Internacional

Acción contra el Hambre apoya económicamente a los refugiados sirios en Jordania

Acción contra el Hambre apoya económicamente a los refugiados sirios en Jordania

 Acción contra el Hambre, en colaboración con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), está realizando transferencias monetarias a las familias más vulnerables mediante tarjetas electrónicas

 La Fundación la Caixa colabora con Acción contra el Hambre en la integración de la prevención, la detección y el tratamiento de la desnutrición en los niños menores de cinco años en las estructuras sanitarias regionales y locales

Con la llegada del invierno, este apoyo económico es especialmente importante debido a los costes adicionales que soportan las familias, tales como combustible para calefacción o ropa de abrigo. Acción contra el Hambre ha llevado a cabo este proyecto en el distrito de Irbid, que alberga la segunda mayor comunidad de refugiados sirios fuera de los campamentos que viven en Jordania.

 La cantidad cargada en estas tarjetas varía en función de dos criterios: el número de personas que componen la familia y el hecho de que hayan recibido asistencia en el pasado. La cantidad de la ayuda asciende a 73JOD (92 euros) por persona para los nuevos beneficiarios y 48JOD (60 euros) por persona para aquellos que ya la hayan disfrutado previamente.

 La importancia de una respuesta adecuada a las necesidades

Las evaluaciones llevadas a cabo por Acción contra el Hambre y otras organizaciones han medido la capacidad financiera de las familias sirias y jordanas más vulnerables. Las familias no son capaces de responder a sus necesidades básicas como lo demuestra Fátima, una refugiada siria de 24 años, procedente de Daraa: “Tengo casi 1.000 JOD (1.263 euros) de deuda, que me obliga a retrasar el resto de pagos que tengo pendientes. Cuando recibo la ayuda, uso parte para abonar mis deudas, pero nunca se acaba”. Con el apoyo financiero de Acción contra el Hambre, Fátima ha podido comprar ropa para sus hijos y pagar un alquiler, pero, al igual que ella, los refugiados tienen cada vez más difícil cubrir sus necesidades más básicas.

En estas condiciones, las familias tratan de ganar y ahorrar dinero por todos los medios, como explica Arnaud Phipps, director de Acción contra el Hambre en Jordania: “sus estrategias de supervivencia pasan por una reducción en el número de comidas, la acumulación de deudas, el trabajo infantil, matrimonios concertados precoces, finalización de tratamientos médicos, trabajos forzosos o el sufrimiento de órdenes de desahucio. Durante el invierno, la situación se vuelve aún más difícil para las familias más vulnerables”.

Acción contra el Hambre trabaja con las familias más vulnerables del campo de refugiados jordano de Azraq y con las comunidades de acogida, mediante actividades de agua, saneamiento e higiene, así como apoyo económico. Desde el pasado mes de diciembre, 2.240 refugiados sirios y 960 jordanos se han beneficiado de este apoyo último.

Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional e independiente que combate la desnutrición infantil a la vez que garantiza agua y medios de vida seguros a las poblaciones más vulnerables. Intervenimos en más de 45 países apoyando a más de nueve millones de personas. Nuestra visión es un mundo sin desnutrición; nuestro primer objetivo, devolver la dignidad a quienes hoy viven amenazados por el hambre.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email