Iglesia en España Nacional

ACNUR presenta en España el Pacto Mundial sobre Refugiados

ACNUR presenta en España el Pacto Mundial sobre Refugiados

Fotografía: De izda. a derecha: José Samaniego, Representante regional de ACNUR para Centroamérica, Cuba y México; Luis Tejada, Director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID); Rossella Pagliuchi-Lor, Directora de Relacioens Externas de ACNUR; y María Elena Agüero, Secretaria General del Club de Madrid.

La directora de Relaciones Externas de la Agencia de la ONU para los Refugiados, Rossella Pagliuchi-Lor, presentó en Madrid el borrador del Pacto Mundial sobre Refugiados, que busca respuestas más predecibles, integrales y equitativas ante las crisis de refugiados. ACNUR consensuará el documento con los Estados antes de presentarlo a la Asamblea General de Naciones Unidas este año.

“Con los ojos de la Comunidad Internacional puestos en este colectivo, estamos ante una oportunidad histórica que no hemos visto en décadas y que no podemos desaprovechar para fortalecer la respuesta a refugiados y a las comunidades que les acogen”, explicó Pagliuchi-Lor durante la conferencia“Hacia un Pacto Mundial sobre Refugiados: la experiencia en Centroamérica”.

La conferencia, moderada por la Secretaria General del Club de Madrid, María Elena Agüero, tuvo lugar en la Casa de América, y en ella tomaron parte también el Representante regional de ACNUR para Centroamérica, Cuba y México, José Samaniego, y el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Luis Tejada.

“Es esencial que el nexo entre la respuesta humanitaria y la de desarrollo se refuercen desde un primer momento en las emergencias de refugiados”, indicó Pagliuchi-Lor sobre el contenido del Pacto Mundial sobre Refugiados. Sus objetivos concretos, detalló, son aliviar la presión sobre los países que acogen a un alto número de refugiados, mejorar la autosuficiencia y la integración de las personas refugiadas, promover soluciones sostenibles para ellas en terceros países (como el reasentamiento) y generar las condiciones necesarias en los países de origen para que puedan regresar voluntariamente a sus hogares de manera segura y digna, cuando las condiciones lo permitan.

Cerca del 90% de los refugiados, apuntó Pagliuchi-Lor, “se encuentran en países vecinos a las zonas de conflicto, países que ya luchan por cubrir lasnecesidades básicas de su propia población”. “Encontrar soluciones duraderas es cada vez más difícil y el número de refugiados que vive en condiciones precarias, a veces durante décadas, se ha incrementado”, explicó la directora de Relaciones Externas de ACNUR, poniendo de manifiesto la importancia de incrementar las contribuciones públicas y privadas, dado que actualmente sólo se cubre cerca del 50% del presupuesto necesario para las operaciones activas.

La elaboración de un Pacto Mundial sobre Refugiados fue encomendada al ACNUR tras la firma de la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes por parte de los 193 países miembros de la ONU, en septiembre de 2016 en la Asamblea de Naciones Unidas. Esta Declaración prevé la adopción de dos Pactos Mundiales: uno para una migración segura, ordenada y regular, y otro sobre refugiados.

Una de las metas del Pacto es impulsar una verdadera responsabilidad compartida en cuanto a la protección internacional de los refugiados, en un contexto de cifras globales récord de desplazamiento forzado: más de 65,6 millones de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares huyendo de la guerra, la violencia y la persecución.

La experiencia de respuesta regional en Centroamérica

La Declaración de Nueva York propone a su vez la puesta en marcha de un Marco Integral de Respuesta a los Refugiados (CRRF, por sus siglas en inglés), que ACNUR ha puesto en marcha ya en una docena de países de todo el mundo, y de cuya experiencia se nutrirá el Pacto Mundial sobre Refugiados.

Por su parte, el Representante regional de ACNUR para Centroamérica, Cuba y México, José Samaniego, narró la experiencia de trabajo conjunta sobre este Marco desarrollada en la región de Centroamérica para abordar las complejidades del desplazamiento forzado. En octubre de 2017, seis países – Belice, Honduras, México, Guatemala, Panamá y Costa Rica- firmaron la Declaración de San Pedro Sula, una iniciativa pionera en el impulso a este mecanismo de respuesta y la contribución de la región al Pacto Mundial sobre Refugiados.

La población desplazada por la violencia de pandillas y maras, principalmente en Honduras, El Salvador y Guatemala, se ha incrementado en los últimos años. En 2017 hubo 125.000 nuevas solicitudes de asilo de personas desplazadas de estos países, alcanzando un acumulado de 300.000 en todo el mundo. En España, más de 2.120 personas de Honduras y El Salvador pidieron protección internacional en 2017, un aumento del 152% respecto al año anterior.

“Los jóvenes, las mujeres, niños y niñas son objeto de reclutamiento forzoso, violencia sexual y amenazas”, explicó Samaniego. “Pero no son los únicos, también hay otros grupos vulnerables como el colectivo LGTBI que son víctimas de crímenes de odio, defensores de Derechos Humanos, periodistas, trabajadores comunitarios y otras categorías profesionales”, añadió.

Samaniego agradeció el apoyo realizado por AECID a varios proyectos que tienen lugar en la región. “Nos gustaría que España pudiera reforzar su apoyo y visibilice esta situación, multiplicando los apoyos con la contribución de los otros Gobiernos de la UE”, solicitó Samaniego.

La solidaridad de la sociedad española

Finalmente, la Representante de ACNUR en España, Francesca Friz-Prguda, elogió la solidaridad de la sociedad española con los refugiados, no sólo a través de las contribuciones económicas a través del Comité español de ACNUR, sino también en materia de acogida e integración.

Un apoyo que, destacó, “ha venido también de administraciones regionales y locales, entidades académicas, grupos religiosos, ONG, asociaciones de voluntarios, empresarios, sindicatos y otros colectivos. Porque, precisamente, es en este enfoque multi-actor y en esta responsabilidad compartida donde se centra el Pacto Mundial que estamos construyendo entre todos”, añadió Friz-Prguda.

ACNUR lanzó a finales de enero el primer borrador del Pacto Mundial sobre Refugiados. El documento es la base para las consultas formales con los Estados miembros de la ONU que tendrán lugar en la sede de ACNUR en Ginebra hasta julio de 2018, antes de que sea presentado ante la Asamblea General de la ONU para su consideración.

Firma la petición #ConLosRefugiados para pedir solidaridad a los líderes mundiales

MADRID (España), 16 de febrero de 2017.-

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email