiares fallecidos del personal

Especialmente cercana es la pérdida que han sufrido varios de los miembros del personal, entre ellos Marta Tejedor y Carlos Aranda, siendo sus padres, también víctimas de esta pandemia. Sánchez Menan invitó a ambos a compartir su testimonio con estas palabras: “Pero la muerte, inevitable, forma parte de nuestra vida y de nuestro trabajo. Esta enfermedad se ha llevado a pacientes, amigos, padres, abuelos… todos hemos perdido compañeros en este viaje de la vida. Ambos han accedido hoy a hablar en este homenaje en nombre de todos sus compañeros”.
La doctora Marta Tejedor, jefa de la sección de Hepatología del hospital, fue la encargada de dedicar unas palabras “a todas las víctimas del coronavirus: pacientes, compañeros, amigos y familiares. Honremos la memoria de los que ya no están haciendo lo que mejor sabemos hacer: que la medicina es amar para que otros puedan vivir. Logremos transformar nuestro dolor en un sentimiento más grande y hermoso, el amor de los unos por los otros, por nuestros pacientes y por nuestra profesión. Estoy orgullosa de tener unos compañeros como vosotros”, leyó la médico con sensible emoción en la voz y lágrimas en sus ojos.

Reflexión sobre la muerte en perspectiva de fe

“La muerte no lo arrebata todo —continuó diciendo Marta Tejedor—. No puede arrebatar el recuerdo, ni la entrega, ni la memoria de todos los que se ha llevado. Han sido nuestros pacientes, nuestros seres queridos, nuestros amigos… y ahora son el motivo por el que estamos todos aquí. No están ya con nosotros, pero nuestro pensamiento y nuestra oración sí está con ellos. A continuación, el capellán del hospital, José Antonio Medina hará una pequeña oración en memoria de los fallecidos.”

Responso del capellán del Hospital

José Antonio Medina, responsable de la Capellanía en dicho hospital, realizó una oración, en primer lugar, por los familiares de los fallecidos: “… Mira a tus hijos que lloran afligidos la muerte de sus seres queridos. Ayúdanos a encaminar nuestra vida hacia Cristo, tu Hijo y Señor nuestro, que muriendo destruyó nuestra muerte y resucitando restauró nuestra vida, de modo que, cuando concluyamos nuestra vida mortal, nos encontremos con nuestros hermanos, allí donde serán secadas las lágrimas de nuestros ojos…”.
Y pidiendo por los difuntos víctimas del Covid-19 en el hospital, expresó: “Dios nuestro, que has dado a nuestros hermanos la gracia de servirte en el dolor y la enfermedad concédeles que, así como imitaron la paciencia de tu Hijo, obtengan también el premio de su misma gloria.”
Tuvo palabras de especial agradecimiento para varios de los sacerdotes, también presentes en el acto, del Arciprestazgo de Valdemoro que estuvieron sirviendo a la Capellanía “con una entrega heroica, con alma grande y generosidad” en los momentos más cruciales de la pandemia.

Minuto de silencio y entrega floral

Para terminar el acto, Sánchez Menan pidió un minuto de silencio dedicado a los fallecidos y al final simbolizaron con unas flores blancas, que fueron depositadas bajo uno de los olivos de la explanada de ingreso, “nuestro personal adiós a todos los fallecidos por la pandemia. Ellas se marchitarán, pero no lo hará nuestro recuerdo”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email