Año de la Fe 2012 - 2013 Especiales Ecclesia

Acoger la novedad en la continuidad, esencia del legado del Concilio Vaticano II, según Benedicto XVI

(De la homilía del Papa Benedicto XVI, en la misa de apertura del Año de la Fe en el 50 aniversario del Concilio Vaticano II, Plaza de San Pedro de Roma, 11-10-2012)

La referencia a los documentos evita caer en los extremos de nostalgias anacrónicas o de huidas hacia adelante, y permite acoger la novedad en la continuidad. El Concilio no ha propuesto nada nuevo en materia de fe, ni ha querido sustituir lo que era antiguo. Más bien, se ha preocupado para que dicha fe siga viviéndose hoy, para que continúe siendo una fe viva en un mundo en transformación.

Si sintonizamos con el planteamiento auténtico que el beato Juan XXIII quiso dar al Vaticano II, podremos actualizarlo durante este Año de la fe, dentro del único camino de la Iglesia que desea continuamente profundizar en el depósito de la fe que Cristo le ha confiado.

Los Padres conciliares querían volver a presentar la fe de modo eficaz; y sí se abrieron con confianza al diálogo con el mundo moderno era porque estaban seguros de su fe, de la roca firme sobre la que se apoyaban. En cambio, en los años sucesivos, muchos aceptaron sin discernimiento la mentalidad dominante, poniendo en discusión las bases mismas del depositum fidei, que desgraciadamente ya no sentían como propias en su verdad.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email