Revista Ecclesia » A los pies del Nazareno, por Francisco Vaquerizo
pies nazareno

A los pies del Nazareno, por Francisco Vaquerizo

A  LOS PIES  DEL  NAZARENO, por Francisco Vaquerizo

Ésa mirada, Jesús,
que viene de tan arriba
y deja caer su gracia
de salvación y de vida
como una lluvia.

Esa boca,
tan seca y estremecida
de haber sorbido las culpas
de nuestra humana malicia…

Esas manos, mi Jesús,
más que atadas, recogidas,
tan delicadas, tan suaves,
tan tiernas, tan compasivas…

Esa corona, Señor,
esa corona de espinas,
porque eres rey de verdad
aunque parezca mentira…

Esos hombros poderosos
de apariencia tan exigua,
capaces de soportar
lo que se les eche encima.

Ese corazón, que late
al ritmo que el Amor dicta,
porque el amor es la esencia
de la cristiana doctrina…

Y esa sangre redentora,
que a todos nos reconcilia,
que a todos nos reconforta
y a todos nos purifica…

Contemplando al Nazareno
a sus plantas, de rodillas,
¡qué inmenso dolor se siente
y, a la vez, que inmensa dicha!



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa